sábado 25/9/21

Un centenar de periodistas se queja por la dureza policial de la manifestación de Bolonia

Un centenar de periodistas se concentraron en el mediodía de este viernes frente al Palau de la Generalitat para protestar contra las agresiones sufridas por parte de los Mossos d'Esquadra durante las manifestaciones del miércoles contra el Plan Bolonia.

Los manifestantes, entre los que había algunos de los heridos, dejaron en el suelo frente a la puerta de la Generalitat varias fotografías de las cargas policiales y de las lesiones causadas a los periodistas, así como numerosas cámaras fotográficas, ya que buena parte de los 31 contusionados eran fotoperiodistas.

Algunos de los presentes también portaban carteles que rezaban "30 periodistas agredidos en un día" o "Mosso: no me pegues, estoy trabajando. Basta la violencia gratuita".

Al terminar la concentración, que tuvo lugar entre las 12 y las 12.20 horas, algunos asistentes lanzaron bolas de papel a los mossos que custodiaban la puerta de la Generalitat y les silbaron y abuchearon.

El decano del Colegio de Periodistas de Catalunya (CPC), Josep Carles Rius, pidió a la Conselleria de Interior que investigue las cargas policiales y que asuma responsabilidades en caso de constatar que las órdenes del dispositivo fueron erróneas.

A su juicio, "las órdenes equivocadas hicieron que se actuara de forma masiva en contra de periodistas", que, recordó, que representan el derecho a la información de los ciudadanos.

"Sabemos los hechos, ahora queremos saber el por qué y quién dio la orden", dijo. Según él, el hecho de que tantos profesionales resultaran contusionados no puede ser tildado de "accidental, casual ni fruto de la tensión".

Tampoco admitió que la falta de identificación de algunos periodistas sea excusa, aunque apeló al "sentido común" de los redactores y cámaras a la hora de acercarse a una carga policial.

Rius dijo que esta situación no puede tener lugar en una democracia consolidada y añadió que la queja de este viernes no sólo fue como periodistas, sino por el "exceso de contundencia".

Por ello, explicó que la semana que viene se firmará un convenio entre el Colegio e Interior para que los periodistas que cubran manifestaciones vayan identificados con brazaletes numerados -que los Mossos tendrán registrados como garantía de la verdadera identidad- o incluso petos.

Periodistas agredidos

El CPC se personará en los juzgados para apoyar a todos los redactores que hayan denunciado, con parte médico, las agresiones.

En el listado hecho público por el CPC figuran el fotógrafo del diario gratuito ADN Guillem Valle, el de El Periódico de Catalunya Albert Bertran, el de El Punt Gabriel Massana, los de La Vanguardia Anna Jiménez y Àlex Garcia, la del Abc Yolanda Cardo, el de la agencia Efe Toni Albir, así como los free-lance David Atzira y Oriol Clavera.

También sufrieron agresiones de diversa consideración los redactores de Catalunya Ràdio Carlos Baraibar, de la Cadena Ser Júlia Badenes, de Rac1 Xavier Bundó, de la agencia Europa Press Pol Solà, de El País Jesús Garcia, del semanario La Directa Albert Garcia, de La Vanguardia Maite Gutiérrez, de El Periódico Rafa Julve y un colaborador del Avui.

De los profesionales de medios audiovisuales, sufrieron contusiones el redactor del portal de noticias Vilaweb Enric Borràs, el de LaVanguardia.es Albert Domènec, de BTV Pablo Ruiz, Rocío Romero y Joan Bover, de Cuatro Ainara Bascunyana, de Telecinco Asunción Chamoso, de Antena 3 Estel Llobet, así como los cámaras y técnicos de TVE Catalunya Joan Francesc Escrihuela y Sergi Munné, de BTV Dani Lahoz, de Telecinco Marc Saus y de Antena 3 Llorenç Osa.