lunes 24/1/22
Christian Gálvez

"Voy a desmontar a Leonardo da Vinci"

El presentador de Pasapalabra, con el que cumplirá el próximo mes de julio su décimo aniversario, dice que no tiene tiempo para la TV porque tiene tres pasiones en su vida

christian
Christian Gálvez.

-En julio de 2007 Pasapalabra cumplirá 10 años. ¿Se lo imaginaba cuando empezó?

-Qué va, en principio era una sustitución veraniega, en lugar del ¡Allá tú!, con la idea de que si funcionaba pudiera recuperarse cada verano, pero al final se ha convertido en el verano más largo de nuestras vidas. Hasta que no lo cumpla no lo veo claro, pero sí, espero llegar.

-¿No le cansa presentar tantos años el mismo espacio?

-En primer lugar debo decir que no siempre es lo mismo, y luego recuerdo que yo tuve una temporada maravillosa en TV hace muchos años, donde logré hasta un Ondas, pero luego nadie me llamó y desaparecí. Tengo motivos más que suficientes para venir cada día al plató ilusionado. 

-¿Lo pasó mal en aquella época?

-No es que fuera chunga sino el tortazo que te devuelve los pies a la tierra. Ha llegado un momento en que no intentas gustar a todo el mundo, porque eso es imposible, y por eso te centras en gustar a la gente a la que ya gustas. Cuando uno se va con la conciencia tranquila a la cama, construye tanto para él como para los que disfrutan con lo que haces. 

-David Leo acaba de ganar el rosco, ¿cómo le definiría como concursante?

-Es la culminación de la nueva generación de concursantes, los que se preparan para el programa exclusivamente. Se diferencia de las primeras en que éstas eran gente que sabían mucho y venían a probar sus conocimientos. Fuera del plató lo mejor es su calidad humana, como demostraba con el eliminado de la silla azul, al que siempre iba a saludarle en un parón. Además, ha sabido minimizarse con el entorno y no sólo ha sabido jugar sino también hacer televisión, porque no hay que olvidar que Pasapalabra, además de un concurso cultural, es un programa de entretenimiento televisivo. Para conectar con todo el público hay que saber hacer televisión y él lo ha logrado. 

-¿Llegó usted a saber en qué momento se podía llevar el rosco?

-Sí, claro, aunque en el 99% de las veces suelo fallar. Yo tengo una visión mucho más global que la que tiene el telespectador, que sólo ve lo que le muestras en la cámara, y yo la tengo de 180 grados. En el caso de David muchas veces le había visto muy convencido de no llevárselo pero el día que se lo llevó le vi bastante nervioso, que las piernas le temblaban y pensaba que si no lo llevaba él tenía muy claro que sí podía llevárselo, aunque la contestación estuviera luego mal. Pensaba que él creía que era el día, se le secaba la boca.

-En noviembre van a comenzar la segunda edición del Bote Master. ¿Hay más rivalidad entre esos triunfadores?

-Aunque vienen a competir, porque al fin y al cabo es un concurso, luego ves que se ríen juntos, que se abrazan, que se van a tomar algo juntos... Se puede ser rival y amigo. Por el deporte de alto nivel estamos acostumbrados a lo contrario y no es así.

-¿Se considera un 'bicho raro' en Telecinco por estar al frente de un programa cultural?

-No, porque Paolo Vasile tiene razón cuando dice que la TV es para entretener. Eso es lo que hacemos, pero si además le añadimos el plus de la cultura, mucho mejor. Yo hice Magisterio, y eso sirve para educar, pero si encima tienes un profesor que además de educarte te entretiene, pues es la leche. El resto de la programación entretiene. La TV no está para educar, la pública quizás, pero una privada tiene que entretener, y Telecinco lo hace. Cultura y entretenimiento son dos palabras que pueden formar una amalgama perfecta.

-Después de tanto tiempo viendo a los mejores, supongo que usted sería también un buen concursante...

-Vamos tan rápido que no se te queda nada. El disco duro está casi lleno y no quiero borrar datos no vaya a ser que la líe. Yo me entrené para presentar el programa hace muchos años. Una vez hice un rosco con Silvia Jato, compitiendo contra Kira Miró, y pese a que era benéfico y por tanto super fácil, lo pasamos muy mal. 

-¿Qué le pareció el paso de Paco por Supervivientes?

-Yo he presentado también ese programa y me pareció bien, pero no pude verle porque no tengo tiempo. Paso muchas horas en la tele como para luego verla, porque además si lo hiciera no escribiría y me apetece mucho escribir.

-¿No ve TV?

-Veo Cuarto Milenio, me encanta, es mi programa favorito. Tengo tres pasiones en la vida y tengo que repartir mi tiempo entre ellas y dormir. Hago tele, escribo cuando no hago tele y estoy con mi mujer.

-¿Qué está escribiendo ahora?

-La próxima novela sobre el Renacimiento, 'Salvad a Rafael', y en marzo publico un ensayo a nivel mundial muy heavy sobre Leonardo Da Vinci, intentando demostrar que algo que se daba como cierto sobre una imagen no es así. Voy a intentar desmontar la figura de Leonardo.

Comentarios