martes 20/4/21

Estrella Digital

Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona se reúnen por fin para tratar la violencia en sus calles

Colau ha querido poner en valor la "gran unidad institucional" con una "condena rotunda" de los graves incidentes de anoche en Barcelona

manifestacion barcelona

Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona abordan hoy lunes en una reunión al más alto nivel, encabezada por el vicepresidente Pere Aragonès y la alcaldesa Ada Colau, las posibles medidas preventivas a adoptar ante la violencia en las protestas por Pablo Hasel.

A la reunión, convocada a las 13:15 horas de mañana en la sede del Departamento de Interior, asistirán además de Aragonès y Colau, la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, el conseller de Interior, Miquel Sàmper, y el teniente de alcalde de Seguridad del ayuntamiento, Albert Batlle.

Esta reunión tendrá lugar después de que el pasado sábado se produjeran uno de los incidentes más graves desde que hace trece días se convocan manifestaciones para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel, cuando un grupo de violentos lanzó todo tipo de objetos contra la comisaría de la Guardia Urbana situada en la Rambla, y quemaron una furgoneta del cuerpo aparcada frente a su sede, con un agente en su interior, que pudo salir por el otro lado del vehículo.

Ada Colau se ha desplazado este domingo hasta la comisaría de la Rambla, junto a Albert Batlle, y el jefe de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez.

En declaraciones a los medios tras visitar la comisaría de la Guardia Urbana, la alcaldesa ha informado de que había mantenido conversaciones con Aragonès y Sàmper para celebrar una reunión "específica", que finalmente tendrá lugar mañana, para estudiar si se pueden tomar más medidas de prevención, tras casi dos semanas de disturbios.

Se trata, ha dicho Colau, de escuchar las explicaciones y las valoraciones de los profesionales de seguridad y de orden público, para poder "contener esta situación" con una "violencia que preocupa": "Tras los hechos más graves de ayer, es pertinente que haya una reunión operativa" y abordar la problemática con "serenidad", ha defendido la alcaldesa.

Colau ha querido poner en valor la "gran unidad institucional" con una "condena rotunda" de los graves incidentes de anoche en Barcelona: "Ayer recibí llamadas de Sàmper, (Mertixell) Budó y Aragonès mostrando su apoyo a la Guardia Urbana y ofreciéndose a colaborar en lo que fuese necesario", ha agradecido la alcaldesa.

El conseller de Interior, por su parte, ha mostrado hoy su preocupación tras constatar que en los últimos días se está viendo "una violencia desbocada e inaudita" entre los alborotadores que actúan en Cataluña, y ha advertido de que "ahora estaríamos hablando de un muerto" si anoche llega a explotar la furgoneta de la Guardia Urbana a la que se prendió fuego en la Rambla de Barcelona. 

Ataques a una comisaría, saqueo de tiendas y asaltos a bancos en otra noche de disturbios en Barcelona

Comentarios