viernes 3/12/21

Cs y PPC acogen con recelos la propuesta de confluencia constitucionalista

Ciudadanos y Partido Popular han acogido con reticencias la opción de coaligarse en Cataluña para derrotar al independentismo 

Alejandro Fernández, PPC.
Alejandro Fernández, PPC.

Ciudadanos y el PP de Cataluña han acogido con recelos la opción de coaligarse electoralmente como propone un grupo de personalidades de la sociedad civil en un manifiesto en el que piden unidad al centroderecha constitucionalista para derrotar al independentismo.

Aunque públicamente las dos formaciones aplauden las iniciativas de unidad constitucionalista frente al secesionismo, desde el PPC solo aceptarían esa opción en torno a sus siglas, y Ciudadanos no está dispuesto simplemente a disolverse en ellas, según han señalado a Efe fuentes de ambos espacios.

Por su parte, Vox, que no está descartado en esa confluencia según han explicado a Efe sus impulsores, prefiere no involucrarse en la iniciativa porque a su entender persiste en la idea del "Estado autonómico", que para el partido de extrema derecha "es el causante del excesivo gasto político, la desigualdad entre españoles y el separatismo actual", explican fuentes de esta formación.

El portavoz del nuevo movimiento de intelectuales constitucionalistas, el exdiputado del PPC en el Parlament Joan López Alegre, ha explicado a Efe que el proyecto se presentará en los próximos días de forma oficial, momento en que se conocerá una lista de "entre cuarenta y cincuenta firmantes".

El manifiesto, apoyado por personalidades como los escritores Valentí Puig o Ferran Toutain y avanzado por ABC, propondrá que en los próximos comicios municipales, autonómicos y generales se articule en Cataluña "una confluencia política del mundo constitucionalista para presentar un único proyecto capaz de dar respuesta a los problemas reales de la sociedad catalana y derrotar en las urnas tanto al nacionalismo como al populismo".

López Alegre ha destacado que el actual sistema electoral deja con infrarrepresentación política a los catalanes no independentistas.

Esa invisibilización de la mitad de Cataluña es, en su opinión, un daño colateral del acuerdo del PSOE y Unidas Podemos con los independentistas para que Pedro Sánchez se mantenga en la Moncloa.

"Es el drama y la gran paradoja: la gobernación de España depende de partidos como ERC, que tienen como objetivo destruir el país", ha lamentado.

López Alegre ha avanzado que en los próximos días los promotores del manifiesto pedirán verse con PPC, Cs y Barcelona pel Canvi.

Respecto a Vox, el grupo no le cerraría la puerta, si bien a algunos les chirría su "discurso euroescéptico", que no casaría con el espíritu "europeísta" del manifiesto.

En cuanto al PSC, a quien Cs quería sumar para el 14F en una lista electoral única constitucionalista, según López "son los socialistas los que se han autodescartado" al pactar con los independentistas.

La diputada del PPC Lorena Roldán ha explicado que "la casa grande del constitucionalismo contra el separatismo y el Gobierno de Pedro Sánchez ya es el PP", por lo que una unión electoral sería explorada por la formación "si es en torno" a sus propias siglas.

Desde Ciudadanos, el líder en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha pedido "prudencia", pues el manifiesto aún se está terminando de elaborar, si bien ha dejado claro que "saluda" una propuesta que proviene de la sociedad civil y que le recuerda al movimiento que luego desembocó, en 2006, en la fundación de la formación naranja.

La apuesta por la unión electoral del constitucionalismo, ha destacado Carrizosa, fue ya la apuesta de Cs para el 14F, aunque ni PPC ni PSC recogieron el guante.

El líder de los naranjas en el Parlament, sin embargo, discrepa sobre el segundo objetivo del manifiesto, que es llevar al líder del PP, Pablo Casado, "a la Moncloa".

La iniciativa de unión del centroderecha constitucionalista catalán ha sido bien recibida por entidades civiles como Convivencia Cívica o Impulso Ciudadano.

Ángel Escolano, presidente de Convivencia Cívica, ha dicho a Efe que si los partidos constitucionalistas se unieran "sería muy positivo, pues la unión hace la fuerza".

Sobre los invitados a confluir, el abogado apunta que "el PSC debería estar, ya que representa a un sector importante del constitucionalismo", y no habría inconveniente en que se sumara Vox: "Cuanto más amplio sea el ámbito de unidad, mejor". 

Comentarios