lunes 18/10/21

Ban, Clinton y Lavrov admiten posibles nuevas sanciones contra Irán

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, advirtieron que Naciones Unidas podría adoptar nuevas sanciones contra Irán. "El Consejo de Seguridad debate activamente qué medidas podrían tomarse en el futuro, incluidas sanciones. El programa nuclear de Irán es ahora uno de los problemas más graves y alarmantes que necesitan solución", dijo Ban a la prensa en Moscú.

A su vez, el diplomático eludió pronunciarse sobre el alcance de las eventuales nuevas sanciones, que Rusia se niega a extender al campo de la economía, al subrayar que este asunto es de competencia exclusiva del Consejo. Ban admitió el derecho de Irán, como de cualquier otra nación, a disponer de una energética nuclear civil, pero insistió en su obligación de demostrar al mundo el carácter exclusivamente pacífico de su programa atómico.

También criticó a Irán por rechazar la iniciativa de Rusia de enriquecer uranio para las necesidades de la economía iraní y por ignorar la respectiva propuesta del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). El secretario general de la ONU instó a Irán a "cumplir con sus obligaciones" y a "volver a la mesa de negociaciones con el grupo de los seis (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania) para estudiar las propuestas del OIEA".

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, admitió mismo que la negativa de Irán a cooperar con la comunidad internacional puede conducir a la adopción de nuevas sanciones contra ese país. "Como ha dicho el presidente ruso, Dimitri Medvédev, las sanciones rara vez resultan útiles, pero sí puede darse una situación cuando sean inevitables. No podemos excluir que tal situación se dé con respecto a Irán" dijo Lavrov tras una reunión del jefe del Kremlin con la secretaria de Estado norteamericana. Clinton subrayó a su vez que el deseo de los mediadores en el conflicto con Teherán es "idear unas sanciones inteligentes, de las que antes había hablado Dmitri Medvédev, cuyo objetivo sea conseguir que la dirección iraní cambie su actitud".

"Sanciones inteligentes, no paralizantes"

Lavrov indicó que "estas sanciones deben ser inteligentes, no paralizantes, para que no tengan un impacto humanitario negativo en la población iraní". "Esas sanciones deben afectar a aquellos de quienes depende (en Irán) la toma de decisiones en el diálogo con la comunidad internacional", señaló el ministro ruso. Clinton insistió la víspera en la necesidad de dejar claro a Irán que su negativa a cooperar para despejar las dudas sobre su programa nuclear puede "tener consecuencias", pero aseguró que Washington aún apuesta por una "solución diplomática" de este conflicto.