sábado 25/9/21

Desarrollan un proceso para proteger a los pacientes de cáncer de los efectos tóxicos de la radioterapia

Investigadores estadounidenses han desarrollado un proceso en laboratorio que además de proteger a los pacientes de cáncer de los efectos tóxicos de la radioterapia también incrementa la eliminación de los tumores. Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh y del Instituto Nacional del Cáncer expresaron en un informe publicado este miércoles por la revista Science Translational Medicine que se trata de un proceso bioquímico.

Mediante el proceso aplicado a ratones de laboratorio han descubierto que al bloquear una molécula llamada trombospondina-1 e impedir que se adhiera a la superficie del receptor CD47 se logró una protección casi completa de la radiación, tanto normal como en dosis altas.

"No podíamos creer lo que estábamos viendo", dijo Jeff Isenberg, autor principal del estudio y profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, al referirse al descubrimiento.

"Este efecto de protección ocurrió en las células dérmicas, musculares y de la médula espinal. Las células que pudieron morir ante la radiación se mantuvieron viables y funcionales cuando se les trató con agentes que interfirieron en la interacción de entre la trombospondina-1 y CD47", agregó.

Según Isenberg, más de la mitad de los pacientes de cáncer tienen que ser tratados, al menos parcialmente, con una terapia de radiación. Ese procedimiento mata las células cancerígenas pero también las células sanas y tiene efectos secundarios, como náuseas, vómitos, trastornos de la piel, debilidad y fatiga.

David Roberts, del Centro de Investigaciones del Cáncer, afirmó que se temía que el procedimiento para proteger las células sanas también lo hiciera con las cancerígenas, pero "en los experimentos con ratones sometidos a radiación la supresión del CD47 retrasó de forma considerable el crecimiento de los tumores", añadió.