Jueves 20.09.2018
Hostelería profesional

El respaldo para el buen degustar

La productiva actividad de la hostelería, que cada año acoge a más profesionales en el área, siendo una de las más dignas y estables fuentes de empleo en nuestro país, además de ser el portal donde se da la bienvenida, estancia y despedida al turista y al ciudadano residente, se ha consolidado con productos de primera para ser parte del mundo de hoy.

“El correcto funcionamiento de los equipos de hostelería, definen lo que es un ayudante de cocina: preciso, trabajador y aplicado a la tarea que le corresponde; para que los comensales sientan calidad al probar, la calidad ha de estar por completo tras esos alimentos”.- Tiago Oramas, Chef profesional.

Y es que la maquinaria para hostelería profesional rapidez, durabilidad, control, multiplicidad y diseños, además de materiales, resistencia, innovación, que aumentan su calidad en tantos equipos electrónicos, manuales, de mobiliario y de producción en masa, hacen de la hostelería un mundo de prestancia y categoría en realidad muy incluyente.

Sea pues en grandes, medianas o pequeñas empresas, el uso de los innovadores elementos que conllevan las máquinas profesionales crea una heterogeneidad apropiada para satisfacer a los usuarios en toda magnitud de proporciones o viandantes. Radica pues la importancia de usar maquinaria profesional para poder producir en masa, pensando en macro y en la necesaria estabilidad de la confianza de los consumidores. Un negocio lento o varado por usar maquinaria de dudosa calidad o casera, significaría el fin de un negocio, que demostraría no tener entrega ni profesionalismo, ni ver al negocio como tal.

El uso de cocinas industriales profesionales, por ejemplo, permite a los chefs, cocineras, ayudantes, realizar platillos variados y cumplir las órdenes con máximo rendimiento, trabajo continuo, manipulación de utensilios con comodidad, permitiendo cumplir con los comensales prontamente.

En el servicio de restauración (conocido también como catering), la prontitud e innovación son factor preponderante para cumplir las exigencias propias de quienes solicitan esos traslados y lo que sería casi una “comida rápida”, pero mucho mejor elaborada y conservada. Allí y en los negocios formales, son las Freidoras industriales las más apropiadas, por higiénicas, amplias y de alta presión para una cocción veloz y concreta.

El mundo de la hostelería es un trabajo integral y cíclico. En ello también influye la pulcritud, ajustada al dinamismo del personal en la preparación de los alimentos y bebidas. Para un trabajo pulcro, nada como un lavavajillas industrial, cuyos compartimientos, grifería, soporta y regula la presión del agua, dispensadores de jabón y algunos modelos traen unidades herméticas que facilitan la limpieza; se hacen parte importante en el arduo trabajo de las hostelerías.

Detalle a destacar es que la limpieza y orden en las hostelerías es el primer punto de elogio por los usuarios, lo que se traduce en recomendaciones a otras personas y buena puntuación en las redes sociales, además de sus servicios y atenciones.

Cada negocio crece acorde con el profesionalismo de sus empleados y con la maquinaria profesional a la altura de los mismos. Esta fusión es la que ha demostrado ser garantía de éxito en toda empresa, sin importar su tamaño.

“Para ver a su inversión crecer, debe invertir en lo verdaderamente eficaz; jamás se ha podido lograr el triunfo utilizando lo menos rendidor; lo barato siempre sale caro y lo que se cree caro pero es productivo, demuestra ser un costo razonable y satisfactoriamente rentable”. Xavier Ruiz, administrador con experiencia en hostelería. 

La hostelería, cabe bien recalcar, es la muestra del potencial de un país; queda pues el deber de demostrar que la humildad, eficacia, prontitud e innovación, entre otros, son parte del nuestro.