viernes 22/10/21

Las mujeres obesas con diabetes sufren más afecciones respiratorias

Se debe a una menor capacidad de expiración, según un estudio del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona

Las mujeres con obesidad mórbida que sufren diabetes tienen más posibilidades de sufrir alteraciones respiratorias respecto a las que no padecen excesos de glucosa en sangre, según revela un estudio de la Unidad de Investigación en Diabetes y Metabolismo del Institut de Recerca del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, elaborado conjuntamente con el Servicio de Neumología.

   El hallazgo, publicado en 'Diabetología' --revista oficial de la Sociedad Europea para el Estudio de la Diabetes--, permite conocer mejor los efectos de la diabetes sobre el organismo, y en concreto en los pulmones, que hasta ahora no se habían tenido en cuenta entre los órganos afectados por la citada enfermedad crónica.

   El estudio ha analizado a un grupo de mujeres con obesidad mórbida y diabetes tipo II sin problemas respiratorios previos, y señala que las mujeres diabéticas tenían más dificultades para expirar el aire y presentaban, más a menudo, obstrucción respiratoria.

   Por lo tanto, todo ello apunta a que el aumento de los niveles de glucosa en sangre podrían ser la causa de que pacientes obesos --el 25% de la población adulta española-- desarrollen problemas respiratorios.

   Además, también ha analizado mujeres obesas sin diabetes como grupo de control con características de edad y peso parecidas, teniendo en cuenta la condición física --edad, índice de masa corporal y presión--, el metabolismo de la glucosa y seis parámetros distintos de medida de la función respiratoria como, por ejemplo, la capacidad expiratoria o el volumen residual de aire en los pulmones.

   Los resultados han mostrado que, en pacientes diabéticos, la capacidad de expirar se reduce de forma significativa y que presentan dificultades severas en la respiración, sobre todo las obstrucciones al paso del aire.

   "Se ha visto la relación inversa entre varios parámetros metabólicos, como los niveles de glucosa en sangre, la cantidad de hemoglobina glicosilada o el nivel de resistencia a la insulina, y la capacidad de expulsar aire, hecho que apunta a un vínculo a nivel molecular entre diabetes y función respiratoria", según señala el responsable del estudio y de la Unidad de Investigación en Diabetes y Metabolismo, Rafael Simó