viernes 27/5/22
CONCHA VELASCO

"No hay personajes pequeños, hay pequeños actores"

La presentadora de 'Cine de barrio' vuelve este martes a la ficción con la segunda temporada de 'Bajo sospecha', donde da vida a la directora del hospital investigado

concha
Concha Velasco, como directora del hospital de 'Bajo sospecha'.

-Con 'Bajo sospecha' vuelve a la televisión después de superar su enfermedad...

-Bueno, no he dejado de salir gracias a 'Cine de barrio', con el que estoy encantada de hacerlo el tiempo que consideren oportuno, y eso que ya llevo cinco años. Esta sí es mi vuelta a una serie.

-Regreso que habría tenido que ser con 'Vive cantando'...

-Sí, y aquí me encuentro con José Luis García Pérez, con el que iba a hacer 'Vive cantando' para hacer de madre suya y como me llevaron al quirófano no pude hacerlo. Lo que más sentí cuando salí del quirófano fue no poder trabajar con él. 

-Aquí no va a ser tan protagonista como en 'Gran Hotel'...

-Pero no me importa porque no hay personajes pequeños, hay pequeños actores, y aquí hay un plantel de actores a los que yo admiro tanto que cuando vengo a trabajar y me enfrento con cada uno de ellos me emociono. Además, ya compartí cabecera de cartel en 'Gran Hotel' con Lluis Homar y Yon González, la serie con la que fui premiada y reconocida. Trabajar con Luisa Martín, a la que admiro muchísimo, Gonzalo de Castro...  Cuando Bambú me llamó no es que no me lo pensara, es que hubiera trabajado gratis, aunque eso no se pueda decir. Con esta productora no hay figurantes.

-¿Se encuentra entonces en plena forma para tanto ajetreo?

-Tengo la suerte de poder seguir trabajando a mi edad, y con actores a los que admiro, pero si no estuviera bien no me dejarían trabajar. Estoy perfectamente, con las revisiones normales después de pasar una enfermedad tan grave, pero han pasado hace ya dos años. 

-Contentos debe tener a sus hijos al saber que encima va a compatibilizar la serie con el teatro...

-Sí, se enfadan conmigo, pero tengo la suerte de seguir trabajando. Debuto dentro de dos meses con un monólogo que ha escrito Ernesto Caballero y que va a dirigir Gerardo Vega sobre los últimos días de Juana la Loca, estoy en un momento estupendo. 

-¿De donde saca las fuerzas a sus 76 años reconocidos?

-Primero creo que es algo genético, segundo que soy una enamorada de mi profesión, y tercero porque no tengo ninguna necesidad de dejar de trabajar. ¿Quién va a hacer de mayor si no lo hago yo? Hombre, tenemos a Nuria Espert, que es un poco mayor que yo, y a la viuda de Paco Rabal, Asunción Balaguer, que sigue trabajando y está maravillosa. Afortunadamente, en esta profesión, mientras tengamos la cabeza como la tengo yo y seamos capaces de memorizar y aprender los textos y decirlos bien y como están escritos, no tengo por qué dejarlo. 

-¿Cómo se cuida?

-Poco. Madrugo mucho, hago lo que me mandan los médicos, ni beber, ni fumar ni tomar embutidos ni nada de lo que me gusta, pero esa parte de la vida la sustituyo con hacer un trabajo del que he estado enamorada desde mis diez años. Los médicos saben bien desde que entré en el quirófano a quién tenían ahí y no se enfadan conmigo, les encanta que trabaje.

-¿No le recuerda esta segunda temporada de 'Bajo sospecha' a 'Motivos personales', en la que también trabajó?

-No tiene nada que ver, pero aquélla también era estupenda. He tenido la suerte de hacer las series más importantes que se han hecho en TVE, incluyendo 'Herederos' o 'Gran Hotel'.

-Ahora casi siempre le dan papeles de mujeres con mucho carácter...

-Sí, es curioso, cuando a mí lo que me gusta es sonreír y la comedia, pero curiosamente mis grandes éxitos han sido como actriz dramática.

-Y, curiosamente, casi nunca la 'lían' con ningún hombre...

-Yo tengo una edad en la que me niego a ello, tanto en la ficción como en la vida real. Creo que cada cosa tiene su momento y hasta el guión ocho no tengo ninguna relación. En la vida real tampoco, porque tengo bastante con lo que tengo y estoy encantada de ser como soy. El otro día fui a ver la nueva de 'La guerra de las galaxias' y cuando Han Solo se encuentra con la Princesa Leia se abrazan, y con ese abrazo es suficiente. La vida de las personas es como las huellas dactilares, no son repetibles, y yo aunque me pinte y venga con tacones no tengo nada que ver ni con Vargas Llosa ni con la Duquesa de Alba. 

-¿Tiene prebendas por ser usted quien es?

-Bueno, yo vengo a trabajar dos horas por semana, tanto por mi gira como porque todas mis secuencias me las ponen juntas. Es un sacrificio para los demás, porque todos tienen escenas conmigo y tienen que venir también. Yo sigo mucho a la actriz Diane Keaton y como tengo artrosis me subo las mangas como ella. Les dije a los de vestuario que me pusieran cuello para que no estuviera preocupada por las arrugas, y me los pusieron, y que me pusieran gafas y me las pusieran. Todo lo que pido lo hacen. 

-¿Ha notado realmente esa evolución de la ficción española de la que tanto se habla?

-Hombre claro, la he notado yo y todos los telespectadores. La ficción española en estos momentos está por encima de otros muchos países, y hay unas series importantísimas. 

-¿Qué series le gustan, entonces?

-Por ejemplo 'Velvet', y siento muchísimo que haya terminado y terminado así. La veo primero porque me encanta y porque está Manuela Velasco, que es mi sobrina y una actriz extraordinaria, y porque está José Sacristán, que está maravilloso, como el resto de actores. También veo 'Cuéntame' desde que empezó, y 'Águila Roja', 'El Ministerio del Tiempo'... Lo que siento es que no puedo trabajar en todas ellas.

-¿Qué les diría a los más jóvenes de la profesión?

-Sobre todo que hay que ser puntual y venir con el texto aprendido y respetar la marca. De todas formas, todos los actores jóvenes que yo me he encontrado en esta serie son maravillosos y absolutamente respetuosos. Sí hubo una época en la que se decía que los actores jóvenes españoles no sabían hablar y no es verdad. Hablan muy bien, son muy buenos actores y disciplinados. 

"No hay personajes pequeños, hay pequeños actores"
Comentarios