viernes 28/1/22

Colonial concede opciones de compra a sus bancos acreedores en FCC y SFL

Inmobiliaria Colonial ha concedido opciones de compra a sus bancos acreedores sobre el 14,45% que tiene del grupo constructor FCC y sobre el 33% de su participación del 84% en la francesa Société Fonciere Lyonnaise. Según informó ayer la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la compañía ha otorgado estas opciones a su sindicato bancario, encabezado por Calyon, EuroHypo, Goldman Sachs y The Royal Bank of Scotland, entre los que no se incluyen los que tienen representación en su consejo de administración.

De esta forma, cada una de las citadas entidades bancarias podrá hacerse con opciones por el 3,4% del capital de Colonial en FCC y por el 7,15% en SFL, en tanto que el resto de entidades financieras se podrán beneficiar de opciones por el 1,87% de FCC y por el 3,99% de SFL.

Colonial explicó que la concesión de estas opciones no paraliza el proceso de venta iniciado por la compañía el pasado mes de septiembre, con el objetivo de reducir unos 3.000 millones de euros de su endeudamiento.

Los bancos acreedores que quieran hacerse con estas opciones podrán notificarlo entre el 11 de diciembre de este año y el 10 de enero del 2009, para ejercitar las opciones en un plazo máximo de 10 días desde su notificación.

La empresa informa de que las opciones se concederán de manera individual a cada uno de los beneficiarios, lo que supondrá que se llevará a cabo de forma independiente, en tanto que las entidades deberán ejercitarlas de una sola vez y por la totalidad de las acciones que correspondan a cada entidad.

Colonial señaló que en el caso de que las entidades bancarias no ejercitasen íntegramente sus opciones dentro del plazo del ejercicio, la inmobiliaria podrá tomar cualquier decisión que estime oportuno respecto al proceso de venta de los títulos no adquiridos.

El pasado mes de septiembre, el presidente de Colonial, Juan José Brugera, explicó que la compañía llevará a cabo una emisión de bonos convertibles por valor de hasta 1.400 millones de euros y un plan de venta de activos que incluía el 15% de FCC, un 33% de la filial francesa SFL y de la filial de centros comerciales de Riofisa, con el objetivo de reducir su deuda.

Colonial concede opciones de compra a sus bancos acreedores en FCC y SFL