jueves 09.07.2020
ROKO ('PEQUEñOS GIGANTES')

"Ya quisiera yo tener el cuerpazo de Mónica Naranjo"

Después de 'Tu cara me suena' y 'El numero uno' ha vuelto a un programa musical como 'madrina' de 'Pequeños Gigantes' aunque no descarta volver a ser protagonista en una serie

Roko
Roko

-Ha vuelto a televisión gracias a 'Pequeños gigantes'...

-Ha sido una sorpresa. Era algo reticente a volver a la TV, sobre todo porque estaba concentrada en mis directos y mi disco. Me lo ofrecieron y no dudé porque es un formato muy blanquito, en el que los niños están muy bien cuidados y su talento es lo primero. Su niñez y que se diviertan es lo primero.

-¿Hubiera rechazado entonces otra serie?

-Nunca he dicho que no saldría en otra serie, porque a mí me gustaría ser como otra Sarita Montiel, en el escenario, siempre de cara al público y disfrutando de las diferentes vertientes. Igual hay por ahí alguna que otra cosita. Espero que salga porque tengo mono, tengo ganas de interpretar a otro personaje, siempre me ha puesto ponerme en la piel de otras personas. Me gusta imaginarme siendo otra persona.

-¿Está más relajada cuando no tiene que concursar usted?

-Por supuesto. Yo he estado tan tranquila porque no tenía que hacer una imitación cada semana y estar al cuidado de un menor. Trabajar con niños es para mirarlo con tranquilidad. 

-¿Considera que es una 'madrina' muy dura?

-Qué va, yo los cuido mucho porque son super tiernos. Estos niños vienen muy fresquitos, siguen manteniendo la ilusión intacta y la sonrisa. Juegan, no trabajan, y eso es maravilloso. 

-¿Hay rivalidad entre padrinos y madrinas?

-Qué va, nos llevamos genial. A Sergio Alcover ni le conocía, fue como un descubrimiento porque teníamos muchas cosas en común, y hemos creado un grupo increíble que se nota al final. La competividad es como el juego televisivo, pero no hay esa rivalidad chunga. Ha sido una experiencia sorprendente. 

-¿Qué es lo que busca usted en los niños?

-Busco autenticidad, que se diviertan, que se lo pasen bien y que el brillo en la mirada no se pierda, que no dejen de pasárselo bien y jugar, y que la competencia no sea mala, que se entienda que es un juego.

-¿Se lo toman mal?

-Si los adultos nos tomamos mal lo de perder, imagínese los niños. De todas formas le quitan dramatismo, les da más pena irse porque no van a estar con sus amigos una semana más que por el programa en sí. 

-Lo que no ha podido evitar es tener a Mónica Naranjo enfrente...

-Es todo un lujo poder aprender de una señora de estas características, y digo lo de señora por su presencia, porque ya quisiera yo tener el cuerpazo que tiene ella. Ha sido un lujo compartir este programa con ella, que tiene además el marrón de ser jurado. Aprecio mucho cómo valora el talento de los niños y con la delicadeza que lo hace, y de los consejos que les da a los niños. 

-A Mónica siempre la proponen para Eurovisión, aunque ella dice que nadie tendría que ir a ese Festival. ¿Usted se apuntaría a la experiencia?

-Paso palabra. Creo que es un Festival complicado  porque tiene mucha política y prefiero hacer otras cosas, o tirar por la ficción o por mis directos. He seguido muy de cerca la participación de Ruth Lorenzo y de Edurne y creo que es bastante complejo, aunque pienso que es una gran oportunidad para que te conozcan en Europa. Pero, paso palabra. 

-Ha abandonado Antena 3, donde dio sus primeros pasos, para entrar en Telecinco, ¿cómo fue esa decisión?

-Siempre digo que los artistas no somos de nadie y somos de todo el mundo. Somos de donde hay trabajo, y ahora tengo esta oportunidad y la voy a aprovechar al máximo. No me cierro ninguna puerta porque tengo una buena relación con Gestmusic, que efectivamente es mi casa. No me caso con nadie. 

-¿Ayuda la televisión a vender discos?

-Por supuesto. La televisión hoy en día es como una especie de templo para el espectador. Cuando la gente te ve en televisión ven que existes y a partir de ahí igual van a ver tus conciertos o a comprar tu disco, pero si no te ven es como si fueras invisible. Hay muchos canales diferentes y cada artista tiene su propio canal, y por eso yo sigo a grupos alternativos como Vetusta Morla. En mi caso he salido de la televisión y entiendo que no puedo renegar de este medio. 

-¿Se puede vivir sólo de la música?

-Es complicado, pero yo siempre digo que cuando tienes un objetivo vas a por él y todo se puede conseguir. Es un momento delicado, pero cuanto más abierto seas en la música y más cosas hagas, mucho mejor. 

-¿Pero no dicen que estamos saliendo de la crisis...?

-¿Quién dice eso? Yo creo que estamos viviendo en una crisis más de valores que económica. Hay muchas cosas que mirar a nivel social. Hay que fijarse un objetivo y preguntarse quién soy yo, a qué he venido a este mundo, cuáles son mis dones, y voy a darlos, porque si no vamos a acabar en una depresión sin fondo. 

-¿En qué proyecto le gustaría embarcarse?

-Yo siempre digo que tengo un objetivo a medio o largo plazo que es hacer un espectáculo musical con mi música. Entiendo que hay que hacer unos pasos previos y trabajar mucho pero tengo lo más difícil, que es haber hecho un disco con auto producción, a base de mi trabajo, siendo fiel a mi misma y a lo que quería contar y con una dosis de optimismo que creo que la sociedad es lo que necesita. 

-¿Cómo es usted fiel a sí misma?

-Siendo lo más coherente posible a tu pensamiento y con tus acciones. A mí lo que más me gusta es estar en contacto con el público, el directo, ver la reacción, y sobre todo de los conciertos minimalistas, que son muy íntimos y ves realmente lo que sienten. Tengo 26 años y por tanto tiempo para hacer de todo.

-Siempre subida a un escenario... 

-Y si puede ser en el teatro mejor porque es donde más a gusto me siento. El plató tiene algo de verdad que no tiene un plató, lo que pasa es en tiempo real, y por eso en televisión me gusta más el directo, que tiene una adrenalina que te genera una serie constante de emociones. 

Comentarios