martes 17/5/22
LEY DE TRANSPARENCIA

Los patrimonios que el Gobierno esconde (I)

Rajoy saca pecho con el nuevo portal de transparencia, pero permite que 257 altos cargos no declaren sus patrimonios. La nueva ley excluye a los miembros elegidos antes de 2013 de publicar sus bienes, entre los que hay viviendas millonarias en las zonas más exclusivas de Madrid

Federico Trillo (i) e Ignacio Cosidó. | GTRES
Federico Trillo (i) e Ignacio Cosidó. | GTRES

Sacar pecho y esconder patrimonio. Más de 250 altos cargos del Gobierno no tiene obligación de declarar sus bienes, entre los que destacan chalet en una de las zonas más exclusivas de Madrid que ascienden al millón de euros o pisos de más de 400 metros cuadrados en el barrio de Salamanca.

Este es el caso de Federico Trillo-Figueroa y Martínez Conde, uno de esos nombres compuestos ligados al PP, o del presidente de Mercasa, Eduardo Ameijide y Montenegro. La exigua Ley de Transparencia va con truco y sólo exige cuentas a los altos cargos nombrados a partir del 1 de julio de 2013. Todos los que entraron a formar Gobierno tras el triunfo de Mariano Rajoy en las elecciones de 2011 no cuentan. Así lo denuncia el PSOE y así lo ha decidido la Oficina de Conflicto de Intereses bajo el argumento de que la norma no existía cuando fueron nombrados. Este es el patrimonio público de algunos de ellos.

Federico Trillo lleva 25 años en política, tiempo suficiente como para permitirse una casa valorada en más de dos millones de euros. Pese a los 2.000 kilómetros que actualmente le separan de su ciudad natal tras ser nombrado embajador de España en Reino Unido, Federico Trillo prefirió acortar distancias con sus viviendas. Sólo las separan 140 metros. El expresidente del Congreso de los Diputados disfruta de dos pisos en una de las calles más conocidas del barrio Salamanca de Madrid, donde el metro cuadrado se cotiza por encima de los 6.000 euros. Compró la primera vivienda en 1994, aún en pesetas, cuando era Vicepresidente Segundo de las Cortes. Tiene 230 metros cuadrados, 4 dormitorios, otro de servicio, dos baños y un aseo. Dejó de pagar hipoteca en 2006 y cuatro años después, en 2010 y en plena era Zapatero, adquirió el gran piso, el de la acera de enfrente, con más de 400 metros cuadrados.

La nueva casa de Federico Trillo tiene 10 dormitorios, 4 baños, un aseo, lavadero, cocina, despensa, dos plazas de garaje y dos trasteros. Una amplia vivienda para la familia numerosa que forma con cinco hijos. El embajador tiene una hipoteca de 900.000 euros a 25 años, una cantidad que le supondría anualmente más de la mitad de su sueldo anual que asciende a 68.981 euros, según el Portal de Transparencia.

Portal del edificio del nuevo piso de Federico Trillo. | Google Maps

La vivienda del presidente de la empresa pública Mercasa, Eduardo Ameijide y Montenegro tampoco peca de humilde. Ameijide fue Gobernador Civil de Ciudad Real y Navarra con UCD, y de Huesca y Guipúzcoa con José María Aznar, que acabó nombrándolo delegado del Gobierno en Aragón. El presidente de Mercasa compró un chalet en la exclusiva urbanización Monteclaro de Pozuelo de Alarcón. Para acceder a la tranquila colonia con estética de familia acomodada norteamericana hay que conseguir pasar antes un control de seguridad privada. La tranquila urbanización está rodeada de zonas verdes y cuenta con club social, cafetería, piscinas, parque infantil y pistas de tenis.

La finca de Ameijide y Montenegro tiene 1.945 metros cuadrados de terreno con una vivienda de 344 metros. Valorada en 1,1 millones de euros, la casa cuenta con 10 dormitorios, 3 baños, un aseo, plaza de garaje para dos coches, terrazas y un porche de 16 metros. Unos ornamentados bancos de madera dan la bienvenida a la vivienda donde se acumulan los tres coches familiares. Ameijide, que adquirió la casa en 2009, vive allí con su esposa Sonsoles Abellá, aunque sólo figura él como único propietario.

Chalet de Eduardo Ameijide y Montenegro en la Urbanización Monteclaro (Pozuelo). | EstrellaDigital.es

El presidente de Mercasa ya había comprado otra vivienda tan sólo cuatro años antes en el madrileño distrito de Moncloa, muy cerca de Puerta de Hierro. El piso de 100 metros cuadrados actualmente está valorado en torno a los 400.000 euros.

La casa de la secretaria general del CNI, Beatriz Méndez de Vigo Montojo, está a tan sólo cuatro minutos en coche de la del presidente de Mercasa. Pegada a la privilegiada zona de Puerta de Hierro, una de las más caras de la capital, donde los chalets alcanzan los cinco millones de euros, Méndez de Vigo tiene una vivienda de 152 metros cuadrados. Puerta de Hierro es, junto a La Moraleja o La Finca, uno de los búnker de la élite de Madrid. Allí tiene su lujosa mansión Isabel Preysler, vecina del constructor Juan Villar Mir o los futbolistas Jorge Valdano y Fernando Hierro, y allí vivían los padres del Rey Juan Carlos, Juan de Borbón y doña María de las Mercedes.

Vivienda de Beatriz Méndez de Vigo. | Google Maps

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa Díaz del Río, es más humilde pese a su sueldo anual de 117.365 euros y sólo tiene un trastero. Fernández de Mesa tiene fijada su residencia en un piso de Ferrol, aunque éste no está registrado a su nombre. Sin embargo sí lo está un trastero que precisamente se sitúa en el sótano de la vivienda. Su homólogo en la Policía, Ignacio Cosidó, aunque nacido en Salamanca, compró en 2004 una casa de 209 metros cuadrados en una céntrica calle de Palencia junto al río Carrión. El director de la Policía, que actualmente cobra 114.114 euros anuales, pidió una hipoteca de 300.000 euros a pagar en 30 años.

La lista de altos cargos sin obligación de publicar sus bienes es larga, aunque muchos de ellos los hayan obtenido gracias a un sueldo público.

Imagen de los bajos donde tiene un trastero el director de la Guardia Civil. | Google Maps

Vivienda de Ignacio Cosidó en Palencia. | Google Maps

 

Los patrimonios que el Gobierno esconde (I)
Comentarios