miércoles 20/10/21

Abren la puerta a practicar la eutanasia en el domicilio

El PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, el grupo Plural y EH-Bildu han presentado enmiendas coincidentes a la proposición de ley de eutanasia para permitir que la ayuda a morir se pueda prestar también en el domicilio del paciente y no quede restringida a los centros sanitarios

eutanasia

Una vez rechazadas las enmiendas a la totalidad presentadas por el PP y Vox, la ponencia de la Comisión de Justicia encargada de estudiar la proposición de ley del grupo socialista ha comenzado sus trabajos este martes en el Congreso, aunque sin cerrar todavía cambios concretos, han apuntado fuentes parlamentarias.

El texto inicial limita la práctica de la eutanasia al ámbito sanitario -centros públicos, privados y concertados- pero PSOE y Unidas Podemos han registrado una enmienda conjunta para que sea posible en casa de los pacientes, propuesta que han planteado también Ciudadanos, EH-Bildu y el grupo Plural, que agrupa a Compromís, JxCat, Más País y el BNG.

La mayoría de los grupos apuestan asimismo por que la ayuda a morir pueda prestarse en centros sociosanitarios, es decir, en la residencia en la que viva el paciente.

PSOE y Unidas Podemos también proponen ampliar los requisitos para recibir esta prestación, que de acuerdo con la proposición inicial se incorporará a la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud y será gratuita.

Plantean que la eutanasia sea accesible, además de a los españoles y a quien tenga residencia legal en España, a quienes cuenten con un certificado de empadronamiento de al menos doce meses y que no solo pueda solicitarla quien padece una enfermedad grave, incurable o invalidante, sino también quien sufre un "padecimiento grave, crónico e imposibilitante" que afecte de forma directa a su autonomía física.

ERC es el único partido que propone que los menores de edad puedan solicitar esta prestación: "tener al menos 16 años" es el requisito que plantean los republicanos en sus enmiendas, en las que piden eliminar la exigencia de tener la nacionalidad española o residencia legal en España para acceder a la eutanasia.

Para evitar la denominada "privatización de la muerte", ERC sugiere que se establezca la "obligación legal" de que la prestación de la ayuda para morir se realice por la sanidad pública y se excluya "cualquier otra modalidad de gestión u oferta de servicios privados".

Por su parte, el grupo Plural quiere eliminar la posibilidad de que los médicos aleguen objeción de conciencia ante la eutanasia: "en una actividad lícita, legalmente regulada y prestada desde la sanidad pública no debería admitirse la posibilidad de substraerse de sus obligaciones en función de sus creencias personales", señalan en una enmienda. 

La primera ley de eutanasia inicia su andadura con amplio apoyo parlamentario

El Congreso aprueba regular la eutanasia

Comentarios