lunes 27.01.2020
Nerea Garmendia

"Los vascos somos tan sosos que damos mucho juego"

Desde 'Fenómenos', en 2013, no había vuelto a intervenir en una serie de TV. Ahora da vida a Gotzone, la cocinera rival de Iñaki en 'Allí abajo', mientras sigue en el mundo teatral, con su blog y en su faceta de diseñadora de moda, terreno en el que su franquicia (By Nerea Garmendia) cuenta ya con ocho tiendas 

Nerea Garmendia (Gotzone), en la presentación de 'Allí Abajo', en el Palacio Monsalves, Sevilla.
Nerea Garmendia (Gotzone), en la presentación de 'Allí Abajo', en el Palacio Monsalves, Sevilla.

-¿Cómo fue para una vasca el rodaje en Sevilla?

-Increíble, me llamaron para hacer un personaje en el que podía encajar, hice una prueba y es la primera vez que me vengo arriba por tener que ir abajo. Ha sido una gozada, porque pude ver que lo bien que se lo pasaban todos era verdad, y me hicieron sentir una más desde el minuto uno. Y hablo de todos los departamentos. Ha sido un regalo. 

-¿No se nota entonces el entrar en una tercera temporada de nueva?

-En este caso no, no tuve nervios ni un solo minuto. Eso sí, conocía a muchas personas, pero aunque no hubiera coincidido antes me hubieran hecho sentirme igual de bien. Es fundamental  poder disfrutar desde el comienzo.

-¿Dispuesta a seguir muchas temporadas más y dejar de ser la nueva?

-Eso no depende de mí, pero ya voy a encargarme de enamorar al público porque me encantaría envejecer en esta serie, porque cuando te levantas para trabajar y ves que es un juego... En esta profesión no te pagan por sentir lo que hago sino por jugar, por disfrutar, por aprender cada día y en un entorno como este me quedo lo que hace falta.

-¿Cómo definiría a Gotzone?

-Gotzone es una joya y una bomba de relojería. Es una apasionada de su profesión, ama la cocina y es una mujer responsable, resolutiva, es la mejor en su ámbito y lo sabe, pero también sabe que sólo puede quedar uno, ella o Iñaki, y piensa que 'a este chaval me lo tengo que zampar con patatas'. Ella invierte todo el tiempo y su vida en su profesión, por encima de su familia y sus hobbies, su vida es la cocina. 

-Por lo que parece no juega muy limpio...

-Ella intenta jugar limpio siempre pero a veces tienes que mancharte las manos si estás en la cocina. Mi madre me decía que no es limpio el que más limpio está sino el que menos ensucia. El fin justifica los medios en su caso pero en el fondo es muy buena gente. 

-¿Era seguidora de la serie?

-No siempre podía verla en tiempo real, pero sí. Me gusta mucho la comedia, tanto interpretarla como verla de espectadora, y este tipo de comedia que está tan bien cuidada y dirigida me gusta mucho. Unir el norte con el sur es un lujazo, algo que a todos nos hace mucha gracia. Igual pasaría si mezclas a un gallego con un andaluz, pero hemos elegido a los vascos y, como somos tan sosos, damos mucho juego, porque tenemos un sentido del humor increíble, ya que la gente sosa también es muy graciosa. Yo soy vasca y mi chico andaluz por lo que venía con el master hecho. 

-¿Nerea Garmendia es buena cocinera?

-Me gusta cocinar, dicen que sí se me da bien, y en ese aspecto me parezco mucho de Goztone, soy muy perfeccionista, no tengo horarios, ni límites, de lunes a domingo todos los días son iguales. A mí me gusta no sólo el hecho de cocinar sino también el ver la cara de los comensales, de mis amigos, al probarlos. Eso me compensa las horas de cocina. Yo disfruto del momento en que voy al supermercado a comprar, y también si no tengo nada para comer y empiezo a mezclar, ahí salen los mejores platos. 

-¿Participaría en un programa como Masterchef?

-Por supuesto, yo soy muy competitiva. A mí me dicen, ¿a que no hay huevos?, y ya me tienen la primera. Me pasó con Splash. Yo estaba en Colombia rodando una serie, hice descenso de barrancos, y dijeron de tirarse de un puente de diez metros y me tiré, y juré que jamás me iba a tirar ni de diez, ni de cinco ni de tres y lo hice. Luego dije que en Splash no iba a subir del tobogán de tres metros y subí al de diez, porqué, porque soy vasca. Eso sí, una cosa es competir y otra zamparte a la peña.

-¿Qué fue entonces lo de La Alfombra Roja Palace, el programa que dejó tras su primera entrega?

-Lo que vio el público es lo que vivimos nosotros. Fue un producto que se hizo con buena intención, con mucho cariño, con la intención de dar un lugar a la música, porque ésta tiene pocos espacios en TV, pero desafortunadamente  puede que fuera como los patos, que ni nadan, ni caminan ni vuelan bien pero que intentan hacerlo. Creo que lo más importante es la voluntad y no tengo más que palabras de agradecimiento porque confiaran en mí para un prime time de un sábado. 

-¿Y por qué no la hemos visto en ninguna serie desde 'Fenónemos'?

-Por muchos factores. No he estado parada, sino haciendo teatro. Entrar en TV no está en manos de una, pero no lo había echado de menos porque me apasiona el teatro y ahora voy a compaginar. Es otro ritmo, aprendes mucho tanto en un género y en otro. Y además he estado yendo y viniendo con mi marca de ropa y cuando ha habido ocasión de volver ni me lo he pensado. 

-¿Y qué tal va eso de la ropa?

-Tengo un blog en el que escribo mi forma de ver la vida, en todos los aspectos, comida, estilismo, ropa queme gusta y tenia una amiga que tenía una tienda y me dijo que por qué no hacía mi propia marca. Saqué seis diseños donde mi intención era plasmar mi forma de ver la vida, unos más románticos, otros más cañeros. Los presenté en la Semana de Moda de Guipúzcoa y empezaron a llamarme tiendas y me dijeron que querían una tienda solo con mi ropa y a día de hoy tengo ocho tiendas. Ha sido una sorpresa inesperada y la ropa no la compran porque la diseño yo sino porque les gusta el diseño. Lo que más me halaga es que al ver un diseño me dicen que es mío. 

Comentarios