lunes 25.05.2020
VIOLENCIA SEXUAL

Uber corta por lo sano

Un caso de acoso sexual dentro de la empresa se ha convertido en el último gran azote para la compañía de transporte privado, que ha despedido a veinte de sus empleados y advertido a otros treinta después haber realizado numerosas investigaciones con el exfiscal Eric Holder

Uber está logrando implantarse en muchos países. Su buena imagen es fundamental para la expansión. | ED
Uber está logrando implantarse en muchos países. Su buena imagen es fundamental para la expansión. | ED

Uber no quiere más escándalos en su empresa. La compañía de transporte privado ha tomado la decisión de despedir a veinte de sus empleados y advertir a otros treinta tras llevar a cabo numerosas investigaciones sobre el acoso sexual que la extrabajadora Susan Fowler sufría día a día en la empresa y del que dio parte en el pasado mes de febrero. Su blog era el escaparate perfecto para el desahogo de esta mujer, ya que a través de él hablaba sobre la discriminación y los malos tratos psicológicos que sufría en su entorno laboral.

A pesar de que Fowler se reunió con los jefes superiores de Uber para tratar el asunto y llevar su caso a los recursos humanos, las malas conductas eran consentidas por las grandes capacidades de los empleados dentro de la empresa. El exfiscal general Eric Holder fue el encargado de llevar el caso tras solicitar sus servicios la compañía de transporte privado.

Tras pasar cuatro meses, se han detectado un total de 215 casos de acoso sexual, de los que 57 de ellos se encuentran en proceso de revisión. Hasta la fecha no han salido a la luz los nombres ni puestos de trabajo de los despedidos por Uber, pero lo que sí ha quedado demostrado es que algunos de ellos ocupaban altos cargos dentro de la empresa.

A esta grave situación por la que atraviesa Uber hay que añadir la reciente salida de Gautam Gupta, el máximo responsable financiero de la compañía; y el despido de Anthony Levandowski, una gran incorporación de la empresa que fue contratado para dirigir los proyectos del coche autónomo y que hace tan solo una semana fue despedido tras no querer colaborar en una investigación en la que se le acusa de sustraer documentos secretos a Google, la empresa de la que procedía antes de firmar por Uber.

En este contexto, la empresa de transporte privado se ha puesto manos a la obra y ha contratado a dos grandes profesionales con el objetivo de dotar de prestigio a la compañía. Bozoma Saint John, ejecutiva de Apple Music, estrenará cargo a medida y Frances Frei, profesora en Harvard Business School, se ocupará de dirigir Uber en el ámbito estratégico desde la vicepresidencia. Con estas grandes incorporaciones la compañía espera recuperar la estabilidad que tanto tiempo lleva buscando.



Comentarios