martes 25/1/22

El Govern crea un fondo para pagar las multas a los encausados por el Tribunal de Cuentas

El Tribunal de Cuentas reclama fianzas por valor de 5,4 millones por haber promocionado el referéndum ilegal del 1-O en el extranjero usando, supuestamente, dinero público

Pere Aragones

El Govern ha creado un fondo con dotación inicial de 10 millones de euros para ayudar a los ex altos cargos de la Generalitat a quienes el Tribunal de Cuentas reclama fianzas por valor de 5,4 millones por haber promocionado el referéndum ilegal del 1-O en el extranjero usando, supuestamente, dinero público.

Este fondo llevará el nombre de Fondo Complementario de Riesgos de la Generalitat de Cataluña (FCRCAT) y se podrá acoger a él cualquier funcionario al que se pidan responsabilidades legales por actividades relacionadas con el desempeño de su cargo, siempre que cumpla ciertos requisitos.

En este sentido, el titular de Economía (en manos de JxCat) ha subrayado en varias ocasiones que “no hay desplazamiento patrimonial de la Generalitat” hasta que no haya “sentencia firme”. “Es un decreto ley muy robusto, no habrá malversación de fondos, la Generalitat nunca pierde ni un euro”, ha reiterado la consejera de Presidència y número dos de Pere Aragonès, Laura Vilagrà.

La incógnita es saber precisamente qué ocurrirá cuando haya “sentencia firme” y si es condenatoria: la Generalitat “recuperará el dinero y los intereses”, ha asegurado Giró. La pregunta es cuándo y cómo: el Govern no lo ha terminado de aclarar y sólo ha explicado que esperará hasta que el caso se resuelva en última instancia, en Estrasburgo -si los encausados son condenados y agotan todas las vías judiciales- para reclamar el montante a los condenados. “Cuando nos encontremos el puente, ya lo cruzaremos”, se ha limitado a decir en un momento de la comparecencia el titular de Economía.

El Tribunal de Cuentas pide a una cuarentena de exaltos cargos de la Generalitat y servidores públicos el pago de fianzas por 5,4 millones de euros, el dinero que el ente fiscalizador cree que se ha malgastado en la internacionalización del proceso independentista.

Giró ha explicado que los trabajadores de la Administración que crean que se pueden acoger a este fondo tienen que presentar una solicitud delante del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), que después de comprobar los datos dará un contraaval a una entidad financiera que será la que finalmente aporte el dinero ante el Tribunal de Cuentas. No se ha querido revelar el nombre de cuál será ese banco.

La garantía del fondo se mantendrá mientras no haya una sentencia firme “y no se hayan agotado todas las vías de impugnación judiciales y jurisdiccionales, estatales e internacionales”, según la nota de prensa del Govern. Es decir, en el caso de que el Tribunal Supremo condenara a las personas que previamente investigó el Tribunal de Cuentas, el banco pagaría pero la Generalitat no reclamaría el dinero al afectado hasta que haya una sentencia europea, si se recurre a esa instancia

Comentarios