lunes 6/12/21

Marlaska se defiende afirmando que fue el juez quien dejó libre al asesino de Lardero

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido este miércoles el tercer grado que en su día concedió Instituciones Penitenciarias al acusado por el crimen de Lardero

marlaska

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido este miércoles el tercer grado que en su día concedió Instituciones Penitenciarias al acusado por el crimen de Lardero, pero ha recordado que la libertad condicional de la que disfrutaba desde abril de 2020 se la otorgó un juez legalmente.

Durante casi hora y media, el titular de Interior se ha afanado en el Congreso para explicar a PP y Vox la situación penitenciaria de Francisco Javier Almeida, el recluso en libertad condicional al que se acusa de asesinar el 28 de octubre a Álex, un niño de 9 años que se encontraba jugando en un parque de Lardero (La Rioja) y a quien se llevó a su casa.

EL asesino Lardero

Imagen del presunto asesino de Lardero

Marlaska ha tenido que responder en el Pleno del Congreso primero a dos preguntas de los diputados de PP Javier Merino y de Vox Ignacio Gil Lázaro y después a dos interpelaciones de Macarena Olona (Vox) y de Ana Belén Vázquez (PP), en un agrio y duro debate en el que ambas formaciones le han responsabilizado de no haber evitado la muerte del niño.

El titular de Interior no ha querido "tirar piedras" contra la decisión judicial de otorgar la libertad condicional a Almeida, porque se ajustó a la legalidad y se hizo, como se hace siempre, teniendo en cuenta los diversos informes sobre el preso.

Una decisión a la que no se opuso el fiscal, como tampoco se opuso al tercer grado restringido que la administración penitenciaria acordó en noviembre de 2019, ha explicado.

"¿Va a poner una queja al juez o al fiscal? ¿O es un chollo tener a Marlaska como ministro del Interior?", le ha dicho Marlaska a la diputada del PP Ana Belén Vázquez, quien como los otros tres parlamentarios interpelantes han recriminado a Interior la excarcelación de un "monstruo".

Aunque ha recalcado que no tenía tiempo de "dar clases de derecho procesal", el ministro ha intentado explicar la diferencia entre el tercer grado, concedido por Instituciones Penitenciarias, y la libertad condicional, que otorga un juez.

Y centrado en lo que le competía, ha insistido en que para el tercer grado pesaron los 39 permisos que el preso había disfrutado (los primeros respaldados por el juez de Vigilancia Penitenciaria) sin incidente alguno.

Pese a que la mayoría de los miembros de la Junta de Tratamiento de la cárcel de El Dueso (Cantabria) se oponía, el interno recurrió a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que se lo concedió pero en la modalidad más restringida, es decir, no podía salir del Centro de Inserción Social (CIS).

También ha tenido que salir al paso de las críticas por los supuestas bonificaciones a los directores de las cárceles si conceden terceros grados. Marlaska ha dejado claro que solo se bonifica en los casos de condenados a un año o menos de prisión.

"En un tema que genera tanto dolor, ustedes usan informaciones falsas como que pagamos por excarcelar, y lo hacen solo para aprovechar la indignación por un asesinato atroz", ha añadido.

Por lo demás, el debate ha sido una sucesión de críticas a las que el ministro ha respondido acusando a los dos partidos de la oposición de "aprovechar unos hechos execrables" con fines electoralistas, de lanzar "bulos", de ser unos "ignorantes", de "mentir" y de presentarse en la Cámara a hablar de ellos mismos.

De oportunistas les ha tachado también por intentar "patrimonializar" un suceso que ha conmocionado a todos y por el que ha trasmitido su "solidaridad y cariño" a la familia de Álex y al pueblo de Lardero.

Muy dura ha sido la intervención Olona. Tras preguntar al ministro por qué Almeida "deambulaba libremente", le ha acusado de "jugar una lotería macabra con la vida de nuestros hijos", porque si Álex fue asesinado, ha dicho, "es porque decidió que debía estar en la calle y no en la cárcel". Lo hizo con "alevosía y premeditación", ha apostillado.

Olona, que le ha recriminado que no fuera a dar el pésame a la familia cuando estaba "a doce minutos en coche", ha aprovechado para afirmar que con la llegada de Marlaska a Interior se "impone una política penitenciaria de excarcelación" y ha reiterado que el ministro "podía haber evitado la muerte de Álex".

Marlaska ha lanzado tres consejos a Vox: que deje de usar el Pleno para divulgar bulos y chismorreos, que vayan al Congreso "leídos y estudiados" y "sepan de lo que hablan" y que, "por la dignidad de las víctimas, no las patrimonialice".

Por su parte, Ana Belén Vázquez, del PP, ha definido así la trayectoria de Marlaska: "De juez encarcelador a ministro excarcelador por la gracia de Pedro Sánchez", a la vez que ha criticado la política de "buenismo" en las prisiones desde su llegada a Interior.

Comentarios