viernes 21/1/22

El PNV ha afirmado que la Corporación Mondragón tiene la responsabilidad de dar respuesta a los trabajadores y socios de Fagor Electrodomésticos porque el Gobierno vasco "no puede sustituir" a la cooperativa y sólo puede "acompañarle". Por su parte, EH Bildu cree se puede hacer "mucho más", el PSE-EE ha pedido al Gobierno vasco alternativas y PP cree que ha fallado la política industrial del Ejecutivo autonómico.

En la tertulia El Parlamento de las ondas de 'Radio Euskadi', el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha recordado que el Consejo General de Mondragón ha dicho que el proyecto de Fagor Electrodomésticos "no está respondiendo a las necesidades del mercado y que los recursos que está demandando no van a servir para garantizar el futuro empresarial".

A su juicio, la manifestación que se ha celebrado contra el posible cierre de Fagor supone "la exteriorización de una rabia contenida, una desazón y una inseguridad que, de la noche a la mañana, se ha hecho presente".

En este sentido, ha destacado que la Corporación ha destinado a Fagor Electrodomésticos "en concepto de apoyo solidario, un total de 300 millones, y sigue diciendo que no afecta al resto de la realidad cooperativa y que aplicará los mecanismos de solidaridad para reducir el impacto en el empleo, está dando el marco de juego". "Entonces, a partir de ahí, las instituciones no deben ser meras observadoras", ha añadido.

Tras señalar que los presupuestos vascos tienen como objetivo la reactivación económica y creación de empleo, ha apuntado que ante el problema en Fagor, "el Gobierno tiene que estar atento, coadyuvando para que se pierda el menor número de empleo y lo que sea a futuro, de la mano de la Corporación Mondragón, sea solvente y sólido, como lo ha sido a lo largo de casi 60 años". "Las instituciones deben acompañar en la salida de esta situación a la Corporación Mondragón", ha añadido, para precisar que, en todo caso, no puede "sustituir a la empresa", sino tan solo ayudar.

"La Corporación Mondragón tiene que responder básica y principalmente a su responsabilidad, sin que nadie pueda sustituirle, ante la cuestión grave que afecta a trabajadores y socios cooperativista", ha indicado.

Modelo cooperativo

Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Oskar Matute ha afirmado que "no hay que aprovechar el viaje para intentar poner en 'solfa' o en cuestión el modelo cooperativo". Asimismo, ha afirmado que el tema de Fagor "es, en lo simbólico, fundamental, y no sólo en lo simbólico" porque significa la pérdida de 4.000 puestos de trabajo.

"Creemos que ahí se tenía que haber hecho mucho más y esperamos que se pueda hacer mucho más porque, aunque el plazo es corto antes de entrar definitivamente en el concurso y en el cierre de las plantas, creemos que se tiene que intentar hacer todo lo posible", ha apuntado.

En su opinión, "no se puede dar por cerrada esta situación" y ha lamentado que algunos aseguren "que no se puede inyectar dinero público cuando uno ve los millones que se han inyectado a la banca".

Matute ha manifestado que no le parece "de recibo que el tema en el debate cooperativo se cierre con que, como ya se ha sido solidario hasta un punto, ya no se puede hacer más" y ha emplazado a reflexionar sobre ello.

Además, ha considerado que hay que poner encima de la mesa "dos niveles de actuación que tendrían que darse y que no se están dando". "Uno es el de Kutxabank, que ha destinado cerca de mil millones de euros a activos o dinero para el banco malo y ahí ha habido una apuesta clara, y no sé por qué no puede haberla por parte de Kutxabank y de la Caja Laboral para buscar, en este sentido, una nueva realidad", ha indicado.

También ha reclamado al Gobierno vasco "una actitud más proactiva" porque "se puede y se debe hacer algo más", y ha señalado que también el Gobierno central y la Diputación de Gipuzkoa deben actuar.

"Se habla de reactivación económica, de creación de empleo, y vemos aquí que lo que es un símbolo por la dimensión que durante mucho tiempo tuvo en la economía global de este país, se viene abajo, pero es la punta de lanza de un gran problema, y ese gran problema es si Euskal Herria va a tener un tejido industrial, sólido, potente y digno para sus trabajadores o se va a encontrar con una ruina industrial", ha destacado.

"Mucha publicidad"

El secretario general del grupo del PSE-EE en el Parlamento vasco, Txarli Prieto, ha subrayado que, sobre Fagor y el mundo cooperativo, "lo que hay es mucha publicidad, muy poca información y ninguna concreción". "Es conveniente dejarlo lo más claro posible cuando se solicita que se intervenga desde lo público", ha apuntado.

En esta línea, ha dicho que se ve a la Corporación Mondragón, "en cierto modo, ausente de la responsabilidad económica y social que tiene en relación al conjunto del Grupo" y ha denunciado que "hubo un mundo de economía social que en su día se pensó que era idílico y que, sin embargo, ha reflejado un enorme abismo entre los directivos, entre quienes toman las decisiones, y el conjunto de ese mundo cooperativo desde el punto de vista más social".

A su entender, "esto es importante clarificarlo por el bien del cooperativismo" porque "es una herramienta de economía social muy importante y necesaria".

Prieto ha considerado que se debe aclarar "si la Corporación quiere asumir la responsabilidad de Fagor o simplemente quiere dejar tirada a esta división productiva".

Asimismo, ha indicado que "hay un enfrentamiento excesivo entre el Gobierno y la propia Corporación". En este contexto, cree que el Ejecutivo de Urkullu debe plantear "alguna alternativa o solución".
"Se habla de un plan de viabilidad fantasma y que parece que todo consistía en pagar a los acreedores con dinero público, en vez de hacer una propuesta alternativa de salida de la crisis que pudiera tener una dimensión industrial", ha apuntado.

En este sentido, ha afirmado que el PSE-EE está "dispuesto a echar el resto y a ayudar a las empresas que tengan viabilidad y estén en una situación de crisis", pero ha recordado que "la clarificación es imprescindible". "Hay mucha gente que tiene que dar la cara, que dar respuestas y no lo está haciendo", ha añadido.

Clarificaciones

Por último, el parlamentario del PP Carmelo Barrio ha afirmado que Fagor Electrodomésticos ha apuntado que "faltan muchos 'por qués' y muchas claves" y, por ello, su partido ha pedido la comparecencia del presidente de la Corporación Mondragón, del director general de Fagor Electrodomésticos y de la consejera de Desarrollo y Competitividad en comisión en el Parlamento vasco.

Barrio ha recordado que Mondragón y Fagor "han recibido muchas y abundantes ayudas públicas" y se desconoce cuál era su plan de viabilidad.

"La pata institucional también tiene que explicar muchas cosas porque esto se venía venir y parece que es ahora cuando las instituciones despiertan. Hace tiempo que el Gobierno vasco tenía que haber reaccionado y no digamos nada de la Diputación Foral de Gipuzkoa", ha resaltado, para considerar que "han fallado" y tienen "algo que aclarar".

Para concluir, ha señalado que el cooperativismo es "una expresión potente en la economía social" que hay que tratar de "afianzar", pero también "hay que conocer de verdad cuáles son las claves y las soluciones que el propio Grupo y las instituciones van a aplicar".

A su juicio, "algo ha fallado en la política industrial del Gobierno vasco" porque no se trata sólo de Fagor, sino que "son muchos los ejemplos" de empresas "que se hunden, fracasan o se van" como Tubacex. "Y ahí tiene que hacer una reflexión el Gobierno de Urkullu", ha indicado.

El PNV cree que Mondragón tiene que dar respuesta a los trabajadores de Fagor