lunes 11.11.2019
CECILIA FREIRE

"Si tengo que enseñar algo de mi cuerpo, mejor hacerlo ahora"

La actriz ha vuelto a interpretar a Rita en 'Velvet' y continúa produciendo teatro con su compañía La Bipolar

Cecilia Freire, en las Galerías Velvet.
Cecilia Freire, en las Galerías Velvet.

-Ha comenzado la temporada perdiendo su virginidad. ¿Ha sido la escena más difícil hasta la fecha?

-Hubo un momento comprometido de desfloramiento, porque nunca nos habíamos visto en esas. Sí, de momento es esa, en la que hacemos uso del matrimonio.

-Pero ya se guardó de no enseñar nada...

-Bueno lo justo y necesario, aunque si tengo que enseñar algo de mi cuerpo mejor hacerlo ahora.

-¿Eso quiere decir que la veremos vestida de forma más atrevida a partir de ahora?

-Yo creo que es bonito que haya diferencia entre los personajes. Lo de las gafas fue propuesta mía, yo fui al casting con gafas. Me gustaría ir guapísima para mi ego, pero hay que ser fiel a la historia, porque sino haces otra cosa. Rita es de esos personajes entrañables a los que no les gusta mucho el cambio y ella quiere ser modista toda la vida, no quiere ser diseñadora sino estar con el mismo hombre siempre, tener hijos... una vida muy de los 50.

-Y con suegra...

-Uno pensaría que una vez que están casados todo sería perfecto, porque es lo que querían los dos, pero no, hay obstáculos por el camino que tienen que solventar y la suegra va a ser uno de ellos, porque es una suegra de la época y su presencia no va a pasar desapercibida.

-Creo que en esta temporada va a ser un poco "mala", sobre todo con el personaje de Charlotte Vega...

-Bueno, ya se sabe que yo soy la mejor costurera y me ponen a su cargo, pero es una hija de y una pija y por eso se la quiere comer. Se convierte en una trama un poco carcelaria, yo digo a veces que estoy haciendo 'Vis a vis', porque me vuelvo un poco matona. Cuando Rita se cree que es más de lo que es es muy divertido, y la voy a dar un poco de mala vida a la chica.

-¿Se llevan tan bien Pedro y Rita como Cecilia y Adrián Lastra?

-Afortunadamente, porque estas cosas no se pueden fingir. Lo curioso es que no nos hicieron las pruebas juntos, cuando eran dos personajes que tenían que tener mucha química. A lo mejor no pensaban que Pedro se acababa de enamorar de Rita.

-¿Cómo es trabajar con Adrián?

-Es superfácil y superagradecido trabajar con él y me río no como Cecilia sino como Rita y son complicadas las tomas. Es muy gracioso y muy talentoso, y el que no le haya visto en teatro está tardando porque es una bestia. Le vi en 'El discurso del Rey' y pensaba que tenía la suerte de estar trabajando con ese tío. 

-¿Ha llegado a notar por parte del púbico que la trama entre Pedro y Rita es quizás más apreciada que la principal?

-No me gusta que nos comparen con otros porque no queremos robar nada a nadie. Yo creo que convivimos muy bien y que la gente se identifica porque somos más de pie, no rezumamos glamour ni ensoñación, son como tu vecina del barrio, tu prima, tu cuñada...

-A lo mejor protagonizan un "spin-off" de esos personajes...

-Eso sería un poco peligroso porque también formas parte de un todo. Pedro y Rita son como piezas de un puzzle que combinan con las mejores amigas de ella, mi hermana Clara, don Emilio, doña Blanca... Sacado de contexto se puede desarmar como un castillo de naipes.

-¿Se va a romper esta temporada ese grupito de cuatro grandes amigas?

-No, porque nos pasan tantas cosas que como mujeres que somos nos las tenemos que contar. ¿Qué somos las mujeres sin hablar? Vamos a necesitar el apoyo siempre unas de otras. Las "chicas Velvet" forever.

-¿Pero ha sentido alguna vez Rita que le ha quitado el novio a su hermana?

-Pedro para Rita era el hombre de su vida, no un capricho, porque sino haces 'Eva al desnudo' o 'La mano que mece la cuna'. Era algo de pensar que ella no le estaba haciendo feliz y por eso me metí en algo que sabía que tenía las horas contadas. Era Pedro, no podía ser otro hombre. Era él o nadie y eso lo justificaba todo.

-¿Va a tener tiempo para otros proyectos?

-Ahora no, pero en marzo, cuando haya acabado el rodaje, haré una obra de teatro, 'Los dramáticos orígenes' en el Teatro María Guerrero. Es una pasada, dos hermanas gemelas y es tragicomedia, no es Pili y Mili. Hago de una hermana, de la otra y de una hermana haciendo que es la otra. A veces tengo conversaciones con la otra hermana por sky

-¿Sigue con La Bipolar (su compañía teatral)?

-Sí, y el próximo proyecto va a ser 'El diablo', escrito por Daniel Remón, con Jeús Cava y Javier Pereira.

-Vaya época para haberse metido a productora...

-Es el momento para arriesgar y afortunadamente la tele te da una estabilidad que no te dan otros medios y lo que cojo de la serie lo invierto en el teatro. Uno debe ser un poco dueño de su destino y ser responsable en estos tiempos que corren. Puedes hablar mucho pero luego te dirán pero qué estás haciendo y yo estoy haciendo con mi productora un montaje para aportar lo que a mí me gustaría ver o la nota de cultura que creo que es necesaria. A mí me da un papel más activo, porque sino esperar a que te llamen por teléfono no es bueno. 

-¿Hoy en día qué es más complicado, ser actriz o productora en España?

-Lo que pasa es que cuando eres actriz también eres empresaria de ti misma y autónoma. Está fastidiado para todos los medios. Antes pensabas que siendo actor tenías que estar acostumbrado a estar en paro pero es que ahora en qué profesión no es eso lo normal. ¿Qué te da seguridad, el ser arquitecto, abogado...? La juventud hoy en día lo tiene muy jodido pero saldremos adelante.

Comentarios