lunes 14.10.2019
Empresas

¿Qué tener en cuenta antes de comprar o alquilar una vivienda?

Cuando nos vemos ante la tesitura de elegir invertir para un futuro son muchos los interrogantes que vamos a tener

¿Qué tener en cuenta antes de comprar o alquilar una vivienda?

Es decir, ¿Alquilamos o compramos una vivienda? Al igual ocurre si tenemos un negocio ¿Compramos o alquilamos un local? Y si decidimos comprar, ¿Qué debemos tener en cuenta? Como podemos ver, elijamos la opción que elijamos vamos a tener varias cuestiones que resolver antes de tomar una decisión, puesto que es algo que nos va a afectar a largo plazo, no es ideal tomar una decisión de manera precipitada, si no que deberemos sopesar los pro y contras y analizar nuestra situación y necesidades reales. 

¿Qué decisión es la que más nos conviene? ¿Qué tener en cuenta?

Primeramente, deberemos plantearnos si lo que queremos es comprar o alquilar, esta tesitura la vamos a tener tanto para nuestra casa como si queremos alquilar oficinas Madrid para iniciar o expandir un negocio. Es decir, que la idea de comprar o alquilar surge con todas las cuestiones que nos planteemos. Debemos tener en cuenta que la adquisición de una vivienda es una de las decisiones más importantes que vamos a tomar a lo largo de nuestra vida, pues no va a ser una inversión pequeña, así que será algo que nos acompañará a largo plazo, es necesario por tanto meditar bien las opciones para tomar la mejor decisión posible. Tanto alquilar como vender tienen sus ventajas, por eso es necesario que valoremos nuestra situación personal, así como nuestras necesidades a fin de medir bien qué decisión es la que más nos interesa. Podemos contar con la ayuda de Internet que hoy en día es tan útil para todo tipo de cosa, y no iba a ser menos en esta ocasión, podemos encontrar la Guía de compra de propiedades de Lamudi, que nos va a aclarar innumerables dudas a la hora de comprar nuestro hogar, y es que son muchos los factores que tenemos que tener en cuenta: las características estéticas, su estructura, calidad de los materiales, estado de la construcción, posibles arreglos o mejoras, potencial de la vivienda, y mirar la cuestión burocrática y económica, puesto que siempre tendremos que pedir una hipoteca, así que esto es algo que también deberemos de mirar. En cualquier caso, son muchos los detalles que pueden escapar a nuestro control, pero gracias a la ayuda de guías como esta lo vamos a tener mucho más sencillo a la hora de comprar una casa, piso u oficina. 

Ventajas de la compra frente al alquiler de una vivienda

Es claro que cada una de estas opciones tiene unos pros y contras, pero si al final nos decidimos por adquirir nuestra propia casa, debemos saber qué ventajas vamos a tener. Principalmente es que vamos a pasar a ser propietarios de nuestro hogar (con todo lo que ello conlleva), vamos a poder tenerla a nuestro gusto, haciéndole los arreglos o mejoras que creamos convenientes, por supuesto debemos saber que es una inversión a largo plazo, así pues, con el paso de los años irá ganando en valor, sobre todo si le realizamos arreglos y mantenimientos regulares. Si lo hacemos bien y lo gestionamos adecuadamente nos puede salir el gasto fijo mensual más barato que pagar un alquiler, y al final esto será algo nuestro. Si pasado un tiempo decidimos mudarnos siempre tenemos la opción de alquilar para seguir pagando la hipoteca, bastará con dejarlo en manos de profesionales que cuelguen sus carteles para inmobiliaria y en poco tiempo veremos que le sacamos un gran rendimiento a nuestra propiedad. En cualquier caso, el hecho de tener nuestro propio hogar es sinónimo de crecimiento, superación e ir logrando metas en nuestra vida, sí que es cierto que tendremos que hacer frente a los gastos propios del mantenimiento, así como los impuestos y facturas, pero al fin y al cabo lo que invirtamos en ella es algo que en el futuro será nuestro.