sábado 31/7/21

El BCE anuncia que va a comenzar a retirar algunas medidas extraordinarias

El miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) Axel Weber dijo este jueves que la entidad europea puede comenzar a retirar algunas de las medidas no convencionales introducidas para inyectar liquidez y apoyar la concesión de créditos. El presidente del Bundesbank (banco central de Alemania) dijo en un discurso en Berlín que la salida de las medidas no convencionales será gradual. Algunos de los instrumentos serán necesarios durante más tiempo que otros, según Weber. Por ejemplo, el BCE parece querer mantener durante algún tiempo la adjudicación plena en su operación principal de refinanciación, las subastas semanales.

Sin embargo, la autoridad monetaria europea está dispuesta a retirar las operaciones de inyección de liquidez a muy largo plazo, es decir, las subastas con vencimiento a doce meses.

Estos son los primeros comentarios que indican que el BCE se aproxima a su estrategia de salida de la política monetaria extremadamente expansiva que aplicó para hacer frente a la crisis financiera y económica.

La Reserva Federal estadounidense (Fed) ya ha anunciado también una retirada paulatina de sus programas de urgencia.

El Banco Central de Noruega elevó el miércoles el tipo de interés de referencia un cuarto de punto hasta el 1,50 por ciento, por lo que el país nórdico se convirtió en el primero en Europa en subir los tipos tras estallar la crisis financiera internacional.

Australia fue la primera gran economía occidental en elevar los tipos de interés (el pasado 6 de octubre).

"Los bancos deben prepararse para una retirada gradual de los medicamentos que han administrado los bancos centrales", dijo Weber.

Consideró que "los pacientes, los mercados financieros y la economía mundial, han salido ahora de la unidad de cuidados intensivos y han sido trasladados a planta".

"Una vida continuada con el gota a gota de liquidez de los bancos centrales no es una opción para un futuro duradero, ni un modelo de negocios", consideró Weber.

El BCE dirige actualmente las operaciones de refinanciación mediante un procedimiento de subastas a tipo de interés fijo, con adjudicación plena, al tipo de interés mínimo aplicable, que es su tasa rectora.

De este modo, la entidad monetaria europea quiere asegurar que todos los bancos comerciales de la zona del euro consigan la liquidez que necesitan.

Mantendrá el precio del dinero en el 1%

Los mercados prevén que el BCE mantendrá el precio del dinero en el actual 1 por ciento durante algunos meses.

Desde octubre de 2008, tras la quiebra de Lehmann Brothers y la intensificación de la crisis financiera, el BCE ha recortado los tipos de interés 3,25 puntos porcentuales hasta el 1 por ciento, en un nivel históricamente bajo.

Además compra desde julio bonos garantizados (cédulas hipotecarias y territoriales) por un monto total de 60.000 millones de euros (84.600 millones de dólares).

El BCE introdujo también inyecciones de liquidez con vencimiento a un año, la primera se produjo el 24 de junio y la segunda, el pasado 30 de septiembre.

En la primera, el BCE prestó a los bancos comerciales de la zona del euro 442.240 millones de euros durante un año, la cantidad máxima que la entidad ha adjudicado hasta ahora en una subasta, para facilitar la concesión de créditos a largo plazo.

Esta gran inyección de efectivo ha reducido la demanda de liquidez a corto plazo, como se ve desde entonces en las subastas semanales del BCE.

La demanda de la segunda operación de refinanciación durante un año fue muy baja, tan sólo de 75.241 millones de euros.

A su vez, el BCE tiene un acuerdo de divisas recíproco de carácter temporal (línea de swap) con la Reserva Federal estadounidense (Fed) hasta el 1 de febrero de 2010.