sábado 4/12/21

Rajoy cree que ya sólo se puede esperar del Gobierno que se vaya pronto

El líder popular dice a los ciudadanos que no se dejen engañar con "las operaciones de imagen" y señala que el "nuevo-viejo Gobierno de Zapatero ha iniciado su andadura dando patadas al PP"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha dicho este sábado que lo único que se puede esperar del Gobierno es que "no haga más daño a los españoles, que no vuelva a las andadas en la lucha contra el terrorismo y que se vaya pronto" porque eso es lo que necesita España.

En su intervención ante la Convención del PP de Madrid, Rajoy ha señalado que "el nuevo-viejo Gobierno de Zapatero ha iniciado su andadura como los malos defensas, dando patadas y arremetiendo contra el PP", por lo que ha pedido a los suyos que diferencien "las voces de los ecos".

Tras precisar que ellos, los populares, no están en lo que está el Gobierno, Rajoy ha dicho a los ciudadanos que no se dejen engañar con "las operaciones de imagen" que, a su juicio, "ya no valen", "con la venta de humo, con las polémicas artificiales, con los 'fulanismos' o con los ajustes de cuentas o con la cuenta atrás", que ha asegurado, "ya suena para algunos".

"No hagáis casos a esos que intentan esconder su incompetencia con soflamas sobre la inexistencia de una alternativa a su inanidad y a su ineficacia, ni a ellos, ni a los que les jalean", ha pedido el líder popular.

En política no se puede estar en "lo accesorio o en el chisme" porque "la política es algo más noble" y consiste en atender las necesidades de los ciudadanos y dar una respuesta con visión de futuro, y eso "es lo que debe preocupar al PP, y no otra cosa, "lo diga quien lo diga".

Tras asegurar que el PP está en "crear empleo, en las pensiones o en el bienestar social", Rajoy, que ha calificado de "pésima" la gestión del Ejecutivo, ha asegurado que su partido va "muy bien" porque cada vez son más los españoles que confían en el PP.

Y es que, según Rajoy, los populares no empiezan de cero, no tienen que improvisar sus convicciones, ni su trayectoria, porque parten de unos principios que "no cambian con las modas". "No somos unos desconocidos, somos previsibles y por lo tanto viables", ha puntualizado.

En el transcurso de su intervención, el líder popular ha centrado sus críticas en el Gobierno y ha hablado de la "mentira de aquellos que jamás cumplieron lo que prometieron y han puesto a muchos ayuntamientos en una situación de extrema dificultad".

En tono irónico se ha referido al "valor de la palabra dada" por el presidente del Gobierno, y ha comentado los PGE para 2011, que suponen que "la riqueza nacional será menor en 2011 que en 2007" y "la renta per cápita menor en 2011 que en 2007". A ello se une, según Rajoy, el paro, que "se ha duplicado" en ese periodo, y la distancia con Europa.

Ese es "el balance" y el "valor de la palabra dada" por Rodríguez Zapatero, mientras que "lo demás son puras maniobras de distracción", ha dicho Rajoy.

En este sentido, el presidente popular ha acusado al Gobierno de realizar "el mayor recorte social de la democracia", a lo que se une la subida de los impuestos.

Rajoy, que considera que España "necesita menos regulación y más libertad, menos leyes, menos reglamentos" y los "pocos que haya que se cumplan", ha anunciado que en los próximos tiempos va a hablar mucho de valores porque "los valores son los cimientos en los que se fundamenta la sociedad".

En el cierre de la Convención popular, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también ha dedicado sus críticas al nuevo Gobierno de Zapatero y ha dicho que la remodelación del Gobierno sólo pretende "reforzar el aparato de propaganda" del PSOE y poner "al mando" a Rubalcaba, entre cuyos "inmensos fracasos" ha destacado que fue quien "trajo la ruina" a la educación española.

Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha pedido a su partido que sea una "derecha centrada y moderada", frente al radicalismo en que a su juicio cae el PSOE, y que lo demuestre en las próximas citas electorales.

Rajoy cree que ya sólo se puede esperar del Gobierno que se vaya pronto