lunes 6/12/21

Recurso ante el Tribunal Supremo: Ardua labor de un abogado penalista

¿Cuál es la importancia de elegir un buen abogado penalista? Quien ejerce la defensa jurídica es determinante. Dos de cada tres recursos de casación que se presentan no son admitidos por la propia sala del Supremo.

Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo es la más alta instancia judicial en España, la última oportunidad para hacer valer la inocencia de una persona, y por ello nos enfrentamos ante uno de los grandes retos del mundo judicial, siendo los recursos de casación ante el Tribunal Supremo una de las instancias jurídicas más complejas a los que nos podemos enfrentar, sin olvidar tanto las tasas judiciales –a excepción de la vía penal- como las minutas de los despachos de abogados, siendo esencial buscar siempre a un abogado experto para presentar nuestro caso ante la sala.

Pero para quienes hemos pisado alguna vez un juzgado sabemos que lo más importante no es cuanto nos costará el procedimiento, sino acudir a él con garantías de victoria, ya que de poco sirve que tengamos un precio “ganga” si nuestras posibilidades de ganar son una lotería incierta.

No se puede despreciar que para acudir a esta sala, compuesta de magistrados de altísimo nivel jurídico y una dilatada experiencia, es muy importante acudir de la mano de abogados expertos en recursos de casación.

¿QUÉ ES UN RECURSO DE CASACIÓN?

El recurso de casación es una apelación extraordinaria ante el Tribunal Supremo, por sentencias firmes de los juzgados inferiores. Pero no debemos entenderlo como una nueva apelación, no es una tercera instancia, sino que se aplica en casos muy concretos en los que se haya vulnerado el interés casacional, es decir, basado únicamente en cuestiones de derecho.

ALTO NIVEL DE FRACASO ANTE EL TRIBUNAL SUPREMO

Aproximadamente el 70% de los recursos de casación que se presentan no son admitidos por la propia sala, ya que el ser buen abogado no significa ser el mejor abogado casacionista, y sería justo afirmar que el Tribunal Supremo es uno de los pocos tribunales inaccesibles para la mayor parte de los abogados.

Esto obliga a los despachos que quieren adentrarse en este mundo a estar hiperespecializados en esta materia, o a sumar expertos dada la ocasión, no siendo muy habituales los despachos profesionalizados en la materia.

Uno de los que ha saltado a los medios recientemente es Ospina Abogados, por haber conseguido un mediatizado recurso de casación en el que lograban que el Tribunal Supremo ordenara la repetición de un juicio para un condenado por violación a 12 años de prisión tras demostrar que en el juicio se aprecian “claros indicadores de inequidad en el desarrollo del juicio oral por una injustificada lesión de los intereses defensivos del recurrente al inadmitirse indebidamente un significativo conjunto de medios de prueba” sostenía el propio Tribunal Supremo, quien considera que el condenado no obtuvo un juicio justo ya que no se le garantizaron sus derechos procesales. Ahora el caso tendrá que repetirse cuando el condenado lleva encarcelado tres años en prisión preventiva y tanto él, como sus letrados, continúan proclamando su inocencia.

LA REDACCIÓN JURÍDICA DE ALTA PRECISIÓN SE TORNA EN PIEZA CLAVE

Existen muchos despachos de abogados famosos que han logrado la especialización en la materia, entre ellos el bufete Trallero, Choclán, u Ospina Abogados, quienes a preguntas de este medio reconoce que: “La casación requiere de una terminología propia que se compara con la oratoria por escrito. No todos los abogados están acostumbrados a la redacción jurídica precisa y ello desencadena en que las estructuras de los escritos o la exposición de antecedentes procesales no se comprendan con corrección y los magistrados se puedan cuestionar el porqué de ese recurso de casación” nos expone el abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, quien junto a su compañera Beatriz Uriarte están demostrando una consolidación en la materia al obtener dos victorias en el alto tribunal en lo que llevamos de año 2021.

CUANTO CUESTA PLANTEAR UN RECURSO DE CASACIÓN

Esta pregunta es igual de compleja que si planteáramos cuánto cuesta una operación a corazón abierto. Depende de los abogados, el caso, y muchos otros factores, recordando que los profesionales pueden fijar libremente sus minutas, siempre que exista acuerdo con el cliente, y en ese acuerdo no puede pasarse por alto la complejidad del caso, la reputación del letrado o lo que esté en juego para el cliente.

Pero no debemos dejarnos engañar por cantos de sirena, ya que si requerimos un abogado especialista en recursos ante el Tribunal Supremo, el precio debe ser un factor secundario si buscamos tener éxito. Encontrar la seriedad y el profesionalismo que su caso necesita debe ser nuestra primera meta para tener garantías reales de triunfo, ya que de poco nos servirá contratar un letrado valorando únicamente el aspecto económico si nuestro caso ni tan siquiera es admitido por la propia sala, más nos hubiera interesado invertir un poco más y que nuestra compleja situación estuviera sobre la mesa con las mayores posibilidades de resolverse favorablemente para nuestros intereses.