sábado 19.10.2019
Ana Belén

"Los mejores proyectos se hacen ahora en TV, no en el cine"

Desde 'Petra Delicado', que TVE emitió en 1999, la actriz y cantante no había vuelto a tener un papel protagonista en TV. Ahora es Pilar, la matriarca de 'Traición', la serie que la pública emite cada martes en La 1

Ana Belén.
Ana Belén.

-¿Sintió un poco de vértigo con el regreso a TV?

-Un poco no, mucho. Las tablas no tienen nada que ver. El miedo se sigue teniendo. He estado haciendo teatro hasta hace dos días y es solo otro medio, cuando eres actriz, eres actriz, la raíz es la misma, y desde el primer momento en que llegué al plató me sentí comodísima, pero ese miedo siempre está ahí. 

-¿Le llegaron otras ofertas televisivas en este tiempo?

-Me llegaron, pero no muchas, podríamos contarlas con los dedos de una mano. Este proyecto me gustó y pensé que era abrir de nuevo un camino que está bien tenerlo abierto. Además estás continuamente viendo series de TV tan interesantes... A mí no me están ofreciendo cosas tan interesantes en cine. Y no es por ser una actriz de una edad determinada, sino porque no están llegando proyectos en general interesantes en cine, los mejores se están haciendo en TV. 

-¿El ritmo lo ha llevado bien?

-Bueno, como se lleva. Siempre pienso que hay cosas peores, como las series diarias. 

-¿Se puede decir que 'Traición' es 'la serie de Ana Belén'?

-No, en absoluto. Es una serie totalmente coral, con grandes actores y cada uno de ellos tiene su trama, su historia bien dibujada. A mí me toca ser la matriarca, pero nada más. 

-¿También ejerce de matriarca en su propia casa?

-Yo siempre he dicho que en mi casa mandamos todos. No soy matriarca.

-Con tanto personaje femenino en esta producción, ¿se puede decir que es una serie para mujeres?

-Es una serie con personajes femeninos muy potentes, algo muy de agradecer, y el mío tiene un lado masculino mucho más fuerte que el femenino.

-¿En esta serie han tenido licencia para la improvisación?

-No, nos hemos remitido al guión que teníamos, un personaje muy claro y dibujado desde el minuto uno. Luego, en las conversaciones con el director, vas colocando cada cosa. Cada uno tiene una libertad de interpretación, pero no para cambiar una coma, tienes un guión con unos textos. Tiene guiños de mujeres que he conocido a lo largo de mi vida. 

-¿Ha notado mucho el cambio de todo este tiempo en que ha estado alejada de la TV?

-Sí, sobre todo técnicamente. Es una cosa que todavía me asombra. Yo diría que en esta serie cuando llego a plató y veo la fotografía, la iluminación... me parece incluso que está a una altura superior a muchas de las cosas cinematográficas que he visto. Ha cambiado todo mucho, incluso la manera de iluminar, antes no había techos y ahora parece que no hay focos por ningún sitio. 

-¿Qué series le gustan?

-Una que me gustó desde el principio, que me pareció todo un hallazgo, ha sido 'El Ministerio del Tiempo', es estupenda.  Se está haciendo muy buena ficción, hay por ahí gente muy joven, que se acaba de incorporar a fotografía, por ejemplo, que son importantísimos.

-¿En el plano de la interpretación también se ha evolucionado?

-Sí, los chicos jóvenes saben muchísimo, están preparadísimos, todos han estudiado, van a cursillos continuamente, y antes eso era muy excepcional. Yo cuando empecé venía del teatro estudio y había muchas reticencias con todos los que veníamos de ahí, decían "son los del método", era algo excepcional. Ahora no, todos están preparados. Me parece que es lo mejor que le ha podido pasar a la profesión. 

-Sus compañeros le ponen por las nubes, ¿qué les da?

-No les doy nada, he hecho lo que siempre hice desde que empecé a trabajar en esta profesión, tratar de crear buen ambiente, de tener buenas relaciones... A mí me gusta que me den cariño pero hay que darlo tú antes. Yo soy tan feliz cada vez que llego a un rodaje... Muy pocas veces he dicho eso de qué duro es trabajar. Los pocos momentos que tenemos para estar fuera del personaje nos reímos, lo pasamos bien, y yo no sé trabajar de otra manera. 

-Por último, le tengo que preguntar ¿cómo se siente por los ataques que ha recibido su amigo Joan Manuel Serrat por sus opiniones políticas en Cataluña?

-Triste.

Comentarios