lunes 27/9/21

Bernanke sugiere que EEUU debe reducir su déficit presupuestario y Asia consumir más

El presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, Ben Bernanke, dijo este lunes que por el bien de la economía mundial Estados Unidos tiene que reducir su déficit gradualmente, mientras que Asia debe consumir más. El presidente de la Fed afirmó que es necesaria una bajada "sustancial" de los números rojos públicos "con el tiempo", en un discurso que ofreció en la ciudad californiana de Santa Bárbara durante una conferencia del Banco de la Reserva de San Francisco, y que fue distribuido en Washington. Estados Unidos sumó un déficit presupuestario de 1,42 billones de dólares en el año fiscal 2009, que terminó en septiembre, el mayor desde la II Guerra Mundial, según informó el Gobierno el viernes.

Se trata de una cifra inferior a lo esperado porque el Departamento del Tesoro gastó menos de lo previsto en ayudas a la banca, pero aun así el resultado casi triplica la brecha de 459.000 millones de dólares del ejercicio anterior.

En su discurso, Bernanke alertó de que los desequilibrios que contribuyeron a la crisis en todo el mundo podrían "reaparecer" una vez que se afiance la recuperación.

Para evitarlos, el jefe del banco central estadounidense dijo que Estados Unidos debe elevar su tasa de ahorro estableciendo "una trayectoria fiscal sostenible", y que las economías asiáticas fomentan el consumo interno.

En China, por ejemplo, las familias guardan un 30 por ciento de sus ingresos, por lo que existe mucho espacio para incentivar la demanda.

Bernanke señaló que una forma de convencerles a gastar más sería fortalecer el sistema de pensiones y aumentar los desembolsos públicos en salud y educación, pues los ciudadanos ahorran mucho actualmente para hacer frente a esas necesidades.

Las recomendaciones del presidente de la Fed coinciden con el análisis que se hizo en la cumbre del G-20 en Pittsburgh (EEUU), celebrada en septiembre pasado, y en la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Estambul de hace dos semanas.

Los desequilibrios en todo el mundo, que se manifiestan por la disparidad en las balanzas de pagos, se han reducido en el último año como consecuencia de la crisis, reconoció Bernanke.

El déficit exterior de Estados Unidos cayó del 5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2008 al 3 por ciento en el segundo trimestre de este año.

Al mismo tiempo, el superávit por cuenta corriente de China bajó del 10 por ciento del PIB en la primera mitad de 2008 al 6,5 por ciento entre enero y junio de este año, en parte por la caída de la demanda en Estados Unidos.

No obstante, apuntó que a Washington le preocupa que la corrección sea sólo temporal y teme que China vuelva a apostar por las exportaciones para alimentar su crecimiento mediante una tasa de cambio que Estados Unidos considera infravalorada.

"Para lograr un crecimiento más equilibrado y duradero y reducir los riesgos de inestabilidad financiera debemos evitar desequilibrios crecientes e insostenibles en los flujos de comercio y de capital", subrayó Bernanke.