viernes 24.01.2020
Juan y Medio

"Si ahora hay tanta gente educada en el mundo es gracias a la TV"

El presentador, todo un ídolo en Andalucía, vuelve a dar el salto a las televisiones generalistas y lo hace por partida doble, con Poder Canijo, para La 1 de TVE, y con El amor está en el aire, para Antena 3

Juan y Medio.
Juan y Medio.

-En Poder Canijo han dado la vuelta a la tortilla y son los profesores los que están a examen...

-Nunca es un examen, es una demostración de sabiduría, de metodología, con una participación enorme de los niños pero al mirarlos a ellos vemos a los profesores, que son los que merecen todo el respeto y ayuda. 

-Vuelve a trabajar con niños...

-Es el 'poder canijo', el de incorporarse a las nuevas tecnologías con ayuda de estos profesores que han hecho un proceso de reciclaje espectacular para no quedarse atrás. Ellos se ríen o te atienden porque les interesa, son muy auténticos, es como los abuelos, que te dicen que eres más feo que en la tele porque les importas tres leches. Yo soy un niño cuyo cascarón va degenerando, y lo sé porque si veo un charco me gusta pisarlo, si le doy una patada a un bote lo flipo, una bicicleta cuesta abajo no tiene precio.

-¿Cómo era Juan y Medio en el colegio?

-No gamberro, pero sí travieso, inquieto, hiperactivo y bastante estúpido, insoportable, tenía curiosidad por todo y quería saber de todo. Tengo un recuerdo hermoso de todos mis profesores. Reconozco que cuando veo cómo son tratados los alumnos de hoy, los medios de que disponen, cómo se les escucha y pregunta y se les trata, tengo una envidia muy sana y sueño con que un día todo esto de la tele se acabará y juro que lo primero que haré será ir a matricularme en algo que me guste para seguir estudiando, ojalá hasta el día en que me muera.

-¿Qué puede aportar Poder Canijo a la TV?

-Hablar de educación en un programa familiar y entretenido, respetuoso, blanco y en una tv pública. Es una revolución, porque parece que TV y educación es una contraposición constante, algo que es injusto porque nunca ha habido tanta gente educada en el mundo gracias a la TV. La educación es lo único que nos puede salvar del mundo en el que estamos. 

-¿Qué es lo que más le gustó del formato?

-Me enamoró que los profesores parecen no estar visibles para el resto de la sociedad, se nota en una carencia de medios, en la opinión que tenemos de ellos, en la exigencia. Antiguamente cuando suspendías la culpa la tenía el alumno y ahora la tiene el profesor, y esto es injusto porque incluso han sufrido agresiones. El profesor lo es todo, es el que tiene, junto a la familia, el futuro de nuestros hijos en sus manos y no entiendo por qué no son lo primero de la nación. Son un estandarte de cómo se desarrolla la inteligencia en un país. No lo diga, pero yo lo haría gratis, incluso pagaría un poquito, porque dignifica mi trabajo estar con gente así.

-¿Pero por qué sin embargo se dice ahora que cada vez hay menos cultura entre los jóvenes?

-Siempre hay gente que miente y manipula, nunca ha habido más cultura, y no sólo por el número de títulos. La TV está llevando hasta cómo se hacen las migas en Zaragoza y lo saben en Vancouver. La TV está informando y cuando ves que tu vida depende de que la cabra no se ponga mala y que en otro lado puedes ser feliz y hacer feliz a tu familia en otro mundo... Nunca ha habido más acceso a las bibliotescas o universidades, y encima está internet. Tiene más fuerza la noticia negativa, pero ni mucho menos es verdad. 

-¿Cree realmente que a la TV le interesa educar?

-Si no le interesa, que le interese. La corrupción, la contaminación del medio ambiente, la destrucción de los monumentos, la violencia de género... todo es por mala educación o por carencia de ella y la única manera de reflotar este barco, lleno de vías de agua, es ir tapándolas con gente educada y verá usted cómo este país sale adelante. Es que nos falta educación, no le hemos dado importancia. Hay gente que te puede servir la comida con las uñas negras, otros que se dirigen a mayores tuteándolas... falta cortesía, urbanidad, educación. A pesar de que hay muchos que digan que la TV es de la gama marrón, yo creo que aporta mucho a la historia de la humanidad y yo trabajo en ella con la esperanza que alguien se quede con alguno de los valores que trato de transmitir, que van inoculados con la risa, la broma, la ironía

-Se ha hecho esperar su regreso a una TV generalista...

-Es que estoy muy a gusto donde estoy. Yo prefiero ser cabeza de ratón a cola de león, no tengo que demostrar nada, trabajo para mis compañeros, mi gente, mi tierra... Si te llaman y es algo así estupendo, o lo de Antena 3 y los sentimientos que voy a hacer, pero me gusta el trato con las personas. 

-Supongo que también es menos estresante hacer un programa en Andalucía...

-Siempre es menos estresante cuando no es en directo, pero éste me fascina. A mí me vienen crisis de ir en directo, me provocan estados de ánimo que en algún momento van a salir. Tengo que reconocer que sí, que te genera menos estrés cuando no es en directo, pero a estas alturas de mi vida la TV no condiciona mi vida, lo veo como un apéndice de todo lo que me interesa.

Comentarios