martes 15.10.2019
Irene Montalá

"Intentaron violarme en un restaurante, grité diez minutos y nadie vino"

La actriz catalana está rodando para Antena 3 'Presunto culpable', y tiene otras dos series por estrenar, 'La verdad' (Telecinco) y 'Félix' (Movistar +)

Irene Montalá.
Irene Montalá.

-¿Cuénteme quién es esa Elena a la que está dando vida ahora en 'Presunto culpable'?

-Es una psicóloga infantil que llega al mismo pueblo del protagonista (Miguel Ángel Muñoz) y compartirá la sensación de sentirse extranjero en un ambiente tan pequeño, así como atraída por Jon, pese a las dudas que tiene, porque todo el mundo le advierte sobre él.

-¿Qué es lo que más le interesó del proyecto?

-Yo soy público de trhiller, conecto muy bien con él, y esto es un gran trhiller. Me gusta verlo y hacerlo. La ficción en España está avanzando muy rápidamente en los últimos años y cada serie aporta cosas distintas, ya sean las historias o la forma de grabarlas, y esta también.

-'La verdad' también es otro trhiller, en el que usted da vida a una policía y en la cadena de la competencia...

-Pero no se pueden comparar, son historias absolutamente distintas y me gustaría no compararlas. Yo he trabajado en las dos cadenas ya con anterioridad y en las dos siempre me he sentido como en casa. 

-¿Guarda un recuerdo especial de alguna serie en concreto?

-Guardo muchos recuerdos de muchos trabajos. A lo mejor la que más me marcó, de verdad profundamente, fue una que hice en Francia que se llamaba 'La grand batre', ya que seguramente hubo un antes y un después, no sólo en mi carrera sino también en mi vida, en mi sentimiento de actriz...

-En cine sin embargo la vemos poco, ¿tan difícil es meter la cabeza en él hoy en día?

-Lo que es difícil es poder vivir de esta profesión y por eso yo me siento muy afortunada de estar haciendo mucha televisión porque he podido desarrollar mi vocación y mi profesión. Ahora llevo años haciendo TV y me encanta.

-¿Cada vez hay menos diferencia entonces entre cine y TV?

-En el momento en que cantidad de directores de cine están haciendo TV... No es como cuando empecé, cuando se hablaba de los actores o directores de cine y los de TV. Ahora estamos todos en el mismo saco. 

-Y encima cada vez hombres y mujeres más unidos en esta profesión...

-Sí, porque creo que es necesario reivindicar todavía una mayor presencia femenina en el cine. Yo tengo 41 años, soy mamá y llevo muchos años trabajando y es muy difícil que de los 40 a los 50 años haya papeles femeninos interesantes. Esto hay que decirlo, igual que hay menos directoras, hay que reivindicarlo. Nosotras hablamos desde nuestra profesión pero es un tema global, las actrices cobramos menos que los actores, de toda la vida, pero igual que otras profesionales que trabajan en otros campos. 

-¿Le preocupa entonces esta década que acaba de estrenar?

-La veo con expectación. De momento estoy trabajando, tengo tres series por estrenar y me siento muy afortunada, pero sé que estoy entrando en un terreno desconocido. A ver qué pasa, a lo mejor yo puedo seguir trabajando, pero en general las actrices de esta edad tienen más dificultad. 

-¿Usted también ha sufrido el acoso en su profesión?

-Sí, y no solamente en esta profesión. Las cosas están cambiando mucho y muy rápido, es muy fácil decir ahora '¿por qué no lo dijiste en ese momento?', porque en ese momento te sientes mierda, insegura, culpable... Creo que ahora está saliendo todo a la luz y está muy bien para que ellos tengan un poquito de miedo y se sientan identificados y piensen que no son impunes, porque no lo son.

-¿Me podría explicar eso de 'no solamente en esta profesión'?

-Yo hace muchos años tuve un intento de violación muy fuerte en un restaurante en Barcelona, en el baño, y me conseguí encerrar en él y grité tanto que la persona que vino a rescatarme fue una persona de la calle. La que me atacó salió del restaurante andando porque nadie vino a socorrerme, pese a que estaba lleno el restaurante. Estuve gritando durante diez minutos. Cuando me sacaron todo el mundo me miraba como si fuera un alien, salí en shock pero con vergüenza por cómo me miraban. Los camareros me dieron una tila y me mandaron para casa. Es un problema global. 

-¿Lo denunció en su día?

-No lo denuncié porque no le vi, porque tuve mucho miedo y me hicieron sentir mucha vergüenza. Era muy joven y me fui a casa y me metí en la cama. Gracias a Dios no me pasó nada. Fue un acoso más como mujer que como actriz. En nuestra profesión el acoso yo también lo he sufrido, como muchas otras compañeras, aunque no se da por todas partes, pero pasa también en la calle, sin necesidad de ser actriz y nadie hace nada al respecto. 

-¿Habrá algún día en que se equipare al cien por cien al hombre y a la mujer en todo?

-Debería, ojalá. A las cosas hay que ponerlas luz, y estamos en un momento en que se le está poniendo y esto ayudará a que cada vez seamos todos más sensibles a este tipo de desigualdad. 

"Intentaron violarme en un restaurante, grité diez minutos y nadie vino"
Comentarios