sábado 25/9/21

El reparto de las bombillas del Gobierno se iniciará el 11 de febrero en Aragón

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció ayer que el Gobierno comenzará el próximo 11 de febrero el reparto "masivo" de bombillas de bajo consumo en Aragón, como experiencia piloto para después extender esta iniciativa al resto de España. Así lo indicó Sebastián durante su comparecencia ante la comisión mixta (Congreso-Senado) para el Estudio del Cambio Climático, a la que acudió con el objetivo de explicar las actuaciones de su departamento en esta materia.

Además, precisó que se distribuirán "masivamente" 20 millones de bombillas de bajo consumo en 2009 y otras tantas en 2010 que, al precio de 2,5 euros por unidad, supondrán un coste total de 100 millones de euros.

Sebastián reconoció que no entiende "la burla" que ha originado esta propuesta y defendió la iniciativa que, según sus cifras, tiene una rentabilidad de 220%. Explicó que cada bombilla ahorra 8 euros al año, lo que se traduce en un ahorro total de 160 millones de euros.

"En ocho años de vida útil por bombilla, la rentabilidad es del 2.500%", subrayó el ministro, que añadió que no se enviarán a los domicilios de los ciudadanos, sino que la entrega se hará a través de las oficinas de correos donde se podrá recoger una unidad al año.

Bombillas extranjeras

Sin embargo, a pesar de las recientes recomendaciones de consumir preferentemente productos nacionales, Sebastián confirmó que "las bombillas" son extranjeras porque "no hay ninguna sola bombilla española en el mercado, pues ninguna se fabrica aquí, así que habrá que traerlas de fuera". También se ofrecerán 6 millones de bombillas ecológicas bajo la fórmula de precio 2x1.

Asimismo, explicó en la comisión mixta para el estudio del cambio climático las actuaciones de su ministerio en relación con las 31 medidas de eficiencia y ahorro energético a tal fin presentadas el pasado verano.

Entre ellas destacó el objetivo de que en 2014 circule por las carreteras españolas "un parque rodante de al menos un millón de vehículos" híbridos o eléctricos, que sirvan también de almacén de energía, y que preferiblemente puedan ser fabricados en el país. Para ello, aseguró que ya se están estudiando los requerimientos de los fabricantes y las necesidades de la oferta y la demanda.

Este tipo de vehículos será, en palabras del ministro, una realidad en España si la idea "acaba cuajando también en el resto del mundo". "Tenemos que estar en la primera línea de salida de demanda y de producción", insistió.

Decision nuclear

En cuanto al compromiso del presidente Rodríguez Zapatero de cerrar las centrales nucleares españolas al final de su vida útil, Sebastián manifestó que antes de tomar la decisión sobre la renovación de la licencia de actividad de Santa María de Garoña (Burgos) -que vence el próximo mes de julio- "hay que esperar a ver el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y entonces, el Gobierno tendrá que tomar una decisión".

Igualmente, en alusión al Almacén Temporal Centralizado (ATC), pendiente de ubicación y construcción, el titular de Industria estimó que es la "solución óptima para gestionar los residuos radiactivos, incluso si la energía nuclear" continúa.

Mantener las ocho existentes

Sebastián subrayó que el compromiso del Ejecutivo es no autorizar nuevas centrales nucleares y mantener la vida útil de las ocho centrales existentes, aunque indicó que está "por definir cuál es el horizonte de vida útil", que dependerá también de los dictámenes del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Este organismo deberá "determinar" la situación y la viabilidad de inversión "en caso de que se decida prorrogar la vida útil cuando expire el periodo inicialmente previsto".

Finalmente, el ministro concluyó su intervención garantizando que mientras permanezca la energía nuclear seguirá cumpliendo con "todas las condiciones de seguridad" y aseguró que las plantas nucleares españolas están "al máximo nivel europeo e internacional".