martes 15/6/21
Según el auto de la Audiencia Nacional

Los Mossos trataron como un bulo la alerta por una furgoneta en la que sí iba un terrorista

El vehículo existió y en él viajaba, como mínimo, uno de los jóvenes que murió tiroteado en Cambrils

desmentido mossos

Tras los ataques del jueves en Barcelona y Cambrils, la información volaba a toda velocidad por las redes sociales. Twitter, Facebook y, sobre todo, Whatsapp hervían con informaciones e imágenes sobre los atentados, nuevos posibles incidentes y distintas alertas, especialmente en Cataluña, donde la sensibilidad de la población ante los terroristas huidos y la escasa información de qué estaba ocurriendo alertó a muchos ciudadanos.

Una de las informaciones que se difundió a través de redes se refería a la búsqueda de unas furgonetas, en concreto se hablaba de dos furgonetas. El mensaje, que recibió esta redacción de una fuente policial contrastada decía:

  1. “Autovía de Castelldefels cortada....acaba de darse a la fuga una Iveco blanca y a atropella a dos personas en hospitalet. Placas robadas en Castelldefels 1306BCC Peugeot Box Blanca. 
  2. Alerta con una furgoneta blanca Renault Kangoo, 0861JYG. Va con 2 individuos con posibles cinturones explosivos”

Momentos después de que esa comunicación se difundiera por las redes sociales, fueron los Mossos los que la desmintieron a través de su Twitter e insistieron en que no se divulgaran informaciones que no tuvieran una fuente oficial.

Sin embargo, la información difundida tenía mucho fundamento. Tanto que, efectivamente, en una furgoneta Kangoo blanca con matrícula 0861JYG viajaba, al menos, uno de los integrantes de la célula terrorista que atacó en Barcelona y Cambrils: Mohamed Hichamy. Así aparece en el auto del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, que considera un incidente con esta furgoneta como uno de los “antecedentes de hecho” del propio auto.

La furgoneta fue alquilada a las 12:58 en las oficinas de la empresa Ruzafa de Parets del Vallés (Barcelona) por Mohamed Hichamy y apenas tres horas y media después, a las 15:25, tuvo una colisión con otro vehículo en la autopista AP-7, en el kilómetro 265, a la altura de Cambrils. Un testigo, conductor del vehículo contra el que chocó el terrorista, le ha identificado y asegura que Hichamy huyó en cuanto dijo que iba a llamar a la policía. Saltó la valla de la autopista y se fue por un camino. Nunca volvió por el lugar del accidente. El testigo asegura, además, que Hichamy iba solo en ese momento, aunque el auto del juez reconoce que en el coche se encontró la tarjeta de crédito de Said Aallá.

Auto de la Audiencia Nacional tras interrogar a cuatro sospechosos sobre los atentados de Barcelona y Cambrils.

Mohamed Hichamy y Said Aallá, los dos citados en el auto -uno como conductor y otro como dueño de la tarjeta de crédito- fueron dos de los terroristas abatidos por un agente de los Mossos d’Esquadra en Cambrils. En total, eran cinco los jóvenes que viajaban en el Audi A3 que volcó en el paseo marítimo y del que salieron armados con cuchillos y un hacha, con la intención de agredir a las personas que se encontraban en las inmediaciones. De hecho, una mujer falleció degollada por uno de los terroristas y su marido y su hermana están aún graves e ingresados en un hospital en Zaragoza. 

En el auto, en el que se dicta prisión provisional para dos de los detenidos, no se relaciona directamente el incidente de la AP-7 con los ataques, aunque se apunta como uno de los antecedentes de hecho, con lo que se puede deducir la suficiente gravedad como para que fuera tratado como un bulo por la policía catalana. 

Los Mossos trataron como un bulo la alerta por una furgoneta en la que sí iba un...
Comentarios