miércoles 26/1/22
TELEVISIÓN

Carles Francino: "Ahora lo mismo haces un anuncio de Puleva y al día siguiente ganas un Goya"

El actor ha dado vida a 'Víctor Ros', el protagonista de la serie que ya se puede ver íntegramente en Movistar TV (TVE la emitirá la próxima temporada), y representa en teatro 'El huerto de guindos', una versión de 'El jardín de los cerezos'

carles
Carles, como 'Víctor Ros'.

-¿Había leído las novelas de Jerónimo Tristante sobre Víctor Ros?

-Conocía las novelas pero no las leí y además hubo propuesta de no leerlas para no mezclar ciertas cosas. Te pueden aportar pero también confundir. 

-¿Qué ingredientes le han gustado más del personaje?

-La dualidad de vivir en dos mundos. Es un tipo que tiene una base humilde pero luego decide tomar otro camino pero en el momento de atrapar a los ladrones humildes, porque se debe a unas leyes, muchas veces estará en parte con ellos porque sabe que ellos tienen que robar por necesidad. Mete al personaje entre dos mundos. Además, estaba también el mundo del amor, que es el o que nos frena y machaca a todos.

-En ese mundo va a estar entre dos mujeres...

-Sí, entre ambas, y el problema es que le atraen las dos, cada una con sus cosas. Para muchos esto sería algo fantástico, pero para él va a ser un dolor de cabeza terrible.

-¿Cómo es el trabajar junto a dos bellezones como Megan Montaner y Esmeralda Moya?

-Son muy buenas compañeras. Megan es superdivertida, fácil, alegre, tiene ese carácter que le va muy bien al personaje, y Esmeralda es un ángel, una niñita, cariñosa, hablamos de su niño y sus cosas, lo más importante es que tienes ahí a alguien que te mira y te da lo que necesitas en ese momento.

-¿Le inquieta que se vea primero en pago antes que en abierto o eso le da igual?

-Me corre por el cuerpo un poco de miedo porque es una manera nueva, por  mucho que parece que va a ser la TV del futuro, a la carta y en el acto. En cuantos más sitios se emita pues mejor, pero de todas formas yo por si acaso me he hecho de Movistar TV.

-¿Y esto de poder ver una serie española de un tirón?

-Ya lo haciamos hasta ahora con las series que vienen desde fuera. Yo me trago tres capítulos de ‘True detective’ en un momento.

-¿Cómo ha sido para usted el trabajar con tanto croma?

-Evidentemente siempre ayuda estar en el sitio, en el decorado concreto, pero es como volver a la escuela, en ese trabajo de estar con los compañeros simulando que estás en algún sitio. Aquí no tienes compañeros sino un cromo verde. Hay que trabajar de base las cositas interesantes de actor, un ejercicio muy bonito de hacer.

-Con este detective que usaba los métodos de Scotland Yard, ¿se considera un poco el Sherlock Holmes español?

-Para nada, quíteme responsabilidad. La serie de ‘Sherlock’ es espectadcular, y también las películas de Jude Law y Robert Downey Jr. No hay comparación, no puede haberlo.

-¿Cómo preparaba las escenas de acción?

-Ahí entra un gran equipo de profesionales y especialistas con los que coincides en varias series y tenemos siempre un ratito para trabajarlo.

-¿Y dónde disfruta más en esas escenas o en las románticas?

-Depende del momento. Normalmente las más interesantes son las sentimentales, pero todas tienen que formar parte del pack.

-¿Le preocupa el tener que llevar el peso de la serie?

-Al final no lo llevo yo. Sí llevo el nombre del personaje, pero esto es un poco como en ‘Punta escarlata’, productos en los que el protagonista es casi el guionista, todos vamos a favor de obra para contar una historia. Yo voy a funcionar mucho peor si no estamos todos juntos. Lo bueno, ni lo malo, me lo voy a comer yo solo.

Creo que sería un buen policía en la vida real porque creo bastante en el sentido de la justicia

-Ese personaje que hizo en ‘Punta escarlata’ también era policía. ¿Ha encontrado algún referente común con el de 'Víctor Ros'?

-Sí, siempre lo hay, y sobre todo en ficción, donde los tempos para trabajar no son los que quisiéramos, no es como en el teatro, donde puedes ir investigando un poquito, con ensayos. Aquí la base es siempre Carles. Como policías tienen sus diferencias, pero son un poco los dos “don Perfecto”, dan un poco de rabia.

-¿Usted, Carles, serviría para policía?

-Yo creo que sí porque me gusta valorar y creer bastante en el sentido de la justicia, en todos los ámbitos. Me equivoco muchísimo, en el amor y donde usted quiera, pero me gusta creer en esas cosas clásicas que están bien.

-¿También es un “don Perfecto”?

-En ciertas cosas, sí, doy un poco de rabia.

-Viendo el resultado de ‘El tiempo entre costuras’, ‘Velvet’ o incluso ‘El secreto de Puente Viejo’, ¿se puede decir que las series de época son ahora mismo sinónimo de éxito?

-Yo creo que no. Esto está de moda, funciona, y está bien que nos enganchemos a eso y las ficciones tirarán por ahí, pero no creo que sea garantía de éxito. Creo que ha pasado un poco el atractivo inicial. En ‘Víctor Ros’ también lo bonito es ese empaque de finales del XIX, ese Madrid, pero al final queda como una primera cosa visual, pero al final la gente necesita “chicha” y ésta da igual en qué época esté.

-¿A ústed qué series le gustan?

-Desde hace unos años he decidido ver también ficción española. Cuando salimos de la escuela quizás tenemos esa cosa tonta de decir que no vamos a hacer TV, porque es mejor el teatro o el cine, pero la ficción que tenemos es muy buena y cada vez la veo más. Los lunes me veo ‘Velvet’, los martes ‘El Príncipe’… No sólo para ver a los compañeros sino porque hay que verlo, hay que formar parte de ello porque la TV es el futuro para los actores.

La televisión es el futuro para los actores

-Supongo que también el presente...

-Ahora ya se ve que se hacen series, que se está volviendo a producir. Hemos pasado una época complicada, y ahora hay cosas que están en el cajón, pero ver que de nuevo están saliendo y que funcionan a uno le da esperanza.

-¿Lo de trabajar en series es un poco por obligación, por no haber mucho trabajo en cine?

-Supongo que habrá actores para los que sí sea una obligación, desgraciadamente, porque algunos empiezan a hacer cosas en TV que no le apetecen pero que las hacen porque no hay trabajo, pero yo procuro que no sea así.  Antes la gente que hacía cine, hacía cine, los que hacían teatro, teatro, y los de la TV, TV, pero ahora todo está más mezclado. Lo mismo estás haciendo un anuncio de Puleva y ganando un Goya al día siguiente, pero eso es bonito. Hay que adaptarse a eso, pero ello no quiere decir que no cuides tu carrera. Siempre hay algo de gusto en querer trabajar, le encuentras algo bueno.

-¿Su asignatura pendiente es el cine?

- Van saliendo pruebas, pero todavía no me han cogido para hacer cine, aunque me encantaría, porque las dos cositas que he hecho han sido muy pequeñitas.

-¿Ha ido estos días a la "fiesta del cine"?

-A mí me da mucha rabia cuando hay colas, pero evidentemente la voy a hacer, porque hay que hacerlo y me parece muy bien que se fomenten este tipo de cosas, porque no están muy bien. Me gustaría ver ‘Dallas’, porque estoy viendo ‘True detective’ y hay que ver lo que está haciendo este señor.

Comentarios