miércoles 27/1/21
ENTREVISTA

Raquel Sánchez Silva: "Con el éxito de mi libro se me caería una lagrimilla, con el de un programa saltaría y gritaría"

Seis años después de su primer contacto con el mundo de la literatura, la presentadora de Mediaset España escribe su primera novela, 'Mañana, a las seis', en la que lleva a cabo un viaje por aquellos sueños que hace que nos cuestionemos el valor de lo que tenemos

Raquel Sánchez Silva acaba de publicar 'Mañana, a las seis'.
Raquel Sánchez Silva acaba de publicar 'Mañana, a las seis'.

-No sé si lo peor es escribir una novela o promocionarla después...

-Yo estoy encantada de hablar del libro. Me encanta contar la historia, lo que tengo ganas es de que la gente lo empiece a leer y venga a pedirme explicaciones, por qué no este final, por qué este personaje... quiero vivir la otra parte, las reclamaciones. 

-El libro empieza como si fuera exclusivamente para mujeres pero al final un giro inesperado hace que también involucre a lectores masculinos...

-Sí, porque el giro final es como un thriller tapado. No te esperas que haya una trama como la que hay al final. Ahí creo que empieza a ser un libro más masculino. Al principio es demasiado el universo femenino. Era una cuenta pendiente para mí, la parte masculina. Me preguntaba si el mundo de Lucía podría capturar al lector hombre e iba viendo que tardaba en llegar pero que al final también podría atrapar al lector masculino, y en eso confío. 

-Usted tiene un gato, 'Piombo', y la protagonista también ¿Es ese el único elemento del libro en el que podemos encontrar un paralelismo con su vida real?

-Evidentemente no puede haber paralelismo entre yo y Lucía, por la edad y muchas cosas más. Para mí sería una gran amiga, pero lo que no quiero ser nunca en esta vida es Lucía, porque ese mundo del impulso descerebrado sólo podría reconocerlo en mí, en alguna accion aislada, si fuera adolescente, pero no a estas alturas de mi vida. Lucía representa esa parte más perdida, alocada de decisiones precipitadas. Yo he querido buscarme a mí misma en Aurora, la madre. Yo querría ser Aurora de mayor, ojalá la vida me permitiera convertirme en alguien tan especial. Por otra parte, León, el gato de la novela, es más serio que el mío, pero para mí es tan importante que le quise regalar una compañía a Aurora, que no lo pasara sola.

Me hubiera parecido muy egoísta y vanidoso que el libro se centrara en mi vida

-Es decir, que para ser su primera novela ha optado por lo más difícil, no inspirarse en su propia vida...

-Quizás precisamente porque trabajo en televisión, y porque tengo cierta exposición pública y también porque últimamente se ha hablado mucho de mi vida... Estoy muy cansada ya. Mi historia me parece aburridísima comparado con ese mundo televisivo que es más luminoso, alegre, hermoso, y que también hace más luminoso el mío. Además me hubiera parecido muy egoísta y muy vanidoso centrarlo en mí. Ni siquiera nosotors tenemos una visión muy real y limpia de nosotros mismos, prefiero escribir de personajes que no conozco, empezar de cero y que fueran más reales.

-¿Se puede hablar de que es una novela erótica, a lo '50 sombras de Grey'?

-Tiene erotismo pero no quise que lo fuera. En un momento dado de mi carrera se me planteó escribir algo así y dije que no podía porque yo no podía imaginarme una situación en la que eso fuera la constante. En el lbro hay un poco de todo, engaño, traición, alegría, amistad, evolución personal, madurez, muerte, erotismo, sexo... y todo está plasmado de la forma más real que he podido plasmar, pero el erotismo tiene el sitio que tiene, cinco o seis capítulos, aunque es verdad que cuando aparece es bastante rotundo en la descripción. ¿Que tiene momentos de alto erotismo? Sí, pero también como tiene otros muy poéticos o líricos. Tiene un poco de todo, como la vida misma, que puede ser muy sexual y muy sensual. 

-La relación madre-hija a la que todos quisiéramos llegar de mayor, la vecina guapa que lo mismo te da un consejo que te puede hacer un "favorcito", el novio-pareja que siempre está ahí, el amante que sueñas con tener... No sé si esto es más una utopía que una muestra de la vida real.

-Como era la primera, y sé que tendré todos los fallos de los novatos, me lo he permitido todo, dejar volar la imaginación. Es verdad que su universo que está vacío de repente se llena pero a mí me gustaba que ella estuviera en esa etapa de crisis y que de repente se produjera una confusión total. Es verdad que se tienen que alinear los planetas para que eso pase, pero como es una ficción enfrentarla a ella a todos esos estímulos, porque llega un momento en que ella no tiene agarres. Al final el personaje encuentra en ella misma el remedio al sentimiento de soledad, ese es gran parte del mensaje. 

-Ha tardado más de tres años en hacerla. ¿Por falta de itempo o porque realmente cuesta mucho hacer una novela?

-A lo mejor ha sido también por falta de talento. A mí me ha parecido un proceso muy complejo. Escribir cualquiera de las dos o tres historias que quería contar de forma aislada hubiera sido terrible pero las tres juntas... Han sido dos años hasta que me puse a escribir de construcción de personajes, de relacionarlos, de posicionarlos, de ver qué conexión hay entre ellos, qué representa cada uno, lo que podría decir todo aquel que escribe su primera novela. Yo lo que he hecho ha sido echarle horas, todas las que he tenido. Seguro que hay fallos, pero quería hacerlo lo mejor que pudiera, y por eso he tardado tanto. 

-Vamos que presentar 'Supervivientes' está "chupado" comparado con esto...

-Sinceramente sí. 

-¿La acabó en la isla?

-Yo tenía planteada toda la novela, con la sinopsis en los capítulos antes de l aprimavera de 2013 y luego paré por problemas personales, la retomé en noviembre y el golpe fuerte fue en 'Supervivientes', me dije voy a aprovechar. Pensé también que iba a tener más tiempo y luego no tuve tanto, tuve que robarle horas al sueño para poder sacarla. 

Presentar un programa de TV está "chupado" comparado con escribir un libro

-¿Es el libro que quería hacer o simplemente el primero?

-Es el libro que quería hacer, cumple con muchas de las cosas que quería escribir, fundamentalmente la historia de Aurora, como si necesitara escribirla. En algún momento imaginé escribir una historia de mujeres, mi madre y mi abuela se llaman Soledad, y era la historia de las soledades, pero al final era demasiado triste y no quería escribir algo tan trtiste. Estoy contenta del resultado, porque como primera novela se nota que está trabajada, luego te puede gustar o no, y además es amable, tiene un final positivo, sin ganas de dar lecciones a nadie, pero una lectura de la vida en positivo, que es luminosa, bonita. 

-Los periodistas televisivos se están convirtiendo en la mejor cantera del mundo de la literatura...

-Yo escribí 'Cambio príncipe por lobo feroz' hace seis años, cuando estaba en Cuatro, y en aquel momento no existía ese boom. Un día lo hablé con Boris Izaguirre y él me decía que cuando él escribía estando en 'Crónicas marcianas' tenía que pelear para sacar su libro en el programa porque era como preguntarse cómo es posible que alguien que sale en la tele escribe también. Yo creo que hay mucha gente que quiere leer y que a veces encuentara un producto que le parece más cercano porque la persona que está detrás de él es alguien de la tele y es una excusa para leer. Sea lo que sea lo que anime a la gente a leer, a que compre libros, me parece bien. Y de mis compañeros qué puedo decir, yo he sido la última que he llegado así que al vagón de cola. 

Si Belén Esteban escribe un libro y hay una persona que quiere leerlo ya está la ecuación hecha

-¿Pero le puede sentar mal que la metan en el mismo "saco" literario con gente como Belén Esteban?

-Qué va, de verdad que no. Si Belén escribe un libro y hay una persona que quiere leer un libro de Belén ya está la ecuación hecha. Hay una oferta y una demanda y no le hace daño a nadie. Es como ver un programa de televisión. Lo puedes comprar o no y leerlo o no leerlo. Que estemos nosotros detrás no garantiza nada. Yo me he leído libros de mis compañeros y hay autores buenísimos. Me alegro muchísimo del éxito de Sandra Barneda, porque es que la adoro y sé cuánta ilusión ha puesto en ello, o me alegro de los éxitos de Maxim Huerta desde la primera línea que escribió, y de Christian y por supuesto de Jorge Javier, porque para él fue un proceso muy duro escribir aquello. Hay que valorarlo en su justa medida y todos lo hemos hecho con el mayor de los esfuerzos. 

-¿Qué espera de este libro?

-Yo tengo mucha suerte porque la gente siempre me ve pegando brincos y saltando en la tele, que es como soy yo se acerca mucho a mí en la calle y me apetece mucho vivir esa fase cuando se lo haya leído, que me vengan a contar. Aprender mucho de la gente que lo ha leído, y si se vende mejor. Me gustaría que tuviera el éxito suficiente como para animarme a escribir la siguiente y sobre todo que esa venta repercutiera para que la siguiente fuera mejor. 

-¿Personalmente le daría más satisfacción que se vendiera muy bien antes que la mayor de las audiencias de cualquier programa que ha presentado o pueda presentar?

-Yo he vivido uno de los mayores éxitos de la TV, que fue 'Supervivientes 2011', y lo viví a 8.000 kilómetros con los ojos abiertos, que no me lo creía. Me sentí gran parte de aquello y lo viví con mucha intensidad. Yo soy muy personal también en los programas, me muestro tal como soy, me lo tomo muy a pecho. Me haría una ilusión distinta, esto sería más emotivo, se me caería la lagrimilla. Con el pograma de TV saltaría y gritaría, aquí sería como una emoción agarrada al pecho. Es diferente. 

-¿Ha empezado a pensar en la próxma novela?

-Qué va, pero el otro día tuve ganas de escribir, pero me dije que esperara. Esta novela me va servir para testar si puedo escribir. Si a la gente no le gusta pues apaga y vámonos, lo hemos intentado, no hemos molestado y ya está. 

-¿Tanto depende de la gente como para dejar de escribir si no gusta esta obra?

-Es que yo hago siempre mucho caso al otro lado, me parece que hay que hacerlo. Hay que saber guiarse. No quiero decir que no vaya a volver a escribir, pero sí que habrá otra forma. Ahora estoy expectante, porque no sé cuál va a ser la reacción. Quiero saber por dónde respira esa historia en cuerpos de otros. 

-¿Se ha imaginado ya que llevan su obra al cine?

-No, aunque sí es verdad que hay un par de capítulos que sí me parecen muy cinematográficos, pero tanto como para que esa historia de para una película... Ojalá.

Comentarios