lunes 29/11/21

Corredor cree que los cambios en la deducción garantizarán que no haya más burbujas inmobiliarias

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, aseguró hoy que los cambios en la deducción por la compra de vivienda que anunció ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, garantizarán que no se produzcan más burbujas inmobiliarias en el futuro, evitando la especulación y asegurando que los precios se mueven en el límite del Índice de Precios al Consumo, que es "lo que tiene que hacer". Así lo puso de manifiesto Corredor en una entrevista a TVE, donde explicó que además garantizará un mercado del alquiler más "amplio" al equiparar las condiciones de la compra con las del alquiler.

En este sentido, afirmó que una de las principales ventajas de la medida es la de equiparar ambos mercados para que todos los ciudadanos tengan libertad de elección. "Sólo la tenían las clases altas", añadió Corredor, quien explicó que las clases medias, además, no contaban con un parque de alquiler suficientemente amplio, con buena calidad y buena renta.

La titular de Vivienda explicó que, hasta ahora, las personas que más cantidad se desgravaban a través de la deducción eran las que disponían de las rentas más altas, las que nunca han tenido problemas para acceder a una vivienda y no necesitan ayudas estatales para hacerlo, lo que ha acabado provocando que los precios se disparen en los últimos años.

n este sentido, recordó que organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y la OCDE han advertido durante años de que las deducciones fiscales por la compra de vivienda provocan aumentos en los precios del mercado, y que más del 50% de los contribuyentes declaran menos de 18.000 euros, por lo que van a seguir disfrutando de la desgravación.

Por este motivo, el Gobierno ha decidido limitar el acceso a la deducción a las rentas más bajas, que son las que han ido aplazando sus decisiones de compra debido a los altos precios de los pisos. "Ahora éstas pueden elegir comprar o alquilar en igualdad de condiciones", aseveró la ministra, tras recordar que la iniciativa también permite movilizar un stock de viviendas que hasta ahora no permitía que se iniciarán nuevas promociones de VPO.

Corredor señaló también que las familias que hayan retrasado sus decisiones de compra por la incertidumbre del mercado disponen ahora de las mejores condiciones para tomar la decisión, gracias a unos tipos de interés que evolucionan a la baja, unos precios que siguen descendiendo y una gran oferta en el mercado. "Esto da una capacidad de decisión y un poder a los consumidores que no tenían en los últimos años", subrayó.

Por otro lado, Corredor recordó que las clases bajas y medias seguirán recibiendo ayudas a través del Plan Estatal de Vivienda para pagar la hipoteca mes a mes en el caso de las rentas familiares de hasta 31.500 euros. "No sólo tienen la deducción de vivienda, hay más familias protegidas gracias a las ayudas del plan", añadió.

Sobre este plan, Corredor aseguró que sus principales objetivos son fomentar la rehabilitación y el alquiler, por lo que, a su parecer, está "perfectamente en línea" con el cambio del modelo que puso ayer Zapatero encima de la mesa y que pretende limitar la construcción a las necesidades de los españoles.

En cuanto a la evolución de la VPO, Corredor aseguró que el 2008 ha sido el segundo mejor ejercicio desde el 2006, a pesar de haberse convertido en el peor año del sector de la construcción. "En último trimestre de 2008, la mitad de las viviendas iniciadas fueron protegidas", indicó, tras asegurar que es un sector en el que se puede refugiar la construcción residencial.

Por su parte, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, defendió la limitación de la deducción por vivienda en el IRPF para las rentas inferiores a los 24.000 euros, ya que, en su opinión, esta desgravación "ha perjudicado" a los compradores de vivienda porque se ha trasladado al precio.

Sebastián indicó, en declaraciones a Antena 3, que esta deducción es "uno de los factores diferenciales de la economía española con respecto a otras" y que ha sido uno de los motivos que la han llevado a estar "muy endeudada y a ser "muy poco productiva".

En este sentido, señaló que los países que tienen más recursos dedicados a la vivienda son los "menos competitivos", por lo que afirmó que el anuncio de ayer de Zapatero supondrá un "antes y un después" en esta materia.

El ministro apostó por sustituir el "ladrillo" por una economía sostenible, algo fundamental para España dada su dependencia energética, y señaló que un ahorro del 20% en el consumo de energía supondría, en un periodo de diez años, una ganancia de 2.000 euros por español.

"Por tanto, todo lo que se invierta para este ahorro energético, para la economía sostenible, no sólo va a tener efectos inmediatos sobre el empleo y la renta, sino que sus efectos van a durar para siempre", añadió.

Corredor cree que los cambios en la deducción garantizarán que no haya más burbujas...