viernes 22/10/21

Inés Arrimadas convoca una convención de Ciudadanos en julio y parar la crisis de su partido

El hundimiento de Ciudadanos en las elecciones madrileñas, que se ha quedado sin representación en la Asamblea, es para la líder Inés Arrimadas, una oportunidad de "relanzar el centro"

arrimadas

El hundimiento de Cs en las elecciones madrileñas, que se ha quedado sin representación en la Asamblea, es para la líder de la formación, Inés Arrimadas, una oportunidad de "relanzar el centro" y para renovar esas propuestas centristas ha convocado una convención del partido en julio.

Este partido "es de personas valientes, que no tiran la toalla", ha subrayado Arrimadas en una intervención en abierto durante la reunión del comité permanente para analizar el desastre electoral, que ha achacado a la polarización, y donde ha recordado que hace un año Cs celebró su congreso, abriendo una nueva etapa.

Un nuevo rumbo bajo su liderazgo, ha continuado, que ha coincidido exactamente con la pandemia, según ha dicho.

"Y ahora estamos en la fase final de la pandemia y es el momento de relanzar el centro, es absolutamente imprescindible este espacio reformista, de concordia y libertad"", ha subrayado Arrimadas reivindicando los valores liberales reformistas y centrados, que en su día Albert Rivera escoró a la derecha.

Pese a las sucesivas derrotas electorales que ha sufrido su partido desde que hace año y medio se estrelló en las generales con Rivera, su sucesora cree que el espacio de centro es más necesario que nunca e imprescindible en este contexto de polarización. "Este proyecto merece mucho la pena", ha asegurado.

En esta intervención abierta de apenas ocho minutos, Arrimadas no se ha referido a posibles errores o fallos que Cs ha podido cometer durante esta campaña y se ha limitado a corroborar que el resultado ha sido "malo" porque ni siquiera han logrado el 5 por ciento de los votos necesarios para mantenerse en la cámara madrileña, donde en 2019 consiguieron 26 diputados y el 19,46 por ciento de los sufragios.

Solo han retenido el 3,56 por ciento de los apoyos, casi 130.000 votos que Arrimadas ha agradecido por haber apostado por ellos "en las condiciones más difíciles", donde "los protagonistas han sido los insultos y no las propuestas".

A ellos y a los que esperan recuperar en estos dos años que quedan hasta las generales y próximas municipales y autonómicas, Arrimadas les ha dicho que "no están solos" y que su voz será escuchada.

Para empezar a preparar esos comicios y reactivar el partido naranja, Arrimadas ha convocado una convención en julio con la que Ciudadanos pondrá el foco en "propuestas reales para los problemas reales y que la burbuja se vuelva a acercar a lo que importa".

Tienen ese compromiso y esa responsabilidad, ha señalado Arrimadas al anunciar este cónclave que, tal como prevén los nuevos Estatutos, debe reunirse anualmente.

Además, Arrimadas ha avanzado que el comité permanente va a visitar las diecisiete comunidades autónomas una vez completado ya el proceso de renovación de todas las estructuras organizativas.

La presidenta de Ciudadanos, cuyo liderazgo no ha sido cuestionado en ningún momento tras sumar un nuevo revés, según han confirmado varios dirigentes, ha llamado por teléfono a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y al líder del PP, Pablo Casado, para felicitarles por su rotunda victoria en Madrid.

También ha agradecido a Edmundo Bal su entrega y el que haya asumido "un reto muy difícil" como eran los comicios madrileños, palabras que han arrancado un largo aplauso del resto de miembros de la dirección.

Bal, que sigue como portavoz adjunto en el Congreso y como portavoz nacional del partido, asume el cargo de vicesecretario general del partido junto a Daniel Pérez, coordinador de Aragón y responsable de Comunicación de la formación naranja.

Sustituyen a Carlos Cuadrado y a José María Espejo, que dimitieron de sus cargos después de la moción fallida en Murcia, una operación que desencadenó el adelanto electoral en Madrid y que provocó que Cs perdiera de una atacada dos de las cuatro comunidades en las que cogobernaba con el PP. 

Comentarios