martes 27/7/21

Médicos ven un "acto de justicia" que la covid sea una enfermedad profesional

El Defensor del Pueblo ha celebrado este martes el reconocimiento de la Covid-19 como enfermedad profesional para trabajadores sanitarios y sociosanitarios, una demanda que existía desde el comienzo de la pandemia y que los médicos han calificado de "acto de justicia" con los fallecidos

medicos

Tras el visto bueno del Consejo de Ministros, la SARS-CoV-2 dejará de ser considerada una contingencia profesional derivada de accidente de trabajo para pasar a ser enfermedad profesional para el colectivo sanitario, sociosanitario, así como celadores y profesionales que desempeñan su trabajo en el ámbito de la Sanidad.

El hecho de que se declare como enfermedad profesional implica una mayor protección, ya que da derecho a que la empresa complete las retribuciones que se reducen en los periodos de la baja, para que los trabajadores puedan seguir cobrando el 100 % de su salario.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) ha destacado la importancia de esta medida, dado el gran número de sanitarios contagiados en España, 118.000 hasta la fecha, con 107 fallecidos.

Creen que se trata de un "acto de justicia" con los profesionales fallecidos y los contagiados en esta pandemia y han recordado que se responde a una demanda que ya en el pasado mes de mayo trasladaron tanto al Ministerio de Trabajo y Economía Social como al de Sanidad.

Tras esta medida, sin embargo, la corporación que representa a todos los médicos considera que es necesario continuar aumentado la protección a los facultativos a través de la declaración de profesión de riesgo para la profesión médica.

"El nivel de riesgo de contagio por COVID-19 existe para todos los trabajadores sanitarios en su función asistencial, en sus distintos grados, desde un nivel bajo (laboratorios) hasta el nivel crítico (UCI), pero al lado de la certeza sobre la existencia de los grados de riesgo se encuentra la de la existencia misma del riesgo y su conexión con el desempeño laboral", señala.

Por todo ello, el Cgcom ha pedido a la Secretaria de Estado de la Seguridad Social y Pensiones que se reconozca a la profesión médica como profesión de riesgo.

El Sindicato de Enfermería Satse ha subrayado que esta medida supone un avance justo y merecido que ofrecerá mayores garantías y tranquilidad a unos profesionales que se están enfrentando todos los días a la pandemia con el consiguiente grave riesgo para su salud y seguridad.

Ha recordado que del total de sanitarios contagiados, en torno al 60 por ciento son enfermeras y enfermeros dado su mayor contacto y cercanía con los pacientes. "El conjunto del personal sanitario está pagando un precio muy alto por estar en primera línea luchando contra la pandemia y es de justicia que el Gobierno vele por su seguridad durante su ejercicio profesional".

Por su parte, el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha celebrado esta decisión y ha recordado que el personal que desempeña su actividad en centros sanitarios y sociosanitarios constituye "la punta de lanza" sanitaria frente a la pandemia y es, por tanto el colectivo de personas objetivamente más expuestas al riesgo de contraer la enfermedad y el que tiene, de hecho, un mayor porcentaje de población contagiada.

De esta forma, y en línea con otros países de nuestro entorno como Francia o Alemania, la calificación de enfermedad profesional otorga a los profesionales sanitarios la mayor protección social posible en caso de padecimiento de la citada enfermedad infecciosa, sobre todo para las secuelas a largo plazo (más de cinco años desde el contagio), algo que a día de hoy no debería descartarse, según el Defensor.

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha celebrado esta medida, pero ha pedido que se amplíe "a todos los trabajadores que por su actividad estén en contacto directo con el virus" y se aplique con carácter retroactivo y de oficio, con efectos inmediatos a todos los contagiados hasta el momento.

Ha recordado que las cifras de contagios entre los sanitarios son "alarmantes" y España sigue siendo el primer país del mundo con más contagios entre el personal de la Sanidad, de manera que en la última semana se han infectado otros 5.997 trabajadores y la cifra de contagios en este colectivo supera los 118.000 desde el inicio de la pandemia.

"Valoramos que la medida es de justicia para el personal de la Sanidad, que sigue en primera línea contra la pandemia en plena tercera ola, y esperamos que este reconocimiento como enfermedad profesional se aplique con efectos inmediatos, con carácter retroactivo, de oficio, a todos los contagiados hasta la fecha", ha señalado el sindicato en un comunicado. 

 

Comentarios