sábado 23/10/21

Ono negocia aplazar el vencimiento de su deuda de 3.600 millones hasta el 2013

El operador de cable Ono se reunirá el próximo día 19 con las entidades acreedoras para aplazar el vencimiento del préstamo sindicado de la firma de 3.600 millones de euros hasta junio del 2013, según informó este miércoles la compañía. En el marco de este acuerdo de financiación, los accionistas del grupo se han comprometido a aportar 200 millones, de los cuales 125 millones serán desembolsados de forma inmediata mientras que los 75 millones restantes quedarán pendientes de "determinadas pruebas de liquidez".

La firma señaló que este plan facilita la refinanciación de su deuda a lo largo del tiempo al ajustar los vencimientos a corto plazo con el esquema de generación de flujo de caja del negocio, al tiempo que proporciona una inyección de liquidez a Ono que garantiza la "continuidad" de sus operaciones de forma óptima en el actual entorno macroeconómico.

De esta forma, el plan de refinanciación que lanza el grupo supone la refinanciación parcial del crédito preferente y del préstamo sindicado de 3.600 millones suscrito por Cableuropa (matriz de Ono) y el compromiso de nuevas aportaciones por importe de 200 millones por parte de los actuales accionistas del grupo.

Ono también pedirá a los bancos aprobación para la emisión de nueva deuda en forma de bonos o préstamos, una vez que se consigan modificar los términos del préstamo y la inyección de capital.

La operadora ha puesto en marcha el proceso de refinanciación con el apoyo de varias entidades del sindicato bancario, cuyos compromisos suponen el 44% del préstamo sindicado. Goldman Sachs actuará como asesor financiero en el plan de refinanciación.

Ono cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio de 41 millones, un 144,7% más que hace un año, pero con unos ingresos de 1.140 millones, un 5% menos que en los nueve primeros meses del 2008. Al cierre del tercer trimestre, la deuda neta del grupo ascendía a 3.910 millones.

Ono solicitó en el 2005 préstamos por importe de 3.500 millones para financiar la compra de su rival Auna Telecomunicaciones, con vencimientos anuales.

La compañía espera tener cerrado el nuevo plan de financiación a finales de febrero.

Ono negocia aplazar el vencimiento de su deuda de 3.600 millones hasta el 2013