lunes 29/11/21

Un gendarme francés herido en un tiroteo con dos presuntos miembros de ETA

Un gendarme resultó herido este lunes en un tiroteo con dos presuntos etarras que intentaban robar un coche en la localidad de Saint-Énimie, en el sudeste de Francia, según informaron a Efe fuentes de la investigación. El gendarme resultó herido en una mano y fue inmediatamente trasladado a un centro hospitalario, mientras los dos presuntos miembros de ETA escaparon en dos coches robados, precisaron las fuentes. La Gendarmería francesa ha puesto en marcha el Plan Epervier (Gavilán) para localizar a los dos presuntos etarras.

El gendarme resultó herido en una mano y fue inmediatamente trasladado a un centro hospitalario de Mende, capital del departamento de Lozère, donde los médicos que le atienden no temen por su vida.

El tiroteo se produjo a primera hora de la tarde, sobre las 13:00 horas, cuando los gendarmes perseguían a un presunto etarra que había robado un coche en la localidad cercana de Blajoux. Un segundo supuesto miembro de la banda terrorista le apoyaba desde otro vehículo, que también había sido robado con anterioridad.

Tras el tiroteo, los dos presuntos etarras huyeron en los dos coches, pero uno de ellos abandonó el suyo a unos 25 kilómetros, en la localidad de La Malene, antes de robar un tercer automóvil.

Los agentes encontraron el vehículo abandonado y ahora estudian las pistas que puedan encontrar en su interior, indicaron las fuentes.

La búsqueda

En la operación de búsqueda participan tres helicópteros y ha trascendido el departamento de Lozere para ampliarse por las regiones fronterizas de Midi-Pirineos y Aquitania.

Otros tiroteos

El 28 de noviembre del 2001, un gendarme resultó herido de gravedad en un tiroteo con miembros de ETA en la localidad de Lucq-de-Béarn, en el suroeste del país.

La justicia francesa condenó en febrero del año pasado por estos hechos al ex jefe militar de ETA Juan Ibon Fernández Iradi, "Susper", a 30 años de cárcel. Aquel tiroteo se produjo dos semanas después de otro intercambio de disparos que las autoridades francesas atribuyeron a miembros de la banda terrorista.

El 1 de diciembre del 2007, miembros de ETA asesinaron en la localidad de Capbreton, al suroeste, a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero, que participaban en labores de seguimiento a la banda terrorista.

Un gendarme francés herido en un tiroteo con dos presuntos miembros de ETA