viernes 19.07.2019
Ocio y aventura

Tamarit Motorcycles, la empresa española que “customiza” motos Triumph

Tamarit Motorcycles, la empresa española que “customiza” motos Triumph

En España tiene su sede una importante empresa de “customización” de motocicletas capaz de convertir las Motos Triumph en vehículos adaptados a estos nuevos tiempos. Las motos Triumph son grandes protagonistas dela historia del motociclismo en Reino Unido y en Europa durante el siglo XX. La presencia de empresas como Tamaryt Motorcycles devuelve a las motos Triumph ese protagonismo que tuvieron durante la segunda parte del siglo XX.

El duro trabajo de esta empresa desde hace años le ha permitido consolidarse como todo un referente en la personalización de motos Triumph. Lo que comenzó como un sueño de unos amigos para darle rienda suelta a su nostalgia y pasión por las motos se ha convertido en la actualidad en un equipo en el que trabajan 12 personas.

Tamarit Motorcycles inició su andadura en 2015. En solo cuatro años, han logrado asentarse como el mayor constructor de motos personalizadas en el mundo. Nadie cuenta en la actualidad con un catálogo de motos personalizadas como el de Tamarit Motorcycles, con más de 50 motos Triumph diseñadas de manera original y única. No existen dos motos iguales, lo que asegura la personalización total.

Esta empresa trabaja con en tres líneas de negocio bien diferenciadas: las motos, las piezas para las motos que fabrican de manera artesanal en España y la línea de ropa. Con las motos y piezas han logrado escalar en el mercado internacional, vendiendo en más de 40 países. Para potenciar la venta de ropa online y offline, todas sus novedades las presentan en su Showroom localizado en Elche.

Una empresa consolidada en Europa

El auge de las motos Triumph, y en especial del estilo Cafe Racer tiene como gran impulsor  esta empresa. Tamarit Motorcycles ha realizado motos para clientes en Italia, Francia y también en Estados Unidos, algo que le ha llevado a ser considerada como una de las grandes empresas en el mundo en la personalización de motocicletas.

Los más de 50 modelos de motos Triumph con los que cuenta la empresa en estos momentos responden a las necesidades y los gustos de todo tipo de clientes, pero la confianza que los clientes depositan en Tamarit se sostiene en gran medida en el trato personalizado y directo con los clientes, pues el equipo de esta empresa mima en cada proyecto todos los detalles de la customización, para conseguir que cada motocicleta sea única cuando salga a la calle.

La Triumph Boneville, la más deseada por los clientes

Tamarit Motorcycles trabaja con decenas de modelos de motocicletas Triumph, pero sin duda la Triumph Bonneville es una de las más populares. La Triumph Bonnevillie aparece a ojos de muchos apasionados del motor como una motocicleta versátil y muy polivalente. La empresa ofrece un amplio catálogo de piezas artesanales para Triumph Bonneville que hacen de cada motocicleta un ejemplar único y exclusivo.

En Tamarit Motorcycles, todas sus motocicletas están customizadas teniendo como modelo la base de las Triumph Modern Classics de la marca inglesa, que sin duda es todo un ejemplo a seguir en cuanto a diseño y relevancia en el mundo del motor.

Este modelo, icono del motociclismo británico en la segunda mitad del siglo XX, siempre que una moto accesible y versátil para diferentes situaciones. Las diferentes versiones que aparecieron a lo largo de los años están representadas en los diferentes modelos que pone a disposición de sus clientes Tamarit. Así, los estilos más clásicos como Alfa o Yunque se enfrentan a otras versiones un poco más canallas, más atrevidas, como la Ronin o la Superstar que destacan por su colorido y por la intención de romper los moldes.

Recuperar el estilo Cafe Racer

La gran apuesta en los inicios de Tamarit Motorcycles, y lo que le ha permitido asentarse como una empresa reconocida en el mercado internacional, es su firme intención de recuperar el estilo Cafe Racer. Las motos Cafe Racer fueron muy populares en el Reino Unido y Europa en la década de los 50 y los 60. Más que motos Cafe Racer, lo justo sería hablar de estilo de vida Cafe Racer.

Este estilo de vida se distingue por un interés desmedido por el motor y la velocidad. En los últimos años, cada vez son más apasionados del motor los que quieren recuperar esta filosofía de vida y esta estética, al menos a través de las motos. Para ello, las motos Triumph reflejan casi con exactitud precisa esta estética.

En Tamarit Motorcycles se encargan de transformar proyectos de clientes, lo que ellos esperan de sus motocicletas para convertirla en el vehículo de sus sueños. Pero es importante señalar algo, todas las transformaciones siguen en gran medida esa inspiración de las motos Cafe Racer que fueron tan populares en los años 50 y 60.

Piezas de la moto y elementos como los colines, los escapes bajos en forma de cono, los semi manillares y todo aquello que rememore esa filosofía en la que los propietarios de estos vehículos perseguían más la velocidad y la simpleza en los diseños que la comodidad sobre las motos.

En esas décadas tras la Segunda Guerra Mundial, tener un coche era todo un artículo de lujo, de modo que muchos jóvenes expresaban su rebeldía mediante sus motocicletas Cafe Racer. En la actualidad, con una situación afortunadamente mucho más calmada, lo que buscan desde Tamarit Motorcycles es únicamente recuperar este aspecto estético y esa pasión por el mundo del motor.

La empresa trabaja por encargo, de modo que sus transformaciones y proyectos son a petición del cliente. Las motos fabricadas en serie son todas diferentes. Desde Elche, este taller tiene el honor de ser el máximo constructor de Motos Triumph en el mundo,  más de 50 proyectos personalizados y únicos de motos cafe racer.

Desde Elche exportan hasta el mundo ingenio, creatividad y pasión por las motos. A sus cuidados espacios web se añade también su espectacular showroom donde muestran su línea de prendas y accesorios y su área de exposiciones, en la que los asistentes pueden ver el resultado de sus motos customizadas.

Comentarios