domingo 16/1/22

Almunia descarta emitir bonos de deuda europeos en la actual coyuntura

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, consideró ayer que en la actual coyuntura no se dan las condiciones para emitir bonos de deuda europeos. "Creo que, desafortunadamente, (los "eurobonos") no son viables ahora por las condiciones del mercado", dijo Almunia en una reunión de eurodiputados y miembros de los parlamentos nacionales de los Veintisiete centrada en el futuro de la economía europea.

El comisario aseguró que Bruselas ha estado "trabajando" en la posibilidad de emitir títulos de deuda comunitarios, pero insistió en que "no es el momento apropiado".

En su opinión, es hora de "tomar decisiones alternativas viables a corto plazo", para hacer frente a los problemas por los que pasa la economía europea.

Almunia confió, en este sentido, en que las medidas propuestas por la Comisión Europea y puestas en marcha por los Estados miembros sean efectivas a corto plazo, y en especial, logren impulsar el mercado de crédito.

Sin embargo, advirtió de que los mercados financieros continúan "sufriendo" y dejó claro que si "no recuperan la normalidad en los próximos meses, la eficiencia de los estímulos fiscales y de las decisiones de política monetaria se verá seriamente afectada".

Almunia recalcó además el papel positivo que, a su juicio, está desempeñando el euro como "escudo" ante la crisis, tanto para los países del área como para el resto de Estados miembros de la UE.

Por ello, advirtió contra cualquier medida proteccionista que pueda dañar a la divisa europea y subrayó la necesidad de "proteger el mercado interior" y la "competencia".

"El proteccionismo sería la peor respuesta al problema", aseguró el comisario, quien señaló que Bruselas "ha estado analizando con preocupación algunas señales" proteccionistas.

Insistió en que los países europeos no pueden afrontar la actual situación sólo con medidas nacionales y aislándose y consideró que las cumbres de jefes de Estado y de Gobierno de la UE anunciadas hoy para estudiar medidas contra la crisis y contra la destrucción de empleo son una "señal clara de que los líderes políticos son conscientes de los problemas y están decididos a afrontarlos".