miércoles 8/12/21

El Gobierno de Gibraltar ha asegurado que los pescadores españoles pueden seguir faenando en la zona donde se ha lanzado al mar bloques de hormigón pero solo si cumplen la legislación del Peñón, después de la protesta de ayer.

En un comunicado de elogio a la "excelente labor" de las fuerzas de seguridad del Peñón por su "gestión profesional y calmada" durante la protesta de los pescadores de las cofradías de La Línea de la Concepción y de Algeciras, el Ejecutivo de Fabian Picardo considera que "la protesta viene a demostrar la preocupación de los pescadores españoles". "Estos pueden seguir faenando en Aguas Territoriales Británicas de Gibraltar, siempre y cuando lo hagan de conformidad con la legislación gibraltareña", ha asegurado el Gobierno gibraltareño en su comunicado, en el que subraya que "las Aguas Territoriales Británicas de Gibraltar (según lo definido en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar) son reconocidas por todos los signatarios", excepto España.

En la nota se recuerda que la zona donde se creó el arrecife artificial con el lanzamiento de bloques de hormigón solo era frecuentada por un pesquero español, el 'Divina Providencia', ya que "el resto de los pescadores españoles, cuando faenaban en Aguas Territoriales Británicas de Gibraltar, solían hacerlo en otras zonas".

Por otra parte, el Gobierno del Peñón defiende que "ha invertido tiempo y dinero en la elaboración del Informe de Pesca publicado recientemente, entre cuyos autores figuran expertos marinos españoles" y que "recomienda una 'gestión activa' del medio marino para crear un plan de pesca sostenible".

Un arrecife artificial avalado por Greenpeace

En este sentido, ha incidido en que "la decisión de crear un arrecife artificial (...) fue acogida de buen grado por Greenpeace así como por grupos ecologistas españoles" y ha recordado que el informe "ya ha dado lugar a cambios legislativos en la Ley de Protección de la Naturaleza de Gibraltar y pronto se publicarán nuevas modificaciones".

En una entrevista concedida al diario alemán 'Sueddeutsche Zeitung', el ministro principal gibraltareño ha defendido la creación del arrecife artificial por que "se trata de una parte de nuestra bahía de un escaso medio kilómetro cuadrado que está completamente sobreexplotada, en la que los barcos españoles pueden faenar en un principio" si bien "últimamente solo faenaba un barco aquí".

"En segundo lugar --ha añadido--, hemos copiado exactamente las medidas de conservación medioambientales que la Junta de Andalucía ha tomado aquí en la costa: la creación de arrecifes artificiales hechos de bloques de hormigón con grandes agujeros que favorecen el asentamiento de la vida marina típica de la zona".

El Gobierno de Gibraltar pide a los pescadores españoles que cumplan su legislación