jueves 24.10.2019
¿Conoces todos los usos del tejido técnico?

Los tejidos técnicos no se limitan a prendas textiles

Los tejidos técnicos no se limitan a prendas textiles. Están presentes en invernaderos, neumáticos y fábricas, aunque no cabe duda que el mundo de la moda, en especial de la ropa deportiva, aprovecha los adelantos en nuevos materiales

Los tejidos técnicos no se limitan a prendas textiles

Los equipos de protección individual (EPI) son uno de los grandes beneficiados del auge de esta industria en España, al poder cambiar algunos materiales antiguos por algún tejido elástico con las mismas funciones protectoras pero mayor capacidad de maniobra y comodidad para el trabajador.

Ya desde el 2014, cuando el escaso crecimiento económico del país no se debía a las industrias en general, la fabricación de tejidos técnicos era un caso aparte. Año tras año se observa en España un aumento de la producción y de las exportaciones de estos materiales, pero también de las importaciones. A nivel mundial también se constata este crecimiento, que se estima que será de un 5-6% hasta el 2020.

La supuesta paradoja del aumento de importaciones y exportaciones observado en varios países, muchos de ellos europeos, se debe a la especialización de las industrias, algo necesario para mejorar los costes de producción y ser más competitivos. La variedad de tejidos técnicos y sus aplicaciones son tan diversas como para no ser económicamente viable que un país intente autoabastecerse de todos ellos.

En un país con larga tradición en lo referente a la fábrica de tejidos, el decrecimiento en la industria textil tradicional se debe, entre otros motivos, a la sustitución de algunas de estas fábricas por otras que manufacturan los materiales más novedosos y demandados. En el mundo de la moda, por seguir con un sector importante en España, los diseños incluyen cintas elásticas y rígidas con diferentes acabados visuales o telas con protección térmica, pues el sector de la moda deportiva de calidad se ha abaratado y ya no es un lujo destinado a deportistas de élite.

El mundo de la ortopedia también aprovecha los avances en la ciencia de materiales: tobilleras o rodilleras poco aparatosas, férulas que permiten apoyar un pie fracturado o nuevas plantillas, el salto ha sido cualitativo.

Tejidos óptimos para el trabajo

En el sector de los EPI, la seguridad y la higiene es donde el usuario de a pie puede haber experimentado una mayor revolución y modernización. No hablamos de uniformes, sino de vestimentas de trabajo que, ante todo, debe proteger. Hasta hace un par de décadas muchos de los equipos de protección individual restaban habilidad y capacidad de maniobra al trabajador y esto se traducía en accidentes laborales de mayor o menor importancia. La incorporación de estos nuevos materiales a los equipos de trabajo consigue una mayor seguridad y comodidad así como en un aumento de la eficiencia en algunos puestos que, a su vez, repercute en la productividad.

En España, algunos de los fabricantes de equipos de protección individual han ampliado sus plantas para producir ellos mismos el o los materiales más utilizados y vender los excedentes a negocios más pequeños.

Parece ser que el nicho de mercado de los tejidos técnicos seguirá en crecimiento durante unos años, tanto por las ventas de los productos ya existentes como por la incorporación al mercado de nuevos materiales en los que ya se está investigando.

Comentarios