miércoles 11.12.2019
Ciudad y movilidad

Quién usa el carsharing

El carsharing es un nuevo modelo de movilidad urbana, sostenible, individual y flexible que cada vez está siendo más y más utilizado en las grandes ciudades.

Quién usa el carsharing

El carsharing es un nuevo modelo de movilidad urbana, sostenible, individual y flexible que cada vez está siendo más y más utilizado en las grandes ciudades.

Por ejemplo, en Madrid ya son más de 200.000 los conductores que confían en la flota completamente eléctrica de car2go, empresa que ha introducido el modelo de carsharing flexible tanto en España como a nivel global. car2go ofrece su servicio de carsharing a más de 3 millones de usuarios de ocho países en tres continentes.

Emov, Bluemove, Respiro completan el negocio de «carsharing» en la capital y las empresas de este sector se han multiplicado, que ya no abarcan únicamente coches y se extiende a las motos

Una de las grandes particularidades del carsharing flexible es la gran cantidad de usuarios diferentes con los que cuenta, ya que supone un servicio muy versátil que soluciona una gran cantidad de necesidades diferentes para distintos perfiles. car2go ha querido resaltar los 5 principales perfiles de usuario que ha detectado en Madrid:

El urbanita 

Se trata de mujeres y hombres jóvenes que viven en el centro de las ciudades, que han decidido olvidarse de tener un coche en propiedad, con todos los gastos que conlleva, y apostar por el carsharing flexible. A veces van en metro, otras veces usan la bicicleta y otras veces vehículo.

El turista 

Llega a una ciudad nueva y gracias al carsharing tiene un coche a su disposición siempre que lo necesita, para poder desplazarse y conocerla a fondo. El registro con un carnet de conducir europeo es fácil de llevar a cabo en pocos minutos a través de la app gratuita de las compañías. Los usuarios que ya utilizan el vehículo en otro país europeo pueden simplemente reservar un vehículo en Madrid con su cuenta.

El usuario corporativo 

Los hombres y mujeres de negocios se desplazan muy a menudo por la ciudad para acudir a reuniones y encuentros de trabajo. El carsharing ofrece una forma sencilla y barata de contar con una amplia flota de coches a disposición de la empresa o del profesional que lo necesite.

El de fin de semana 

Aparcar un fin de semana por la noche en el centro de la ciudad es misión prácticamente imposible y a ciertas horas el transporte público es insuficiente. Los smart , de dimensiones muy reducidas y muy fáciles de estacionar, se han vuelto su mejor aliado para los fines de semana con planes de cine, cena y baile.

El de los recados 

Para ir de compras, para recoger un traje del tinte, para arreglar unos papeles con la Administración, o incluso para ir a comer a casa de tu madre los domingos, este usuario ha visto en el carsharing flexible su salvación para no tener que ir siempre cargado de aquí para allá en el transporte público.