viernes 3/12/21

El alcalde de Sant Carles de la Ràpita cambiará el nombre del municipio

El alcalde de Sant Carles de la Ràpita, Josep Caparrós (ERC), ha anunciado que cambiarán el nombre del municipio, que pasará a denominarse La Ràpita (Tarragona)

Imagen del ayuntamiento La Rapita  (1)
Imagen del ayuntamiento La Rapita

El alcalde de Sant Carles de la Ràpita, Josep Caparrós (ERC), ha anunciado que cambiarán el nombre del municipio, que pasará a denominarse La Ràpita (Tarragona), tras el referéndum convocado el pasado 12 de octubre.

Sin embargo, la baja participación en la consulta celebrada en esta localidad impedía, en teoría, cambiar el nombre del municipio, ya que no se alcanzó el mínimo de participación establecida por el consistorio para que la consulta fuera vinculante.

Los grupos municipales habían acordado que la opción ganadora debía obtener un mínimo de 2.500 votos, el 20 % de censo total, mientras que La Ràpita tuvo un total de 2.246 votos (un 18 % del censo y un 67,4 % de los vecinos que votaron) frente a los 1.045 votos que ha obtuvo la opción de mantener el nombre.

En un artículo publicado en la publicación digital "Aguaita.Cat", el alcalde asegura que la votación del pasado 12 de octubre siguió "las medidas y estándares de un proceso democrático como cualquier jornada electoral".

A su juicio, aquella votación tuvo "toda la legitimidad y un resultado claro: el nombre de la Ràpita ha ganado", ya que votaron a favor "siete de cada diez personas", un resultado "contundente".

Por ello, el alcalde ha anunciado que, tras un mes de reflexión, "ha llegado el momento de que el pleno analice los resultados y cada concejal y concejala decida su opción", aunque cabe destacar que ERC dispone de mayoría absoluta en el municipio por lo que se impondrá la decisión del alcalde.

ERC cuenta con diez concejales en la todavía Sant Carles de la Ràpita, mientras que JxCat cuenta con tres representantes, el PSC dos, y hay otros dos, uno de Més Ràpita y otra independiente.

Argumenta Caparrós que la consulta de octubre, "como consulta popular, nunca puede ser vinculante", pero asegura que los grupos municipales acordaron que "si se llegaba al 20 % de una de las dos opciones el resultado se implementaba 'directa y obligatoriamente'".

"Hay que respetar la decisión de la gente y el nombre legítimo elegido por los votantes es La Ràpita", concluye el alcalde en su aríticulo. 

Comentarios