domingo 18/4/21

Entrevistas Estrella

YAYO DAPORTA

"Tres de los cinco candidatos estaban entre mis favoritos y Carlos también"

Gallego de Cambados, lleva manteniendo desde 2008 su Estrella Michelín y ahora está sacándole más jugo a su restaurante gracias a su primera experiencia como jurado de 'Top Chef'

Yayo Daporta, jurado de 'Top Chef'.
Yayo Daporta, jurado de 'Top Chef'.

-¿Cómo valora esta primera experiencia en 'Top Chef'?

-Estupenda. Encantado de formar parte del jurado. He aprendido un montón tanto del equipo como de los compañeros, los concursantes...

-¿El mundillo televisivo le ha sorprendido para bien o para mal?

-No conocía el programa, porque la mayoría de los cocineros solemos ester metidos en nuestras cocinas trabajando cuando lo emitían pero he descubierto que el mundo de la televisión es apasionante por dentro y que todo es más sencillo de lo que parecía. 

-¿Se siente un poco minusvalorado cuando dicen que 'Top Chef' es el programa de Chicote?

-Hay que darse cuenta que el peso en el programa de Alberto es mucho más grande que el nuestro, él asume además labores de presentador además de jurado. Aparte de que es un monstruo, es arrollador en pantalla y se lo come todo. El programa necesita a alguien así.

-¿Con esto de tener que juzgar al final se lleva más amigos o enemigos?

-Es nuestra labor, pero todos los concursantes que se han tenido que ir lo han asumido y aunque las reacciones en caliente siempre son diferentes, porque la cocina es un lugar donde hay mucha tensión y ésta cada uno la canaliza de forma diferente, como pueden ser polos opuestos como Peña y Carlos, luego fuera de concurso todos son unos chicos magníficos y he trabado buena amistad con casi todos.

-¿Entiende como cocinero que es que alguien ya con nombre se presente a un concurso como este?

-Por supuesto. El programa da una dimensión enorme para todo. Yo llevo diez años con mi restaurante, y este es el octavo con estrella Michelín, pero llego a un determinado público, a través de las guías a la gente que sigue la gastronomía pero todo ese público se puede quedar en 200 o 300.000 personas y en el momento en que sales en la TV llegas de golpe a tres millones y da más dimensión a tu trabajo como cocinero.

-¿Entonces a usted también le hubiera gustado participar?

-No sé. Desde el nivel en el que estoy como cocinero sería más difícil, porque tengo mi restaurante y una labor que me absorbe muchísimo, y por eso no me lo plantearía, pero en otras circunstancias seguro que sí porque todavía tengo mucho que demostrar como cocinero y en un plató de televisión.

-¿El salir en TV ha sido beneficioso de algún modo para su restaurante?

-Sí que afecta, a todos los niveles. Yo tengo un restaurante que en época de temporada alta siempre está lleno, es difícil conseguir mesa, pero esa temporada cada vez se contrae más, se limita a dos meses en verano. El invierno en Galicia es muy duro, son muchos meses y llenar a diario el restaurante es más difícil. Desde que estoy en el programa sí noto que la afluencia de público entre semana es mucho mayor y que la gente no busca sólo el restaurante sino también al cocinero. 

-¿También le paran más por la calle?

-No, a nivel de calle no se ha notado tanto. En ese aspecto puedo sentirme contento de que no me molesta en ese sentido mi aparición pública en TV. Paso discretamente por la calle y no me agobia nadie. 

-¿Creía que iban a llegar estos cinco concursantes a la fase final?

-Tres de ellos sí estaban entre mis favoritos. A lo mejor esperaba que Carlos estuviera también en la final, o Inés, pero al final el programa va poniendo a cada uno en su sitio y no todos se adaptan a las pruebas de igual forma. Yo creía que Carlos iba a ser un finalista y el último día le salió un plato con mucha denia, que se quedó a medias, y no llegó al final. Cada prueba es diferente.

-¿El que gane al final será el mejor cocinero?

-Sí, yo creo que el ganador de 'Top Chef' es un todoterreno, para ganar este programa hay que ser un cocinero muy completo. 

Comentarios