lunes 27/9/21

González cree que el beneficio de este año será capaz de generar 80 puntos básicos de capital

El presidente del BBVA, Francisco González, sugirió que pese al entorno complicado, los resultados del 2009 podría incluso ser mejores a los obtenidos en el 2008 ya que auguró que el beneficio obtenido permitirá duplicar su capacidad para generar capital hasta los 80 puntos básicos respecto a los 40 del pasado ejercicio. En esta misma línea se manifestó el consejero delegado de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, que afirmó la entidad disfruta de "un gran confort" desde el punto de vista del capital al tiempo que afirmó que cuenta con las "palancas" necesarias para preservar los resultados, lo que permite afrontar el 2009 con "optimismo". Respecto a la concesión de créditos, González insistió, en línea con los principales directivos de la banca española, que sigue dando crédito y achaca su desaceleración a la caída de la demanda crediticia, que en el caso de la entidad que preside ha sido del 21%. Por ello, se mostró "encantado" de acudir al Congreso para aclarar lo que está ocurriendo respecto a la evolución del crédito y "qué está haciendo el BBVA por este país".

De cara al futuro, el presidente de BBVA advirtió que la crisis será "muy larga y dura" y añadió que "la verdadera prueba de fuego viene ahora". Así, señaló que sólo sobrevivirán los bancos prudentes como BBVA, que se rige por unos principios que le impiden "jugarse el banco a una adquisición, o dos o tres para que suba el ego y presumir de tener un banco más grande".

En este sentido, González criticó a los bancos que han seguido dicho principio ya que "en los últimos 18 meses hay bancos que han desaparecido o han sido rescatados" y añadió que otros seguirán el mismo camino "por tomar riesgos enormes". "Esto hace que yo sea muy criticó" aseveró el presidente de BBVA porque "si uno quiebra, genera muchos parados". En definitiva González señaló que "no lo acepto y lo tengo que criticar porque hace un daño enorme".

En este contexto, el presidente de la entidad afirmó que "nosotros tenemos la capacidad para salir ganadores". Según señaló, en un contexto de incertidumbre es "importante ser un banco fuerte" que se traduce en "tener capital y ser capaz de generarlo" y añadió que el capital, con los que se mide la solvencia de los bancos, "está relacionado con la calidad de los activos y la capacidad de generarlo". En este sentido, y precisamente con el objetivo de elevar sus niveles de capital, la entidad anunció que ha decido pagar el dividendo complementario del 2008 con acciones antiguas y reducir hasta el 30% el pay-out. Por ello, descartó "rotundamente" que la entidad que preside vaya a realizar una ampliación de capital "con los datos que tenemos ahora". Sin embargo, reconoció que la situación podría cambiar "drásticamente".

Asimismo, recordó que adméas de los 5.000 millones provisionaes y los 2.000 millones de excesos de colateral, la entidad realizó una emisión de 1.000 millones en preferentes el pasado año, por lo que su exceso de capital le permitirá no recuerrir a fuentes extraordinarias.

En definitiva, González presumió de que según estimaciones, BBVA será el segundo banco de la zona euro por beneficio y uno de los cinco primeros del mudo por su solidez, que le permitirá ensanchar la distancia respecto a su competidores.

En cuanto a la posibilidad de que el Estado pudiera salir al rescate de alguna entidad española, González subrayó que España es el único país donde no ha sido necesaria la inyección de capital por parte del Gobierno gracias a la supervisión y regulación del Banco de España. En concreto, el presidente del segundo banco de España destacó la "ventaja" que suponen para las entidades las provisiones exigidas por el Banco de España, "un buen colchón para hacer frente a la actual coyuntura, en la que la morosidad seguirá creciendo".

En lo que a las medidas lanzadas por el Ejecutivo se refiere, González subrayó que la entidad no tiene necesidad de realizar emisiones de deuda con aval del Estado ya que tiene una calificación crediticia de doble A, algo que le permite obtener en los mercados unas condiciones "iguales o mejores".

"Seguimos dando crédito"

Por otra parte y en lo que a la concesión de créditos se refiere, el presidente de González señaló, en línea con el resto de directivos del sector, que BBVA "sigue dando crédito" porque según explicó "un banco que no da crédito no es un banco". Así, insistió en que su política crediticia no ha cambiado ya que mientras en el 2007 otorgaban 77 créditos de cada 100 peticiones, en la actualidad la entidad está dando 72 de cada 100 peticiones. Según explicó, lo que ocurre es que la demanda ha caído un 21%, algó "lógico" por la situación de crisis económica que atraviesa España.

Añadió, además, que la entidad mantiene una "política responsable de crédito" ya que "queremos dar a aquellas familias con capacidad de pago", aunque matizó que antes de denegar un crédito "hay que pensarlo cinco veces".

Según explicó González, dar crédito a quien no puede pagar crea una burbuja, y "cuando viene la debacle, eso es fundamental". Así, apeló a la responsabilidad de los banqueros para no crear burbujas, de hacerlo lo mejor posible y de atender "las señales rojas" cuando aparecen para atajar los problemas, "porque un día te levantas y el problema es enorme", añadió.

Por ello se mostró "encantado" de que los directivos de cajas y bancos acudan al Congreso para explicar la evolución crediticia. "Yo estoy encantado de ir para explicar cosas que no se explican bien o son muy complicadas".

En su opinión, se ha instalado en la opinión pública la idea de que los bancos no están dando crédito, pero puntualizó que cada entidad tiene la propia responsabilidad de aclarar su situación.

En cuanto a la posibilidad de que cambie la política de 'bonus' aseguró que quienes lo hacen es porque han quebrado, necesitado ayudas del Estado o han tenido muchas pérdidas y aseguró que BBVA no está en ninguna de esas situaciones. Así, se mostró "orgulloso" de haber concluido el ejercicio diferencial y de los mejores de la banca. Sin embargo, aclaró que la comisión de retribuciones es "quien tiene la última palabra".

La estafa 'Madoff'

Respecto a la estafa Madoff, que ha afectado al banco en cerca de 300 millones, González afirmó que el error del banco ha sido prestar dinero a algún cliente que quería invertir en productos del financiero estadounidense y que no ofrecía "garantías suficientes". Se trata de un "fallo del que tomamos nota", agregó el presidente del segundo banco español.

Según explicó la estafa ha afectado a las cuentas por "unas pocas operaciones" con clientes institucionales extranjeros que solicitaron financiación al BBVA para invertir en productos relacionados con el señor Madoff". Así, afirmó que "no lo conocemos ni tenemos interés en conocerle".

Según explicó, este caso es un ejemplo de una "espectacular falta de regulación y supervisión adecuadas" al tiempo que señaló que "no es entendible" que ocurran cosas como ésta en pleno siglo XXI.

Satisfecho de Bancomer y Compass

Por otra parte, González indicó que BBVA se encuentra cómoda con las útlimas adquisiciones, que en el caso de Compas, cuya integración con el resto de entidades que el banco tenía en EEUU acaba de terminar, generará beneficios. Añadió, además, que se trata de un banco bien administrado y que seguirá logrando beneficio.

El presidente de BBVA también se mostró satisfecho con la marcha de Bancomer, porque puede generar muchos ingresos y ganar cuota de mercado en depósitos a la vista.

En cuanto al avace de resultados anunciado por el Santander, González afirmó que son bancos "diferentes" y se limitó a afirmar que el anuncie le parece "llamativo".