Domingo 16.12.2018
Ahorro en el hogar

Razones para apostar por un buen lavavajillas

La razón principal, evidentemente, está en la higiene: seguro que tienes ya muchos amigos y familiares que te han preguntado en numerosas ocasiones por qué no te decides de una vez por todas en comprar un buen lavavajillas

Desinfectar y limpiar en profundidad una vajilla no es tan fácil como parece; un lavavajillas trabaja con temperaturas que difícilmente podríamos soportar lavando a mano. Un lavavajillas alcanza los 65 grados, eliminando por completo todo tipo de elementos nocivos para la salud, como los temidos gérmenes. La desinfección es absoluta; de hecho, en las cocinas industriales se suele usar un buen lavavajillas para garantizar la higiene al cliente.

Por otra parte, a diferencia de lo que se pueda pensar, supone un gran ahorro económico. Actualmente, podemos encontrar en el mercado modelos que apuestan por un bajo consumo de energía y agua. La consecuencia inmediata es que apenas vamos a notar el incremento en la factura. Tan solo en agua, este electrodoméstico nos ahorra hasta un 70% del consumo si lo comparamos con fregar a mano y dejar correr el grifo.

A esto se añade el cuidado y el compromiso con el medio ambiente que adquieren ya la mayoría de marcas: menos consumo de agua y energía supone un gasto menor de los recursos naturales.

Ahora bien, a la hora de comprar un lavavajillas, la variedad y la enorme oferta de mercado puede resultar algo estresante. Nos asaltan numerosas preguntas como ¿Qué criterios debemos tener en cuenta? ¿Cuál nos conviene más? Es necesario un leve estudio y pensar en nuestras necesidades. Es necesario saber qué tipo de lavavajillas necesitamos: cuidado con no adquirir un lavavajillas demasiado grande; la clave está en mirar el número de cubiertos para el que está diseñado, no en el tamaño. Debes asegurarte, de igual modo, que tu nuevo lavavajillas dispondrá de diferentes programas de lavado.

En primer lugar, recurrir a un fabricante de confianza puede solucionarnos parte del proceso. Es el caso de los lavavajillas de LG, el consumidor tiene la ventaja de introducir la inteligencia artificial (SmartThingQ) en su propio hogar; una aplicación muy sencilla que hace posible una casa conectada.

Otra ventaja del lavavajillas LG es la comodidad que proporciona el método EasyRack Plus, que ofrece una carga fácil y una mayor flexibilidad. Contiene repisas ajustables para colocar más artículos.

 Otra razón de fuerza para apostar por el lavavajillas LG está en el motor Inverter Direct Drive, que proporciona diez litros de de espacio en comparación con los lavavajillas convencionales. Además de contar con un diseño innovador y ahorrar una enorme cantidad de energía, este sistema actúa de forma silenciosa. A esto se añade la opción QuadWash, que realiza una limpieza a fondo desde todos los ángulos y consigue una mayor eficiencia en el lavado.

En resumen, apostar por un buen lavavajillas puede ser muy determinante para facilitar nuestro modo de vida, en parte, por la cantidad de tiempo que ahorramos; encontrar solución a una vida cómoda es algo muy sencillo con los electrodomésticos LG.