sábado 27/11/21

El PNV, durante más de tres décadas acomodado en la poltrona de Ajuria Enea, se resiste a perder sus tentáculos de poder mediático en la sociedad vasca. Tras ver que la primera decisión de Alberto Surio como director general de EiTB era despedir a Xavier Lapitz, conductor en Radio Euskadi durante los últimos siete años del influyente programa matinal El Boulevard, los nacionalistas vascos han decidido no quedarse de brazos cruzados. Lo primero que han hecho ha sido fichar a Lapitz como conductor estrella en Onda Vasca, una de sus emisoras más afines. Lo segundo, según ha podido averiguar ESTRELLA DIGITAL, es diseñar una estrategia mediática que pasa por hacerse con el control de la jesuita Radio Loyola (Herri Irratia) para, junto a Onda Vasca, construir un conglomerado capaz de contrarrestar en las ondas a Radio Euskadi, la emisora pública gestionada ahora por los socialistas de Patxi López. Incluso algunos ven en el nombramiento de Íñigo Camino -próximo a Andoni Ortuzar, presidente del Bizkai Buru Batzar (BBB)- al frente de ‘Deia’ otra de las puntas de lanza de la nueva estrategia 'jeltzale'.

La emisora que ahora pretende controlar el PNV, Herri Irratia, nació en 1961 y es heredera de Radio Popular de San Sebastián y Radio Popular de Loyola, ambas asociadas a la COPE, cadena de radio que englobaba en España a todas las emisoras pertenecientes a diferentes organismos de la Conferencia Episcopal Española. Hasta 1993 la COPE, a través de su sociedad Radio Popular S.A., fue la poseedora legal de sus licencias de emisión. En la transición la actual Herri Irratia desempeñó un papel destacado y en virtud de su privilegiada relación con los estamentos de la Iglesia Católica, fue de las emisoras pioneras en la utilización del euskera en las ondas. De solera vasquista y gran penetración social, a pesar de su limitada audiencia, Radio Loyola, de capital hoy privado, se encontraría actualmente en venta.

Conocidos sacerdotes como el jesuita José Ramón Scheifler, columnista de 'Deia', o seculares como José Antonio Pagola, vicario del que fuera obispo San Sebastián José María Setién, colaboran habitualmente en Herri Irratia, pieza clave en la operación mediática que perfila en la actualidad el PNV.

El PNV quiere hacer de una antigua emisora de la Conferencia Episcopal su ariete mediático