sábado 27/11/21
TV

Roberto Brasero: "Hay una incompatibilidad genética entre la M-40 y los copos de nieve"

Comenzó en Telemadrid y desde 2005 se ha convertido en "el hombre del tiempo" de Antena 3, donde ya tiene su espacio propio ('Tu tiempo')

Roberto Brasero, presentador de 'Tu Tiempo'
Roberto Brasero, presentador de 'Tu Tiempo'

-La información meteorológica ha pasado de cerrar telediarios a abrirlos, parece que el tiempo sí está cambiando realmente...

-Sí, al menos la manera de contarlo. Eso es lo que me hizo embarcarme en esta tarea. Existía terreno para poder evolucionar en la comunicación meteorológica, al igual que está evolucionando la comunicación en general. El tiempo no se tiene que quedar fuera.

-En política, agosto es un mes que parece no existir, y en el mundo del fútbol parece que ocurre lo mismo con aquellos meses en los que no hay Liga. ¿En el mundo del tiempo también hay "meses muertos" o todos son iguales?

-Cada mes tiene lo suyo, hay picos y valles, como en el horario de los trenes. En la cima del trabajo que te da y el estrés que puede generar están los puentes y festivos y, sobre todo, Semana Santa. También los temporales, ya sean de lluvias fuertes en el Mediterráneo o de nevadas, sobre todo cuando nieva en Madrid, donde parece que hay una incompatibilidad genética entre la M-40 y los copos.

-Hablando de nieve, parece que en A-3 ya no tiene que "sufrirla" como cuando estaba en Telemadrid...

-Muchas veces en Antena 3 salimos a informar sobre el terreno, pero cuando daba el tiempo en Telemadrid, el Puerto de Navacerrada era casi un segundo plató durante el invierno. Estábamos allí con los primeros copos o las primeras heladas o cuando se cargaba la sal en las quitanieves. En ocasiones te pedían una conexión tipo sumario al principio del informativo y luego otra 10 minutos después, y, como esos minutos los pasabas esperando a la interperie, solía ocurrir que al comenzar a hablar en la segunda conexión no se entendía nada: ¡Se había congelado la saliva!.

-Ana Rosa y Susanna Griso luchan por ser la "reina de las mañanas". ¿En su mundillo también hay un rey o reina?

-En estos asuntos de reinados televisivos prefiero declararme republicano.

-¿Si tiene algún ídolo, ese es Mariano Medina?

-También Manuel Toharia, por la manera de explicar las cosas y la pasión que pone. Yo era un niño cuando Mariano Medina creó esa figura hoy tan popular: el primer hombre del tiempo. Con los años he conocido a su entrañable familia: su viuda, sus hijos... A uno de ellos me lo encontré en el Parque del Retiro cuando fuimos a informar, precisamente de una nevada en la capital, y, ¿sabe qué? ¡Estaba esquiando!. Esquí de fondo en el Paseo de Coches del Retiro.

-Supongo que dar el tiempo ahora es una profesión de menos riesgo que la que tenía entonces Mariano Medina...

-No se crea. Alguien de su generación me dijo hace poco que las tornas habían cambiado: "Antes sabíamos -me decía- que el hombre del tiempo nunca acertaba y contábamos con ello, pero es que ahora raro es el día que os equivocáis y claro, con esa premisa la presión aumenta porque el fallo es más significativo".

-¿Qué piensa cuando escucha (cada vez menos) lo de "fallas más que el hombre del tiempo"?

-Ahora esa aseveración es injusta. No se sostiene con datos estadísticos, pero también es cuestión, como dice, de los términos que se usan: no se debería hablar de aciertos o de fallos porque detrás de la meteorología está la ciencia, no el azar. Las previsiones no se hacen tirando un dardo a una diana, sino con modelos y ecuaciones matemáticas alimentadas con datos empíricos. Además, el pronóstico expresa una probabilidad y por tanto lleva implícito el que no se cumpla. Al habler de un 80%- de probabilidad de lluvia también se está diciendo que hay un 20% de que no... Y siempre que existe una probabilidad puede acabar ocurriendo.

-¿Qué tal funciona su libro?

-Si se refiere a las ventas funciona muy bien como regalo, pero a mí lo que más me gusta es cuando funciona de verdad, es decir, cuando la gente que lo ha leído me dice: "¡Por fin me he enterado de tal cosa!". Esa es la intención. La colección se llama "Para Torpes" y el libro está dedicado a "Todos los torpes que diariamente nos esforzamos en dejar de serlo".

-¿Qué puede descubrir uno en un libro así?

-Una distinta manera de contar lo que nos vienen contando desde siempre y que además es divertido. Va todo muy hilado y pasas un rato muy entretenido entendiendo cómo funciona nuestra atmósfera, qué ocurre por ahí arriba para que pueda llover o la diferencia entre el arco iris y el halo solar, entre el tifón y el tornado. Y además están los dibujos de Forges para dibujarte una sonrisa en cada página.

-¿Se ofendió con las palabras de Almudena Grandes cuando arremetió contra los televisivos que escriben libros?

-Las desconocía, pero le puedo asegurar que dos de las colas más largas que vi en la pasada Feria del Libro de Madrid fueron en las firmas de Sandra Barneda y de Frank de la Jungla. Hay fenómenos televisivos y luego estamos los que escribimos sobre lo que nos gusta para intentar que les guste a los demás y que se lo pasen bien mientras lo hacen. Una cosa es que vendas más porque seas conocido y otra es la calidad de tu obra. Si te preocupas por hacer un buen producto, te esfuerzas en hacerlo y vuelcas en ello tu pasión, ¿por qué no lo puedes hacer?

-¿España es un país "aburrido" para dar el tiempo, en comparación con aquellos en los que no para de haber tornados, tsunamis y demás catástrofes metereológicas?

-Bueno, también tenemos nuestras cosillas. Y precisamente el que no sea lo más habitual también hace que destaque cuando se presenta uno de estos fenómenos. Porque aquí también tenemos tornados y mangas marinas -cuando el tornado ocurre en el mar- y tormentas tropicales o huracanes que de vez en cuando rozan Canarias o el noroeste peninsular. Y una estrella emergente en los últimos tiempos: la ciclogénesis explosiva. Por cierto que en mi libro le dedico un capítulo.

-Después de haberse convertido en un personaje famoso o popular, elija: ¿le gustaría tener algún otro tipo de programa, que no tenga nada que ver con el tiempo?

-Me vería bien en uno que haya cosas interesantes que contar y que yo las pueda contar de manera interesante. Y no es una utopía, ahora existe un programa así: "Tu tiempo", y lo puede ver en las tardes de Antena 3. ¡No se lo pierda!

Comentarios