domingo 17.11.2019
Aitana Sánchez-Gijón

"Echaré de menos las escenas 'tórridas' con Maxi Iglesias en 'Velvet'"

La actriz está rodando parte de la primera temporada de 'Velvet Colection', para Movistar +, donde volverá a dar vida a Doña Blanca, al tiempo que sigue representando 'Medea' y en julio llevará a Mérida 'Troyanas'

Aitana Sánchez-Gijón, como Doña Blanca.
Aitana Sánchez-Gijón, como Doña Blanca.

-¿Qué Doña Blanca se encontrarán los espectadores de 'Velvet Colection'?

-Bueno, habrán pasado cinco años, a Doña Blanca la dejaron muy próxima a don Emilio y han pasado cosas. Los dos se trasladan de Madrid a Barcelona para el nuevo proyecto, ella con el mismo espíritu profesional de siempre de creer en el proyecto de Ana Rivera, y le van a ocurrir cosas a nivel personal que van a suponer un cambio importante en su vida. Y hasta ahí puedo leer.

-Lo que tengo entendido es que no acabará toda la temporada...

-Es que por compromisos anteriores yo no contaba con esta vuelta. Había oído hablar del deseo de continuar pero lo veía imposible porque todos estábamos desperdigados y además la cadena no quería, por lo que pensaba que era algo próximo a un sueño. Cuando me llamó Teresa me dijo en qué medida podría y le dije que tenía otros proyectos pero que podríamos hacer algo con Doña Blanca y no sabemos si dejando una puerta abierta. Mientras no te maten la puerta siempre estará abierta. Voy a estar durante unos capítulos.

-¿Habrá gran diferencia entre la factura de la nueva serie con la de 'Velvet'?

-El nivel de calidad de 'Velvet' ya era muy alto y por eso se ha interesado por él una plataforma como Movistar, porque esa factura y acabado y nivel actoral ha funcionado, por lo que no se va a buscar algo distinto. Lo que hay que hacer es seguir manteniendo el interés en las tramas y en los personajes que se incorporen. Además, el hecho de que en vez de 80 minutos sean 50 va a agilizar las historias, todo va a tener más ritmo. 

-Ritmo sí, pero lo que no habrá son esas escenas 'tórridas' que tuvo con el personaje al que daba vida Maxi Iglesias y que muchos espectadores echarán de menos...

-Yo también las echaré de menos. Lo que más me gustaba de esa relación era que él se enamoraba de Doña Blanca y ella sólo quería tener una historia de sexo fantástica. Me gustaba ese rol, pero la pena es que duró poco. 

-¿Se vive más cómoda haciendo una serie para una plataforma en la que, a diferencia de las TV generalistas, no priman las audiencias?

-Está claro que en Movistar no dependeremos de la audiencia, la continuidad de la serie no dependerá de eso. Lo que quieren es dar una oferta global para que cada uno vea lo que quiera y que no dependen de esos niveles absolutos. Los actores tenemos la presión de no saber si vamos a hacer otra temporada y eso influye en tus planes vitales, en tu estabilidad en el trabajo... Te condiciona muchísimo. 

-'Velvet' es una serie donde las mujeres tienen mucho peso. ¿Cree que se están empezando a dar cuenta los guionistas de que los papeles de las mujeres deben ser más ricos y complejos?

-Sí, afortunadamente ya está sucediendo, aunque todavía creo que nos queda mucho camino por recorrer si nos fijamos en las series que nos vienen de Estados Unidos. Allí hay unas mujeres realmente sorprendentes y maravillosas, como en 'Master of sex', 'Mad men' o 'Fargo'. Siempre hay personajes femeninos en ellas muy impactantes y reales. La llegada de las plataformas digitales va a ayudar a que las generalistas tengan que agradar a todo tipo de públicos y con unos estándares en los que no se puede arriesgar mucho, pero te da más libertad no estar atado a la necesidad de buscar a una audiencia masiva y en la que se pueda arriesgar más. 

-¿Es fan de alguna de esas series norteamericanas?

-'Master of sex' me chifla porque aborda el tema de la sexualidad, de las relaciones amorosas, personales en una época muy determinada, y está basada en personajes reales que supusieron una evolución en el estudio de la sexualidad, y porque está contado con una complejidad en los personajes que me fascina.  Pero, por ejemplo, también me gustaba 'Vis a vis', que estaba llena de personajes femeninos maravillosos, y me dio mucha pena que sólo fueran dos temporadas, no lo comprendí.

-¿Tenemos entonces cada vez menos que aprender de los americanos?

-No, hay mucho que aprender pero vamos aprendiendo deprisa. Lo que pasa es que en cuestión de complejidad y profundidad en personajes más osados que van más lejos nos superan porque nuestra industria no lo permite o lo hace muy poco a poco. Nosotros tenemos un límite de público, porque las generalistas optan a un número determinado de espectadores y tiene nque gustar a todos y eso condiciona el tipo de historias que puedes contar. Hay otras plataformas que dan mucha más libertad. 

-¿Usted también presta mucha atención a la moda en su vida personal?

-Para cosas concretas, como presentaciones o imagen pública, porque tienes que estar bien y guapa, pero en mi vida cotidiana lo que intento es ir cómoda sobre todo. 

-Va a estar en Mérida en verano, le van a dar un premio... ¿Ha sido un buen año?

-Sí, ha sido continuación de una racha muy buena que dura un tiempo. En octubre también estrenaré una película, en la que también sale Adriana Ozores, mi nueva compañera en 'Velvet Colection', o Carmen Machi. Estreno Troyanas, sigo haciendo en solitario 'Medea', y hay un proyecto de otra película que está ahí por cerrarse. 

-¿Y cómo se combina tanto trabajo con la vida en pareja?

-Haciendo malabares y organizándose muy bien. 

Comentarios