lunes 2/8/21

El Banco de España interviene CCM tras la fusión fracasada con Unicaja

El Banco de España ha decidido intervenir Caja Castilla La Mancha, según informaron hoy a Efe fuentes cercanas a la caja, en lo que supone la primera intervención de una gran entidad financiera desde la de Banesto en 1993 y la primera desde Eurobank del Mediterráneo en el 2003. Caja Castilla La Mancha contaba con créditos concedidos por importe de 19.536 millones de euros a cierre del 2008 y con depósitos de clientes por valor de 17.265 millones, que están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos.

El Banco de España ha acordado la sustitución de los administradores de Caja Castilla-La Mancha por otros designados por el organismo y ha asegurado que la intervención garantiza que la caja cumplirá sus obligaciones, por lo que los depositantes y acreedores "pueden estar absolutamente tranquilos". En un comunicado, el Banco de España recuerda que CCM tiene un patrimonio neto positivo y es "una entidad solvente", pero tanto la situación de su capital regulatorio como sus perspectivas financieras aconsejaban "buscar soluciones que garantizaran su futuro".

Tanto esta medida, como el Decreto Ley aprobado hoy por el Consejo de Ministros, aseguran que cumplirá con todas sus obligaciones frente a terceros.

En el comunicado del Banco de España se destaca que la decisión de la Comisión Ejecutiva del organismo "se ha adoptado después de que no hayan fructificado las conversaciones mantenidas en las últimas semanas con objeto de encontrar una solución en el ámbito del Fondo de Garantía de Depósitos de las cajas de ahorros".

Esta iniciativa era valorada de "forma positiva" por el Banco de España en la medida en que hubiera evitado la utilización de recursos públicos.

El deterioro al que podía verse expuesta la entidad en caso de continuar la búsqueda de este tipo de soluciones ha hecho aconsejable la actuación del Banco de España para evitar que el resultado final pudiera resultar muy costoso para el contribuyente, subraya el organismo.

La decisión del Banco de España "está plenamente en línea con los principios acordados en la moción aprobada en el Congreso de los Diputados el 17 de marzo sobre la estrategia de reestructuración del sistema financiero español".

Caja Castilla-La Mancha representa menos del 1%o de los activos del sistema bancario español y el Banco de España "quiere insistir en que el sistema financiero español sigue siendo sólido, aunque no puede ser inmune a la crisis financiera internacional".

El Banco de España ha mantenido una reunión extraordinaria esta mañana para evaluar la medida y dice que los ahorros de los clientes están garantizados, y que en estos momentos se negocia con el Gobierno unos fondos urgentes para dotar a la caja de liquidez y que pueda seguir funcionando. El Consejo de Ministros ha decidido reunirse a las 18.00 horas de forma extraordinaria para analizar la situación.

El Banco de España evaluará los pasivos de la entidad para dar los próximos pasos y la reunión con el Ejecutivo para los fondos necesarios podría producirse este martes. La toma de control implica la dimisión de todo el consejo de administración de Caja Castilla-La Mancha.

La intervención de CCM supone que el Banco de España pasa a gestionar el activo y pasivo de la caja de ahorros castellano manchega. La decisión se toma en fin de semana con el objetivo de evitar la posible fuga de depósitos, que, en cualquier caso, están garantizados.

El siguiente paso de la intervención será nombrar un nuevo consejo de administración de la caja, lo que supondrá el relevo del hasta ahora presidente de la misma, Juan Pedro Hernandez Moltó.

La intervención de CCM supone que el Banco de España pasa a gestionar el activo y pasivo de la caja de ahorros castellano manchega. De esta forma, todos los depósitos de los clientes de CCM están garantizados.

El siguiente paso de la intervención será nombrar un nuevo consejo de administración de la caja, lo que supondrá el relevo del hasta ahora presidente de la misma, Juan Pedro Hernandez Moltó.

La caja intervenida, que en todo momento negó tener un agujero contable, barajó la posibilidad de adelantar a 31 de diciembre del 2008 las dotaciones previstas para este año e incurrir en resultados negativos con el apoyo del Banco de España, que había puesto a disposición de la entidad malagueña 1.600 millones de euros en emisiones preferentes y avales del Fondo de Garantía de Depósitos. Pero esta mañana el Banco de España ha zanjado esta posibilidad tras revisar el estado contable de Caja Castilla-La Mancha.

Se trata de la primera intervención de una entidad española desde que comenzó la crisis financiera internacional y también es la primera desde 1993 cuando se produjo la intervención de Banesto.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, comentó hace algunas semanas que "no se puede descartar" una intervención estatal en los bancos y cajas de ahorro españoles, aunque matizó que "de momento no es necesario" porque el sistema español es "muy sólido".