domingo 08.12.2019
MERCEDES MILá

"Soy como los cerdos, doy hasta la última gota del bicho"

Este domingo vuelve a ponerse al frente de 'Gran Hermano', aunque espera que a su término Vasile le conceda un programa más periodístico

Mercedes Milá y su nuevo "look".
Mercedes Milá y su nuevo "look".

-Vaya cambio de "look"...

-Sí, llevaba mucho tiempo con ganas de tener pelo corto, pero no me acababa de atrever. Se ve que los años me hacen tener cada vez menos vergüenza y por eso he decidido cortármelo. Estoy contenta, primero porque todo el mundo me dice, no sé si será verdad o mentira, que les gusta, y porque es muy cómodo.

-¿Va a ir a juego con sus estilismos en 'Gran Hermano'?

-Va muy bien el pelo corto con los estilismos que llevaré, que van a ser muy elegantes, vamos lo que se dice voy a ser una tía elegante. Son muchos años de pensar estilismo distintos por lo que ha llegado un punto en la he pensado que es mejor que la propia estilista siga su camino. Cuando veía a Jorge Javier en 'Supervivientes' con el loro y demás pensaba que a ver quién se hubiera puesto eso si no hubiera salido yo antes vestida, por ejemplo, de lagarterana. Ese camino está ya recorrido. Nunca había salido de punta en blanco en 'G.H.' pero este año parece que será así. 

-¿Lleva bien lo de trabajar sólo tres meses al año con 'Gran Hermano'?

-No. De hecho a Vasile, al que adoro, le he dicho que tiene conmigo un compromiso y espero que cuando termine este programa una vez más cumpla su palabra, como ha hecho siempre, y empiece otro diferente que tenga más que ver con la pura realidad periodística.

-Dijo que quería hacer algo relacionado con las redes sociales...

-Es que me parece que ese tema está trayendo mucha información y cosas nuevas, está haciendo que el público se implique mucho en ciertos temas. Me gusta mucho la vida de personas anónimas, por eso me gusta tanto 'G. H.', y tengo ideas, aunque ahora sólo tengo la cabeza puesta en 'G. H.'.

-Sin embargo usted no tiene ni Twitter ni Facebook...

-No tengo red social, pero tengo gente que las tiene. No hace falta tener red social para que ese programa en el que pienso sea una realidad. El hecho de tener red social paralizaría por completo mi trabajo, es imposible, y no quiero tener una falsa red social.

-¿Se considera de alguna manera un poco "desaprovechada"?

-No, porque soy como los cerdos, doy hasta la última gota del bicho. Llevo diez años haciendo 'Diario de' y 'Gran Hermano' quince, escribiendo un blog, que dejé porque no podía más, y aunque tengo 64 años sigo teniendo ganas de trabajar. No sé qué más quiere que haga.

-No sé si fue una buena idea decir en la rueda de prensa lo de que quería llenar la casa de sirios, porque lo mismo el Gobierno se lo toma al pie de la letra...

-Yo creo que sí. Imagínese que en vez de eso se hiciera una casa donde vivieran sirios, aunque no fuera 'Gran Hermano'. Yo lo hice como un símbolo de solidaridad.

-¿Por qué no quiso presentar 'Gran Hermano VIP'?

-Cuando termino 'G. H.' necesito parar y no tiene sentido empezar otro. Yo lo vería casi como un insulto a la gente, que podría pensar si es que yo lo hago todo. Pero me pareció un programa divertidísimo y lo seguí, y Belén tuvo un gran protagonismo y hay que darle las gracias. El otro día me la encontré y me dijo que ahora jamás iba a criticar a nadie que saliera en 'Gran Hermano', porque sabía lo difícil que era estar ahí. 

-¿Borraría alguna de las ediciones que ha presentado?

-No, porque es tanto lo que le das a un programa de estas características que borrar es como si te arrancaras medio corazón. 

-¿Y crearía algún tipo de edición especial, como una de políticos?

-No. La magia de 'Gran Hermano' es para mi la persona desconocida, y eso se perdería en el momento en que llevaras a la gente por sus nombres o sus trabajos. Yo soy fiel al 'G. H.' original, grupo de chicos y chicas desconocidos que deciden ser valientes y ser observados las 24 horas del día.

-¿Cuál sería su rincón preferido en la casa de 'Gran Hermano'?

-Mi rincón preferido es siempre el jardín, debajo de la encina, porque yo soy muy de campo y me pondría ahí una hamaca. 

-¿Cuál fue la que más pena le ha dado que terminara? 

-Recuerdo el final de cuando salió Inma y había habido todo el follón con Matías y Pedro. Te emociona pensar que eso ha sido posible gracias a 'Gran Hermano'. Esa edición la recuerdo especialmente con cariño. Otras, las recuerdo con horror, aunque luego acabáramos perdonándonos.

-¿Qué le diría a alguien como a Jorge Javier Vázquez, que lo presenta todo?

-No me atrevo a aconsejarle, Jorge sabe muy bien lo que hace y lo demuestra cada día. Cada uno somos diferentes. Yo tengo un ritmo de trabajo que es el que sigo. Si la gente quiere verle es normal que lo haga, le entiendo perfectamente. Triunfa por la ilusión que tiene, por la energía que pone.

-¿Le gustó otro reality como 'Pasaporte a la isla'?

-No lo vi. Me entusiasmó 'Supervivientes', el ambiente que se creó en el programa y en el plató, me gustó muchísimo Raquel Sánchez Silva, con ese embarazo con el que casi no se podía levantar. 

-¿Ve lejana la jubilación?

-En realidad el año que viene me tendría que jubilar pero de momento no me lo planteo. 

-¿Llegará a cansarse algún día de presentar 'Gran Hermano'?

-Seguro. Muchas veces me he cansado y he estado a punto de irme, pero lo que pasa es que hay una cosa muy bonita, que son las cosas que te dice la gente y entonces pienso que no tengo derecho a irme. 

-¿Es de las que cree que 'Gran Hermano' marca a mucha gente?

-Sin duda. Este verano me dijo una señora usted se cree que hay derecho a que diga que se mea en todas parates, cuando yo luego me voy a la playa y lo que usted ha hecho me viene a mi, y le dije que es así con todos ustedes y con ella la primera. Esas cosas, tonterías, se quedan en el subconsciente, pero espero que también se quede lo de ayudar a dejar de fumar, lo de aprender a comer, a tratar el tema ecológico con más respeto, los libros, intentamos meter algo que pueda ayudar a la gente a vivir mejor. 

-Lo que usted quería hacer en Menorca. ¿Qué pasó al final con el tema de su casa?

-Pues el tema muy bien porque tuve la oportunidad de comprarme una muy bonita, muy antigua, que estrené este verano. La mía sigue ahí, deteriorándose y esperando la oportunidad de que se tomen medidas, que se acabarán tomando, para que alguien pueda beneficiarse de esa casa que yo amé tanto.

Comentarios